*

X

Hombre con parálisis total tweetea con los ojos (VIDEO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 06/19/2012

Aunque padece el "síndrome del cautiverio" y se encuentra totalmente inmovilizado, Tony Nicklinson puede comunicarse por medio de Twitter al estar conectado a una computadora que registra e interpreta la actividad de sus pupilas.

Tony Nicklinson es un hombre que lleva siete años viviendo en parálisis cerebral como consecuencia de un derrame. Y aunque por muchos años se lamentó a sí mismo tener que vivir en dicha situación (de su vida decía quera era “aburrida, miserable, humillante, indigna e intolerable”), hace unos días, el pasado 13 de este mes, probó un dispositivo que le permite conectarse a la red social Twitter utilizando únicamente sus ojos, una de las poquísimas partes de su cuerpo que puede mover a voluntad.

Nicklinson, que padece el llamado “síndrome de cautiverio”, fue conectado a una computadora que registra la actividad de sus pupilas. En una muestra de las capacidades de esta simbiosis, el hombre se conectó a Twitter desde s silla de ruedas y envió un mensaje: «Hola, mundo. Soy Tony Nicklinson, tengo el síndrome del cautiverio y este es mi primer tweet. #tony».

 

Inmediatamente —por lo sorprendente de su caso, por los alcances que puede tener la tecnología contemporánea y las posibilidades de comunicación que esta permite— el hombre ganó miles de seguidores.

 

[The Atlantic]

Te podría interesar:

Pasta fusilli es la solución para que las ondas de radio no se saturen

Ciencia

Por: pijamasurf - 06/19/2012

La saturación de las bandas de frecuencia podría resolverse imitando la forma de la tradicional pasta fusilli, torciendo las ondas de radio para generar un número infinito de canales de emisión y recepción.

La respuesta a un problema proviene, a veces, de donde menos se le espera. Y esto fue justamente lo que le pasó a un grupo de investigadores italianos y suecos que buscan resolver la congestión de las ondas de radio, quienes encontraron que la forma en espiral de la pasta fusilli permite un número infinito de canales de emisión y recepción para este tipo de ondas.

Así, de acuerdo con el estudio en el que colaboraron investigadores de la Universidad de Padova de Italia y del Laboratorio Angstrom de Suecia, si las ondas de radio se tuercen siguiendo el patrón de esta emblemática pasta italiana, es posible que cada una de estas tenga más de un canal de información.

“Cada uno de estos haces torcidos puede ser generado, propagado y detectado independientemente, incluso en la misma banda de frecuencia, conservándose como canales de comunicación independientes”, declaró al respecto Fabrizio Tamburini, responsable del estudio.

Para probar su hallazgo, los científicos transmitieron en Venecia dos ondas de radio torcidas en una banda de 2.4 Ghz, a una distancia de 442 metros, desde un faro en la isla de San Georgio a un receptor satelital en el balcón del Palazzo Ducale, donde pudieron recoger los dos canales por separado.

En un mundo en que los teléfonos inteligentes, los dispositivos de Internet inalámbrico, la televisión digital y otras tecnologías cotidianas amenazan con saturar las bandas disponibles para la transmisión de información, la pasta fusilli se presenta como un posible remedio para dicho caos comunicacional.

[Science Daily]