*

X
El poder político y el poder mediático unidos para ofrecernos un espectáculo fársico nacional.

Los que planearon y diseñaron la estrategia de la campaña de Enrique Peña  Nieto, hayan sido y sigan siendo los de Televisa, se propusieron como objetivo principal, reducir, anular la “conciencia crítica” de los potenciales electores, induciendo abierta y subliminalmente, la imagen de un fetiche que responde al nombre de Peña Nieto, pero que realmente es un producto de mercadotecnia y publicidad, que significa la proyección ideológica del ideal del poder de la clase dominante. Lo más lamentable de esta construcción semiótica, de esta historia, es que se está logrando convencer al público objetivo-objeto para su reproducción en las urnas.

El discurso del PRI, a estas alturas de la película, poco importa que se llame Partido Revolucionario Institucional, es la repetición obsesiva de una sola propuesta: “ nuestro candidato es guapo y representa el cambio” frente a un presidente “feo y desagradable” como Felipe Calderón; nuestro candidato te lo promete y te lo cumple” (quizás en la cama). Es el personaje protagonista de la telenovela por venir: “ A Juan Diego( Enrique Peña Nieto) se le apareció la virgen “rubia” (la Gaviota) y se hizo el milagro del retorno de los brujos, o sea los mapaches del PRI a los Pinos. ¡Claro! Una telenovela muy bien hecha, con tecnología de punta, proyectada por la telecracia de los medios ad nauseam.

Los electores mexicanos de principio del siglo XXI, no se deben dejar avasallar por la campaña que pretende someter su voluntad política. Deben decir libremente su voto. El bombardeo de los millones de spots, ha convertido esta campaña electoral en la más aburrida de los últimos 24 años. Los mensajes que en 30 segundos excretan Peña Nieto, Vázquez Mota y Quadri (palero de la tarántula Elba Esther) son elementos escenográficos de una tragicomedia patrocinada por la oligarquía, trasmitida las 24 horas, donde los candidatos tienen aprendido su papel, con la honrosa excepción de Andrés Manuel López Obrador, que representa a millones de ciudadanos (¿quién sabe cuántos?) que se niegan a aceptar el destino fatal que la oligarquía le tiene preparado a este triste país: la continuación, ad perpetuam, de la miseria, la injusticia, la violencia y la enajenación como único sistema posible  de vida.

La coyuntura electoral debe ser el momento oportuno para definir la toma de posición política entre más de lo mismo o el cambio verdadero. No queda mucho tiempo para la rebelión de las urnas, para la rebelión de las conciencias. ¿Se podrá?

 

La bachicha

Las Chivas y el PRD, son la gran decepción del espectáculo nacional.

 

"La guerra antidrogas tiene un propósito diferente al anunciado": Noam Chomsky

Política

Por: pijamasurf - 04/27/2012

El siempre lúcido Noam Chomsky arremete de nuevo contra las políticas que enfrentan al narcotráfico por la vía armada y no la de la prevención, preguntándose por las ganancias que esta estrategia deja a quienes están involucrados en el negocio de las drogas.

En una charla espontánea con motivo del 45° aniversario de la revista académica NACLA (North American Congress On Latin America), Noam Chomsky aseguró el pasado 12 de mayo en Nueva York que el fracaso de la llamada “guerra contra las drogas” es ya internacional, pues sus efectos adversos se extienden por todo el continente americano, incluyendo a Estados Unidos, y a ámbitos de la vida que van más allá de la criminalidad y lo jurídico.

Chomsky criticó que sobre la prevención y el tratamiento, los planeadores de estas políticas en su país prefieran el ataque directo y armado al problema del narcotráfico, además de mover estas acciones al extranjero y no en su propio territorio. Según Chomsky, este modus operandi solo ha generado perversas consecuencias que terminan afectando a quienes no necesariamente están involucrados con las organizaciones criminales y que, con cierta frecuencia, pertenecen a los sectores más vulnerables de la sociedad:

Dado que el envenenamiento de cosechas en lugares como Colombia a través de la fumigación antidrogas beneficia a los grandes intereses agrarios y destruye la vida de los campesinos, que la violencia ha desplazado o destruido el tejido social de comunidades en varios países de América Latina y debido a que las políticas antinarcóticos aplicadas dentro de Estados Unidos se ha encarcelado a un vasto sector de la población pobre, sobre toda la afroestadounidense y latina, se tiene que preguntar si estas son consecuencias predecibles, o sea intencionales, de las políticas antinarcóticos.

El también lingüista del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts no siembra gratuitamente esta duda, pues se ha comprobado que paralelamente a estas consecuencias nefastas, la guerra antidrogas también ha venido acompañada de cuantiosas ganancias, solo que, a diferencia de los males, estas son usufructo exclusivo de unos cuantos, una élite, “un amplio sector empresarial está de alguna manera involucrado con el narcotráfico”, según palabras de Chomsky.

“No creo que la guerra contra las drogas sea un fracaso: tiene un propósito diferente al anunciado”, sentenció Chomsky. 

[La Jornada]