*

X

La risa y el buen humor son los mejores placebos para el bienestar, revela estudio

Salud

Por: pijamasurf - 06/22/2012

"Ríe, comparte, sé bondadoso, aprecia las cosas bellas de la vida", quizá esto te suene a un discurso barato que los medios de comunicación han planteado como respuesta a la felicidad, sin embargo, es cierto, revela estudio que fue realizado en más de 150 personas.

Cuando se trata de mejorar la calidad de nuestra vida, recurrimos a métodos que precisamente no son los adecuados para dicho fin, como adquirir de manera compulsiva objetos materiales que, tarde o temprano, terminarán por mermar nuestra economía personal.

Si se trata de darle un plus altamente afectivo y poderoso a nuestra calidad de vida, es muy probable que lo logres con el optimismo, el buen humor, la curiosidad, entre otras actitudes que potencializan el bienestar en las personas que los experimentan de manera constante, según un estudio publicado en Journal of Hapiness Studies.

El estudio incluyó a 178 adultos que fueron divididos en 3 grupos: al primero se le ordenó la tarea de practicar rasgos de carácter como la gratitud, el buen humor, y el entusiasmo; al segundo grupo, la bondad, el amor y la apreciación de la belleza; al tercero no se le fijo ninguna tarea específica.

Los dos primeros grupos realizaron actividades como el envío de tarjetas a sus seres queridos, apreciaron situaciones de la vida cotidiana que resaltan por su bondad y belleza y admiraron obras de arte que resultan estéticas para el ojo humano.

Los investigadores encontraron que los grupos 1 y 2  resultaron altamente beneficiados en el bienestar de su vida en general, gracias a las acciones que habían realizado en pro de la felicidad mundial. 

[HuffingtonPost]

Te podría interesar:

Cartografía de la pereza: ¿cuáles son los países más sedentarios del mundo?

Salud

Por: pijamasurf - 06/22/2012

El sedentarismo, uno de los males más comunes de nuestra época, se encuentra en relación directa con otras circunstancias como la edad, el género y aun las condiciones económicas y de industrialización de cada país.

El sedentarismo es uno de los males más comunes y por lo mismo más combatidos de nuestra época, una consecuencia negativa del progreso y la modernización de la vida práctica que paulatinamente nos ha fijado a un estilo de vida caracterizado por la inactividad, reduciendo, paradójicamente, nuestra esperanza de vida.

Recientemente un grupo multinacional de investigadores publicó en la prestigiosa revista The Lancet un estudio en que clasifica a los países según el grado de actividad promedio de sus habitantes, tomando en cuenta además otras condiciones como el género y la edad. Por último cabe mencionar que el mínimo de actividad física recomendable es de 30 minutos de ejercicio moderado al día.

Estos datos fueron a su vez vaciados a un mapa que facilita la visualización de las estadísticas y permite una lectura general de las mismas. Destaca, de entrada, que la inactividad parece encontrarse en relación directa con el ingreso promedio que perciben los habitantes de un país, aunque también con aspectos culturales que, como en los países árabes, impiden a las mujeres desarrollar una vida como la que se lleva en Occidente (al menos en lo que se refiere a actividades de cuidado personal y entretenimiento).

Por otro lado, países mucho menos industrializados como Benin, Bangladesh, Mozambique y Mongolia sorprenden por el alto grado de actividad de su población masculina, con más del 90% de los hombres realizando la actividad física mínima.

[The Atlantic]