*

X

El encuentro entre J.D. Salinger y Ernest Hemingway

Arte

Por: pijamasurf - 08/17/2012

Con tan solo un encuentro en el hotel Ritz de París, Ernest Hemingway y JD Salinger establecierno una extraña relación que se tejió entre la admiración y la traición.

 

París, 1944. A los 25, Jerome David Salinger estaba viviendo una terrible experiencia. De los 3080 hombres del doceavo regimiento de los Estados Unidos que habían llegado a Francia, justo en el famoso Día D, sólo una tercera parte había sobrevivido. 

El regimiento militar de Salinger fue el primero en entrar a París. El trabajo era sencillo: eliminar e interrogar a los colaboradores nazis. Mientras el joven hacía su trabajo, escuchó el rumor de que el escritor norteamericano con más prestigio en la actualidad estaba en la ciudad.  

 Tras la noticia, Salinger, que ya gozaba de buena reputación como escritor por sus textos cortos pero enigmáticos, fue en busca del novelista al hotel Ritz —al bar, por supuesto. Ahí estaba Ernest Hemingway con un vaso de whiskey en la mano.

El escritor norteamericano recibió a Salinger como un viejo conocido, confesando que ya conocía su trayectoria literaria. Tras horas de beber y conversar, poco a poco se desvanecía la imagen de macho colérico que estigmatizaba a  Hemingway. Jerome lo notaba como un "buen hombre". 

Días después del encuentro en el Ritz, Hemingway cuenta a un amigo muy cercano de "un chico de la cuarta división llamado Jerome Salinger" que, a pesar de formar parte de la milicia, muestra un rechazo hacia ella, pero una gran pasión por la escritura. 

Hemingway y Salinger nunca se volvieron a encontrar. Sin embargo, Jerome, un año después, le escribío una carta desde un hospital militar en Nuremberg en la que confesaba estar abatido por servir al ejército. 

"No había nada malo en mí, excepto que he estado en un constante abatimiento y pensé que sería bueno hablar con alguien cuerdo. Me preguntaron acerca de mi vida sexual (que no podía ser normal— gracioso!) y de mi niñez (normal).

Siempre me ha gustado el ejército… Hay muy pocos arrestos, han dejado de hacerlos en nuestra sección. Ahora estamos recogiendo a menores de 10 años si su conducta es desagradable, enojona." 

En los tiempos en que Salinger envía la carta, su salud mental ya estaba deteriorada por los embates de la guerra.

Su biógrafo Ian Hamilton sugiere que el texto no tiene que ser tomado en serio. Es, según él, “casi maniáticamente alegre”. Y es probable que tenga razón por que años más tarde, Salinger le dijo a su hija: “Uno nunca realmente consigue quitarse el olor a carne quemada, no importa el tiempo cuanto vivas”.

En 1946, en una partida de póker, J. D. Salinger comenzó a referir se a escritores de renombre, entre ellos Hemingway. De hecho él estaba convencido de que después de Melville,  no había buenos escritores estadounidenses; Hemingway por el contrario, se refirió a Salinger como uno de sus tres mejores escritores contemporáneos favoritos. Cuando Hemingway murió, una copia de “El guardián entre el centeno” permanecía en su biblioteca. 

[Huffington Post]

Te podría interesar:

Top 20: bandas de música más hipsters

Arte

Por: pijamasurf - 08/17/2012

Seguramente muchas personas se sentirán atacadas al oír mencionar que su banda favorita es hipster y que, además, su atracción tiene que ver más con otras coas que con su calidad musical. Sin embargo, no se trata necesariamente de llegar una conclusión sobre el talento muscial sino de compartir ideas que revelen nuevas alternativas sonoras.

Millones de hispters se han regodeado en la siempre polémica pregunta “¿Qué es la “buena” música? Según los adeptos, la música es parte esencial del universo y de la vida misma. Algunos se jactan de poseer los conocimientos para determinar tal canon. Sin embargo, muchas veces éste  conocimiento (seudo honoris causa) termina por ser una delusión que refleja todo lo contrario: un nulo conocimiento sobre la música.

La siguiente lista de LA TIMES trata de difundir los aspectos más banales de la música hipster; sin embargo, podemos jugar con paradojas y pensar que tal vez los mismos realizadores de la lista sean hipsters e incluso este sitio donde lees una lista sobre bandas hipsters sea hipster  (en un loop ad infinitum).

Pero antes de perdernos en estos meandros discursivos, pensemos que esta lista como un ejercicio de retroalimentación mental. O como una terapia bloggera de psicología inversa, para que los insultos de los comentarios se conviertan en flores.

Aunque en esta vida todo está en entredicho, y todo puede ponerse en duda, las siguientes bandas son consideradas por el LA Times como el epítome de la música hipster --alimentándose de bandas que antes de ellos ya lo habían hecho mejor. ¿Altera el sonido de la música oír que la música que oyes es hipster, o tus oídos están exentos de dichas clasificaciones? 

 

 

The Black Keys

Para algunos, la mezcla de blues con rock ha sido una verdadera genialidad, pero los detractores de esta banda alegan que precisamente ahí es donde radica su desatino: una vil copia del verdadero y nostálgico blues.

Tv on the Radio

Si bien algunos la consideran una interesante y novedosa propuesta; otros también la consideran original pero no precisamente por sus cualidades sonoras, sino por sus pésimas composiciones que nunca antes a nadie se le habían ocurrido.

 

Fun

Esta banda ha sido comparada con Queen, y aunque muchos no le dan el mote de hipster, su sonido es tan cliché como la famosa locución “Carpe diem”, aun bajo este estigma, su éxito “We are Young” resulta cool para los oídos.

 

MGMT

Su primer disco fue un grato descubrimiento, pero posteriormente su música tornó en una especie de experimento psicodélico-synth pop con notas pop. Una orgía para el post-raver que quiere toma drogas r a través de los otros y tener esposas supermodelos que son las esposas de personas que nunca conocerá.

 

Beach House

Sus canciones de tono suave pueden llegar a deleitar a muchos, pero, argumenta, el LA TIMES,  su propuesta llega a ser aburrida y muy repetitiva.

 

Beirut

 

Al principio, el sonido de las trompetas y los instrumentos de cuerdas puede parecer fascinante, pero una vez que comienza el canturreo del cantante, la canción termina por ser una contradicción entre  lo meliodoso y lo poco patético. 

 

Arcade Fire

Su última producción, The Suburbs, fue un gran éxito en la carrera de esta banda canadiense, pero la mayoría de sus canciones de los anteriores discos están atiborradas de tantos sonidos que termina por ser  una mezcla muy barroca difícil de digerir.

 

Bon Iver

Este músico es el ejemplo ideal de un hipster que, por razones casi metafísicas, decidió emprender un viaje hacia su interior, montando su estudio en un bosque donde nada ni nadie lo pueda molestar, pero al parecer este aislamiento solo sirve para producir cancions melosas con las cuales esos chicos de skinny jeans visualizan su döppelganger con una ternura que para ellos es espiritual.

 

[Ve la lista de las top 20 bandas hipsters]