*

X

Alcalde español roba alimentos perecederos para lo pobres

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/02/2012

Las acciones del alcalde de una zona rural de Andalucía han incomodado a las cúpulas del poder español, por ello ha sido intrincado, pero su lucha tiene como objetivo no confrontarlos, sino el bien común.

Desvanecer el estigma de corrupción y deshonestidad con el que casi todos los políticos viven, es una difícil tarea, pero para el alcalde de Marinaleda en Andalucía, España, no tanto: Este hombre, Juan Manuel Sánchez Gordillo, decidió expropiar alimentos de un supermercado para la población que no pueda pagar por comida.

Los distintos diarios de su país lo han llamado "El Robin Hood moderno", con la finalidad de que la población comprenda que estas acciones no son un robo, sino una especie de atino colectivo en el que los pobres resultan beneficiados, "No es robo sino equidad", dijo una de las beneficiadas por este nuevo plan de las autoridades locales. 

Lo que motivó a Sánchez Gordillo a emprender esta acción fueron las actuales contradiciones que imperan en el gobierno español de Mariano Rajoy: la polarización sectorial que alude a la acuñada frase de  "lo ricos más ricos, los pobres más pobres". 

La relación de Marinaleda con el Estado es complicada. Sanchez Gordillo ha sido reelecto por varios periodos, pero ha tenido abolir a su policía local. "No queremos a la policía aquí. Nuestro trabajo es voluntario. Luchamos juntos, hacemos nuestra vida juntos. Cuando plantamos árboles, también lo hacemos juntos". 

"Las utopias no son quimeras, son los sueños más nobles que las personas tienen. El sueño de la igualdad social. El sueño de que los recursos nacionales no están al servicio de las multinacionales, sino de la gente. Esto es lo que nos gustaría convertir en realidad", dijo el alcalde, quien no piensa cambiar su estrategia política.

[Guardian]

Te podría interesar:

"La religión ya no es suficiente": sorprendente declaración del Dalai Lama

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/02/2012

Uno de los líderes religiosos y espirituales más destacados de nuestra época, el Dalai Lama, posteó hace unos días en su cuenta de Facebook que en el mundo contemporáneo "la religión ya no es suficiente"

En el mundo moderno, el lugar de la religión se encuentra en perpetuo cuestionamiento, luego de haber perdido su preminencia como organizadora de la sociedad y aun del individuo. Y si bien en algunas zonas se confunde con la espiritualidad —que difícilmente puede expulsar total y radicalmente el ser humano—, es clara la crisis en la que esta se encuentra desde hace varios años.

En este contexto es posible entender un mensaje del Dalai Lama difundido hace un par de días en su cuenta de Facebook, en el cual asegura que la religión “ya no es suficiente” en este mundo. Este es el post completo:

Todas las religiones mayores del mundo, con su énfasis en el amor, la compasión, la paciencia, la tolerancia y el perdón, pueden y promueven valores internos. Pero la realidad en el mundo actual es que la ética fundamental de la religión ya no es suficiente. Por eso estoy cada vez más convencido de que ha llegado el tiempo de encontrar una nueva manera de pensar la espiritualidad y la ética más allá de las religiones en su conjunto.

Recientemente el Dalai Lama ha sorprendido por su cercanía a planteamientos científicos que podrían refutar creencias del budismo, particularmente los que se proponen desde la neurociencia, aunque preocupado siempre por aplicar positivamente estos descubrimientos tanto física como espiritualmente.

Se trata, en cierta forma, de una declaración polémica que, sin embargo, busca algún tipo de renovación armoniosa, pues de algún modo sugiere que hacer de este mundo un mejor lugar es una tarea no solo cotidiana y permanente, sino que va más allá de las entidades e instituciones que históricamente han monopolizado (en ocasiones para sus propios intereses) esta importante actividad que trasciende la realidad material.

Con información de io9 y The Huffington Post