*

X

El encuentro entre J.D. Salinger y Ernest Hemingway

Arte

Por: pijamasurf - 08/17/2012

Con tan solo un encuentro en el hotel Ritz de París, Ernest Hemingway y JD Salinger establecierno una extraña relación que se tejió entre la admiración y la traición.

 

París, 1944. A los 25, Jerome David Salinger estaba viviendo una terrible experiencia. De los 3080 hombres del doceavo regimiento de los Estados Unidos que habían llegado a Francia, justo en el famoso Día D, sólo una tercera parte había sobrevivido. 

El regimiento militar de Salinger fue el primero en entrar a París. El trabajo era sencillo: eliminar e interrogar a los colaboradores nazis. Mientras el joven hacía su trabajo, escuchó el rumor de que el escritor norteamericano con más prestigio en la actualidad estaba en la ciudad.  

 Tras la noticia, Salinger, que ya gozaba de buena reputación como escritor por sus textos cortos pero enigmáticos, fue en busca del novelista al hotel Ritz —al bar, por supuesto. Ahí estaba Ernest Hemingway con un vaso de whiskey en la mano.

El escritor norteamericano recibió a Salinger como un viejo conocido, confesando que ya conocía su trayectoria literaria. Tras horas de beber y conversar, poco a poco se desvanecía la imagen de macho colérico que estigmatizaba a  Hemingway. Jerome lo notaba como un "buen hombre". 

Días después del encuentro en el Ritz, Hemingway cuenta a un amigo muy cercano de "un chico de la cuarta división llamado Jerome Salinger" que, a pesar de formar parte de la milicia, muestra un rechazo hacia ella, pero una gran pasión por la escritura. 

Hemingway y Salinger nunca se volvieron a encontrar. Sin embargo, Jerome, un año después, le escribío una carta desde un hospital militar en Nuremberg en la que confesaba estar abatido por servir al ejército. 

"No había nada malo en mí, excepto que he estado en un constante abatimiento y pensé que sería bueno hablar con alguien cuerdo. Me preguntaron acerca de mi vida sexual (que no podía ser normal— gracioso!) y de mi niñez (normal).

Siempre me ha gustado el ejército… Hay muy pocos arrestos, han dejado de hacerlos en nuestra sección. Ahora estamos recogiendo a menores de 10 años si su conducta es desagradable, enojona." 

En los tiempos en que Salinger envía la carta, su salud mental ya estaba deteriorada por los embates de la guerra.

Su biógrafo Ian Hamilton sugiere que el texto no tiene que ser tomado en serio. Es, según él, “casi maniáticamente alegre”. Y es probable que tenga razón por que años más tarde, Salinger le dijo a su hija: “Uno nunca realmente consigue quitarse el olor a carne quemada, no importa el tiempo cuanto vivas”.

En 1946, en una partida de póker, J. D. Salinger comenzó a referir se a escritores de renombre, entre ellos Hemingway. De hecho él estaba convencido de que después de Melville,  no había buenos escritores estadounidenses; Hemingway por el contrario, se refirió a Salinger como uno de sus tres mejores escritores contemporáneos favoritos. Cuando Hemingway murió, una copia de “El guardián entre el centeno” permanecía en su biblioteca. 

[Huffington Post]

Te podría interesar:

¿Cuál es la mejor novela de todos los tiempos? ¿16 opciones son suficientes?

Arte

Por: pijamasurf - 08/17/2012

Condenada a la polémica y la insuficiencia, el sitio The Huffington Post lanza una pregunta sobre cuál es la mejor novela de todos los tiempos, 16 títulos que probablemente satisfagan a muy pocos.

Para algunos, las competencias en materia de arte son ociosas y quizá hasta inútiles, sobre todo porque, tratándose de cuestiones subjetivas, es más o menos imposible llegar a un acuerdo, al menos en lo que se refiere a conclusiones positivas (en negativas quizá sea más fácil convenir en qué es lo detestable y lo francamente malo, aunque incluso esto tendrá sus defensores).

Con todo, la oportunidad puede aprovecharse para exponer y argumentar, para discutir los parámetros siempre cambiantes con que juzgamos la calidad de una obra artística.

Por estos días, el sitio The Huffington Post ha lanzado a sus lectores una pregunta sencilla pero no inocente: ¿cuál es la mejor novela de todos los tiempos?

Rastreando las muchas listas existentes de “lo mejor de” publicadas en los últimos diez años, el sitio eligió 16 títulos que aparecieron con mayor frecuencia en esta espontánea base de datos, poniendo como dos únicos requisito que fueran libros escritos en inglés o traducidos a esta misma lengua, además de que un autor podía estar presente solo con un título.

Así, los libros elegidos fueron los siguientes, organizados en parejas de contrincantes para efectos de la votación:

The Great Gatsby (F. S. Fitzgerald) / To Kill A Mockingbird (Harper Lee)

Cien años de soledad (García Márquez) / Emma (Jane Austen)

To The Lighthouse (Virginia Woolf) / Crimen y castigo (Dostoievski)

Ulysses (Joyce) / Invisible Man (Ralph Ellison)

Lolita (Nabokov) / Great Expectations (Dickens)

Song of Solomon (Toni Morrison) / Madame Bovary (Flaubert)

Things Fall Apart (Chinua Achebe) / Guerra y Paz (Tolstoi)

Middlemarch (George Eliot) / Moby Dick (Melville)

Para lectores hispanoparlantes y quizá también de otras lenguas, el sesgo anglosajón deja fuera muchísima literatura no escrita en inglés que sí tiene su traducción, tanto títulos clásicos y canónicos como otros contemporáneos que, reconocidos unánimemente en el mundo, no figuran sin embargo aquí. Proust, Cervantes, Kafka, autores contemporáneos como Günter Grass, Roberto Bolaño, Murakami, o de otras latitudes como Mishima o Coetzee.

Pero quizá ese sea el destino de todas las competencias de este tipo: generar polémica, estar perpetuamente incompletas pero, por fortuna, estimular las opiniones propias para pensar qué incluiríamos o dejaríamos fuera cada uno de nosotros, y por qué razones.

Con información de The Huffington Post

Imagen tomada de proustitute.tumblr.com