*

X

¿Cómo se limpia el cerebro si no tiene sistema linfático?

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/16/2012

Científicos del Centro Médico de la Universidad de Rochester descubren que el cerebro posee un sistema no linfático por medio del cual se mantiene limpio.

El cerebro es el único órgano de nuestro cuerpo que no posee un sistema linfático, esto es, una manera de deshacerse de los residuos que produce naturalmente, situación que hasta ahora mantenía en suspenso a investigadores y especialistas.

Científicos del Centro Médico de la Universidad de Rochester han descubierto que al menos en el cerebro de los ratones existe un sistema de autolimpieza sumamente desarrollado que, en términos generales, consiste en un bombeo rápido e intenso de fluido cerebroespinal a través de los vasos sanguíneos, con lo cual los desechos salen del área cerebral.

El hallazgo fue posible gracias a las modernas técnicas de obtención de imágenes que permitieron rastrear el movimiento del fluido en un ratón con vida, con lo cual confirmaron hipótesis que antes no podían probarse, algunas datando incluso de la década de los 80, cuando investigadores propusieron que el fluido cerebroespinal efectivamente era bombeado para limpiar el cerebro y después regresaba.

Jeffrey Iliff, colaborador en el estudio, asegura además que estos resultados también podrían usarse para encontrar nuevos tratamientos contra el mal de Alzheimer, caracterizado por la formación descontrolada de proteínas amiloides que, al no desecharse correctamente, forman placas que eventualmente atrofian el funcionamiento cerebral.

En la primera de las dos imágenes que acompañan esta nota (cedidas al sitio Wired por el propio Iliff y M. Nedergaard), se aprecian el sistema de "desagüe" del cerebro del ratón (en púrpura) y en verde las células en torno a los vasos sanguíneos; en la segunda, el color rojo pinta una arteria rodeada de fluido cerebroespinal (en verde) y canales de agua (azul) entre las células cerebrales.

[Wired]

Te podría interesar:
Este viernes 31 de agosto ocurrirá el fenómeno conocido como "blue moon" o "luna azul", la segunda luna llena en un mismo mes.

 

La luna llena, uno de los fenómenos astronómicos más cotidianos pero no por ello menos sorprendentes, tendrá este viernes 31 de agosto una significación especial, una especie de duplicación gracias a la cual tendremos dos lunas llenas en un mismo mes.

La llamada “luna azul” es un evento que ocurre en promedio cada dos años y medio, distinguiéndose por el hecho de que en un mismo mes — excepto febrero, por el número de sus días— pueden observarse dos distintos plenilunio. Este año, la primera luna llena de este mes se dio el 1 de agosto.

En cuanto al término, “luna azul”, se trata de una traducción literal de la expresión inglesa “blue moon”, en donde, contrario a lo que pudiera pensarse, no hay ninguna alusión a los tintes que pudiera adquirir nuestro satélite natural. El enigma es más bien etimológico, pues en el inglés medieval, cuando “blue” se escribía “belewe” y tenía también el sentido de “traidor”, “blue moon” se refería a esa luna que antes de la imposición del calendario gregoriano era todavía una luna de Pascua y no la primera luna de la primavera, una luna “falsa” o “traidora”: “belewe moon”. Con el tiempo se acuño también la frase “once in a blue moon", para expresar lo inusual de un hecho.

Sea como fuere, este viernes nosotros tendremos la oportunidad de admirar esta especie de doppelgänger lunar.

[Space]