*

X

WikiLeaks: Creadores de Kony 2012 espiaron para el gobierno de Uganda y participaron en asesinato de civiles

Política

Por: pijamasurf - 04/14/2012

Invisible Children, la organización detrás de Kony 2012, ayudó al gobierno de Uganda a arrestar a un soldado fugitivo y participó en una operación militar que significó la muerte de más civiles que militantes de la resistencia

La famosa organización no gubernamental Invisible Children, cradores del video viral Kony 2012, ayudó al gobierno de Uganda a rastrear a un soldado que era buscado para ser arrestado y apoyó una operación que mató más civiles que militares, publicó WikiLeakls

Un cable de la Embajada de Estados Unidos documenta la colaboración de Invisible Children con los servicios de inteligencia de Uganda para localizar a Patrick Komakech, un soldado del Ejército de Resistencia del Señor (RSA por sus siglas en inglés) que supuestamente intento extorsionar al gobierno. A partir de esta información se logró su arresto. La milicia luego condujo una operación en la que arrestó numerosos civiles que declararon su inocencia. Escrutinio reveló que en la operación  se incurrió en múltiples violaciones de derechos humanos.

Invisible Children también apoyo activamente la Operación Relámpago, un ataque conjunto entre Uganda y Congo en el cual murieron más civiles que miembros del Ejército de Resistencia del Señor.

El video Kony 2012 ha sido visto más de 100 millones de veces y ahora Invisible Children planea hacer una secuela. El documental ha sido criticado por sobresimplificar una cuestión compleja y recurrir al chantaje emocional. Asimismo, la fundación Invisible Children recibió cientos de miles de dólares de las mismas organizaciones que fondearon la propuesta anti matrimonios del mismo sexo en California, con vínculos a grupos radicales de derecha cristiana (aquí la investigación sobre estos vínculos).

[Russia Today]

 

Te podría interesar:

Consumo de Ritalin y Adderall ha aumentado 1000% entre las tropas estadounidenses

Política

Por: pijamasurf - 04/14/2012

En 5 años las prescripciones médicas de Ritalin y Adderall se han incrementado desmesuradamente entre soldados de EEUU descatacados en Irak y Afganistán, una tendencia cuyas causas y consecuencias no se conocen todavía del todo.

Dadas las circunstancias en que se encuentran los soldados estadounidenses destacados en Irak y Afganistán es de cierto modo previsible que un trastorno como el llamado “desorden de estrés postraumático” (PTSD, por sus siglas en inglés) tenga una alta incidencia entre ellos. Estudios recientes confirman que entre los miembros del ejército que sirvieron en dichos países, aquellos diagnosticados con PTSD pasaron de un 0.2% en 2002 a 22% en 2008.

Sin embargo, al estado constante de peligro y amenaza en que la tropa se encuentra podría agregarse otro sorpresivo factor que explicaría también porqué se han incrementado tanto dichos índices.

Se trata de la prescripción indiscriminada de estimulantes como el Ritalin y Adderall entre el ejército estadounidense, consumo que según algunas estimaciones ha aumentado hasta en un 1000% en cinco años, pasando de 3,000 recetas médicas extendidas a 32,000 en dicho lapso.

Estos medicamentos, como sabemos, se destinan sobre todo al tratamiento del llamado “déficit de hiperactividad” porque supuestamente potencian la capacidad de concentración. La pregunta, claro, es entonces por qué se utilizan entre la milicia estadounidense.

Y la respuesta parece también obvia: porque permite a los soldados mantenerse alertas y despiertos, provocando una liberación inmediata de norepinefrina que fortalece también la memorización. Paralelamente, por la similitud que este químico guarda con la adrenalina, los efectos corporales son también similares a los de un estado de ansiedad sostenido.

Y si bien todavía no se conocen a profundidad las consecuencias reales de esta tendencia farmocológica-castrense, de entrada llama la atención este consumo desmesurado de drogas en un contexto totalmente distinto (y además oficial y ligado al ámbito público) para el que fueron pensadas.

[NYT]