*

X

WikiLeaks: Creadores de Kony 2012 espiaron para el gobierno de Uganda y participaron en asesinato de civiles

Política

Por: pijamasurf - 04/14/2012

Invisible Children, la organización detrás de Kony 2012, ayudó al gobierno de Uganda a arrestar a un soldado fugitivo y participó en una operación militar que significó la muerte de más civiles que militantes de la resistencia

La famosa organización no gubernamental Invisible Children, cradores del video viral Kony 2012, ayudó al gobierno de Uganda a rastrear a un soldado que era buscado para ser arrestado y apoyó una operación que mató más civiles que militares, publicó WikiLeakls

Un cable de la Embajada de Estados Unidos documenta la colaboración de Invisible Children con los servicios de inteligencia de Uganda para localizar a Patrick Komakech, un soldado del Ejército de Resistencia del Señor (RSA por sus siglas en inglés) que supuestamente intento extorsionar al gobierno. A partir de esta información se logró su arresto. La milicia luego condujo una operación en la que arrestó numerosos civiles que declararon su inocencia. Escrutinio reveló que en la operación  se incurrió en múltiples violaciones de derechos humanos.

Invisible Children también apoyo activamente la Operación Relámpago, un ataque conjunto entre Uganda y Congo en el cual murieron más civiles que miembros del Ejército de Resistencia del Señor.

El video Kony 2012 ha sido visto más de 100 millones de veces y ahora Invisible Children planea hacer una secuela. El documental ha sido criticado por sobresimplificar una cuestión compleja y recurrir al chantaje emocional. Asimismo, la fundación Invisible Children recibió cientos de miles de dólares de las mismas organizaciones que fondearon la propuesta anti matrimonios del mismo sexo en California, con vínculos a grupos radicales de derecha cristiana (aquí la investigación sobre estos vínculos).

[Russia Today]

 

"La guerra antidrogas tiene un propósito diferente al anunciado": Noam Chomsky

Política

Por: pijamasurf - 04/14/2012

El siempre lúcido Noam Chomsky arremete de nuevo contra las políticas que enfrentan al narcotráfico por la vía armada y no la de la prevención, preguntándose por las ganancias que esta estrategia deja a quienes están involucrados en el negocio de las drogas.

En una charla espontánea con motivo del 45° aniversario de la revista académica NACLA (North American Congress On Latin America), Noam Chomsky aseguró el pasado 12 de mayo en Nueva York que el fracaso de la llamada “guerra contra las drogas” es ya internacional, pues sus efectos adversos se extienden por todo el continente americano, incluyendo a Estados Unidos, y a ámbitos de la vida que van más allá de la criminalidad y lo jurídico.

Chomsky criticó que sobre la prevención y el tratamiento, los planeadores de estas políticas en su país prefieran el ataque directo y armado al problema del narcotráfico, además de mover estas acciones al extranjero y no en su propio territorio. Según Chomsky, este modus operandi solo ha generado perversas consecuencias que terminan afectando a quienes no necesariamente están involucrados con las organizaciones criminales y que, con cierta frecuencia, pertenecen a los sectores más vulnerables de la sociedad:

Dado que el envenenamiento de cosechas en lugares como Colombia a través de la fumigación antidrogas beneficia a los grandes intereses agrarios y destruye la vida de los campesinos, que la violencia ha desplazado o destruido el tejido social de comunidades en varios países de América Latina y debido a que las políticas antinarcóticos aplicadas dentro de Estados Unidos se ha encarcelado a un vasto sector de la población pobre, sobre toda la afroestadounidense y latina, se tiene que preguntar si estas son consecuencias predecibles, o sea intencionales, de las políticas antinarcóticos.

El también lingüista del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts no siembra gratuitamente esta duda, pues se ha comprobado que paralelamente a estas consecuencias nefastas, la guerra antidrogas también ha venido acompañada de cuantiosas ganancias, solo que, a diferencia de los males, estas son usufructo exclusivo de unos cuantos, una élite, “un amplio sector empresarial está de alguna manera involucrado con el narcotráfico”, según palabras de Chomsky.

“No creo que la guerra contra las drogas sea un fracaso: tiene un propósito diferente al anunciado”, sentenció Chomsky. 

[La Jornada]