*

X
Como una flor de cristal cósmica, el diseñador Marc Newson ensamblo este precioso y preciso collar inspirado en la matemática fractal

El acercamiento del reconocido diseñador Marc Newson al mundo de la joyería dio como resulado este excelso collar de diamantes y zafiro, inspirado en el conjunto fractal de Gastón Julia --el segundo más famoso después del set de Mandelbrot. Newson aparentemente está obsesionado  (¿y no lo estás tú?) con la belleza y complejidad de los fractales (formas geométricas autorreferentes que al dividirse mantienen la forma completa).

La pieza fue fabricada con ayuda de una herramienta matemática que permitió fractalizar las joyas y tardó más de 1,500 horas en producirse.

Sin duda el regalo perfecto para una chica que gusta de las (sexy) matemáticas, del bling psicodélico o simplemente de los objetos sumamente caros que despiden un aura envolvente. Especialmente esta última, ya que es una de las joyas más caras jamás hechas por la casa parisina Boucheron. El lujo de la geometría que simula el infinito seduce infinitamente.

Por otro lado si lo tuyo es algo más osado y más accesible (más la lujuria que el lujo), te recomenadmos este collar de perlas (que simula un disparo de esperma).

Ver más fotos de este espectacular collar

Chef asexual cocina y sirve su pene, sus testículos y su escroto en lujosa cena

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/05/2012

En un raro menú que combinó canibalismo con extravagancia culinaria, el joven chef japonés Mao Sugiyama sirvió a cinco personas un banquete en que el ingrediente estrella fueron sus propios órganos genitales, acompañados con una guarnición de hongos y perejil italiano.

Canibalismo, extravagancia culinaria y algún tipo de trastorno psicológico se dieron cita en una suntuosa cena ofrecida por el chef japonés Mao Sugiyama, en la cual el atractivo principal de los platillos fue su masculinidad. No en sentido figurativo, sino literal: Sugiyama confeccionó un menú en el que cocinó sus propios órganos genitales.

Ya desde el 8 de abril el chef publicó en su cuenta de Twitter un anuncio en el que decía ofrecer su pene, sus testículos y su escroto en una cena, los cuales cocinaría para quienes estuvieran dispuestos a pagar la suma de 100 mil yenes (poco más de 1200 dólares estadounidenses).

Sugiyama se ha descrito en repetidas ocasiones como un ser “asexual”, en virtud de que no encuentra simpatía con ninguno de los géneros existentes: hombre o mujer. Quizá por esto antes de su cumpleaños número 22, el japonés se sometió a una cirugía emasculatoria para, también, obtener la materia prima de su menú.

Algunos días después, el día 13, cinco de los seis comensales que retomaron la oferta de Sugiyama degustaron la genitalia del chef servida con una guarnición de hongos y perejil italiano.

Solo como dato adicional vale la pena resaltar que en Japón no existen leyes contra el canibalismo, por lo cual tan singular banquete no pudo ser prohibido.

[Huffington Post]