*

X

Adolescente egipcia reinventa los viajes espaciales

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/20/2012

El diseño de la joven de 19 años, Aisha Mustafa, será más barato, seguro y ligero. Ya no será necesaria una explosión de gasolina para levantar las naves espaciales.

La egipcia de 19 años, Aisha Mustafa, ha sacudido el mundo con un invento para viajar fuera de la atmósfera de la Tierra y a través del espacio sin una gota de combustible.

El espacio está lleno de minúsculas partículas que nacen y mueren a cada segundo. Esta joven propone atraparlas ―con paneles de silicón― para después moverse en dirección contraria a ellas. Es decir, crear una fuerza de impulsión.

Su diseño haría que viajar por el espacio sea más seguro, barato y ligero. Ya no será necesaria una explosión de gasolina para levantar las naves espaciales.

Mustafa sigue afinando detalles, desafortunadamente su investigación está limitada por el corto presupuesto que tienen los departamentos de ciencia para el espacio a nivel Universidad. Ella y su grupo ya aplicaron para una patente.

[MN]

La Luna, Saturno, Marte y Espiga ofrecerán espectáculo cósmico este 24 de julio

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/20/2012

Este martes 24 de julio tendrá lugar una alineación entre la Luna, Saturno, Marte y Espiga (la estrella más brillante de la constelación de Virgo) que ofrecerá una idea de la paradójica cercanía con que percibimos el cosmos que nos rodea.

La Luna, Saturno, Marte y Espiga (esta última la estrella más brillante de la constelación de Virgo), formarán este martes 24 de julio una curiosa alineación en la que cada uno tomará la posición de sendos vértices de un cuadro imaginario, un encuentro que si bien no es tan extraño, siempre se presenta como una buena oportunidad para atisbar el cosmos y reconocer a los personajes que participan en este movimiento.

Lo interesante de este acontecimiento es que los mencionados cuerpos celestes parecerán más cercanos de lo que en realidad se encuentran pues, como sabemos, los cuatro se encuentran alejados por distancias en cierta forma inconcebibles, sobre todo en el caso de Espiga, cuya luz tarda 263 años en llegar a nosotros.

 

Y este es, quizá, el principal atractivo del espectáculo, que nos dará una idea más o menos clara, aunque paradójica, de la dualidad cercanía/lejanía con que nuestra percepción intenta comprender el universo.

[Huffington Post]