*

X

Vestido hecho con 50 mil gummy bears inspirado en diseño de ave fénix-sirena de Alexander McQueen

Por: pijamasurf - 07/06/2012

Una sexy delicatessen de fashion comestible insipirada en un diseño del niño terrible de la moda, Alexander McQueen, obra de Hissa Igarashi y Sayuri Marakumi para este verano fantástico

Una de las brillantes creaciones del diseñador Alexander McQueen ha sido transformada en una delicada sobredosis de glucosa de panditas que parece elegantes píxeles y se elevan en un corpiño de mariposa iridiscente. 

El vestido de gummy bears es creacion de Hissa Igarashi y Sayuri Marakumi y está cubierto con una tela de vinyl sobre la que han sido colocados manualmente 50 mil de estas golosinas, entallando a la medida el cuerpo de la modelo Jesscisa Piti. El vestido pesa 90 kilos por lo que difícilmente podrá ser bailado. Sin embargo, el destino secreto y sublime de un vestido es ser desvestido y con esta suprema dotación de gummy bears podrá ser minuciosamente despojado en un festín de flirt.

Alexander McQueen había creado este vestido, del cual se inspiraron los diseñadores japoneses, en el que en una tela ventosa se crea todo una historia, desde el agua al fuego, sirena a fénix, en una mágica pieza de glam feral.

[Dangerous Minds]

Profesora en estado de ebriedad obliga a alumnos a mantenerse en un examen por 23 horas

Por: pijamasurf - 07/06/2012

Profesora somete a estudiantes a un maratónico examen final, aparentemente bajo la influencia del alcohol, en lo que debió de haber sido un pesadilla para los alumnos

Una profesora de la Universidad de Kazan, en el centro de Rusia, sometió a sus alumnos a un examen oral de 23 horas. La docente, que según los estudiantes "apestaba a alcohol", dejaba el salón cada tanto para beber y  regresaba arengando a la clase. Esto ocurrió desde las 10 a.m. de junio 26 a las 9 a.m. de junio 27 según la agencia de noticias RIA Novosti.

La profesora, Landysh Zaripova, había empezado el examen final de manera tradicional. Esto es, de manera oral y sin seguir una duración establecida, pero en el transcurso los alumnos empezaron a notar que su examen no sería como ningún otro antes: sería como una pesadilla escolar. Si de por sí un examen final o el sólo hecho de estar en un salón de clases puede ser angustiante, una sesión de 23 horas en las que los alumnos se juegan su diploma ante la veleidad de una profesora que actúa sumamente extraño, parece ser el non plus ultra de estos perdicamentos.

Los exámenes finales en Rusia suelen prolongarse algunas horas hasta satisfacer los cuestionamientos de los profesores que deciden si los alumnos merecen graduarse, pero ciertamente no llegan a jornadas maratónicas como la que ocurrió la Universidad de Kazan.  Las autoridades de la universidad, sin embargo, negaron la versión de los alumnos de que la profesora estaba borracha. El alcoholismo en Rusia es un problema bastante frecuente en comparación con otros países, según cifras oficiales.

[RAW Story]