*

X
Agencia realiza un estudio sobre la satisfacción de los usuarios de Internet en México al respecto del servicio que las compañías proveen.

Uno de los posibles puntos débiles de Internet se encuentra en que, pese a todas sus bondades, el usuario se encuentra a merced de un proveedor que le suministre el servicio. En países como China o Egipto durante los meses de agitación que culminaron con la salida de Hosni Mubarak de la presidencia, esta contrariedad se ha hecho patente cuando en complicidad con gobiernos de corte autoritario, las compañías poner en marcha procedimientos que obstaculizan o impiden el acceso a la red.

De ahí que sea importante conocer el estado que esta infraestructura guarda en nuestro entorno, en la manera en que localmente nos conectamos a Internet.

Recientemente, la agencia Aga Marketing evaluó la satisfacción de los usuarios de Internet respecto a las compañías que proveen este servicio, tomando las 6 más importantes que tienen presencia en todo el país, a saber: Telmex, Axtel, Cablevisión México, Cablevisión Monterrey, Megacable y Total Play. Dice la agencia:

[…] para el usuario mexicano, este servicio no acaba de estar bien; no acaba de transformarse para ser lo que él espera. Ya sea por el precio (que en general se percibe caro, como se manejó en un reciente estudio de la OCDE y liberado hace unos meses), por la velocidad de navegación, (que en casi todos los casos se percibe lenta), o por la forma en la que las empresas cobran, (que el cliente percibe como injusta, al no brindar una ecuación equitativa en la relación valor - precio).

Hace unos años, por ejemplo, igualmente se dio a conocer que en México el servicio de Internet costaba, en promedio, 100 veces más que en Japón, aunque la velocidad era 60 veces menor.

Los resultados que presenta el estudio de Aga Marketing se obtuvieron a partir de un índice de desempeño, en el cual se igualó el promedio de velocidad obtenida en el test online, entre la velocidad contratada y multiplicando esto por 100 (los detalles de la metodología, del muestreo y del estudio en general se pueden consultar en el archivo PDF disponible en este enlace).

Estas son las gráficas que resumen los datos recolectados. La primera corresponde a una velocidad de descarga de 2 a 5 Mbps y la segunda a 5 o más Mbps.

Velocidad de descarga de 2 a 5 Mbps

 

Velocidad de descarga de 5 o más Mbps

Comenta la agencia:

A la luz de los resultados de este estudio, la categoría aparece como la percibe el consumidor, un servicio con desempeño pobre, que claramente ofrece mucho menos valor del que debería.

Sin duda conocer este tipo de estudios nos sirve para que, como usuarios, reconozcamos esa debilidad antes mencionada de Internet y, quizá, seamos capaces de subvertirla.

Los senos de Kate Middleton, el tabú de la desnudez y la reducción del cuerpo a un objeto de consumo

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 09/11/2012

El insulso escándalo en torno a las fotografías que muestran a Kate Middleton, ahora perteneciente a la así llamada "familia real" de Inglaterra, revela las contradicciones de una sociedad cuya sobresexualización solo es síntoma de sus tabúes y la reducción que ha hecho del cuerpo humano a un objeto de consumo.

En semanas pasadas los medios mainstream estuvieron fascinados por las fotografías del pecho desnudo de Kate Middleton, la flamante Duquesa de Cambridge, obtenidas cuando esta vacacionaba con su esposo, el príncipe William, en una exclusiva zona costera del sur de Francia.

Como casi siempre sucede con estos incidentes, el hecho generó polémica, reacciones que de alguna manera, cuando se analizan fríamente, parecen absurda e incluso insignificantes, pero paradójicamente reales. Entre otras consecuencias, se dijo que el fotógrafo (o paparazzi, para incurrir en la jerga) que tomó las imágenes fue amenazado de muerte y, más allá del rumor, la revista que las publicó fue multada por la justicia francesa y obligada a entregar los originales a la así llamada “pareja real” (lo cual no impidió que otros medios, sobre todo europeos, compraran los derechos de reproducción y dedicaran decenas de páginas al asunto).

Sin embargo, como decimos, para algunos el escándalo es verdaderamente insustancial. ¿Por qué un par de senos puede generar tanta polémica? ¿No contradice esto el lamento moralino proferido por tantos a propósito de la sobresexualización de nuestras sociedades? ¿Por qué sociedades en las que la pornografía se encuentra a un clic de distancia el pecho desnudo de una mujer es tan escandaloso?

Por otro lado, si la fuente de la controversia es que la mujer fotografiada pertenece a una “casa real”, ¿no es esto todavía más disparatado? ¿Anacrónico hasta el sinsentido?

Florence Williams, colaboradora freelance del New York Times, Slate y otras publicaciones en línea, escribe:

Es solamente en sociedades donde cubrimos los pechos e los inflamos con caricaturescos sujetadores de relleno (¡levante y separe!), y donde desalentamos su función biológica —el amamantamiento— que estas glándulas salen de proporción en nuestras fantasías sexuales. Por eso no podemos soportar verlas desnudas en la futura reina.

El escándalo como un síntoma compartido que esconde el persistente tabú de la desnudez. Quizá también los efectos de haber reducido el cuerpo a un objeto de consumo por prácticas como la pornografía, en cualquiera de sus expresiones, comenzando por la voluptuosa chica del clima que en inexplicables vestidos entallados nos dice si será un día soleado o uno lluvioso.

El texto completo de Williams en Alternet.