*

X

Suizos rechazan en consulta popular recibir dos semanas más de vacaciones pagadas

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/14/2012

El pasado domingo, por medio de un referéndum, la población suiza rechazó ampliar de cuatro a seis semanas el periodo de vacaciones laborales pagadas; los sindicatos alegan "sobrecarga de trabajo".

(Más vacaciones = Menos trabajo / No a la iniciativa de vacaciones)

El domingo pasado se celebró en Suiza una consulta que sometió a la consideración de la población electoral la llamada “iniciativa seis semanas” que, como su nombre lo sugiere, buscaba ampliar el periodo vacacional al que tienen derecho los trabajadores en dos semanas, esto es, pasar de las 4 semanas actuales a 6, siempre con goce de sueldo.

La propuesta fue rechazada por poco más de millón y medio de votantes, contra cerca de 770,000 que dieron su voto aprobatorio. En cuanto a la notable diversidad que integra el país suizo, la oposición más marcada se encontró el cantón de Appenzell Rodas Interiores, en donde 82.2% de los votantes se inclinaron por la negativa, en contraste con el 50.7% de Jura, la única región suiza donde, según la empresa demoscópica gfs.bernm, la propuesta ha sido aprobada.

Por su parte el sector patronal suizo se mostró satisfecho por el “sentido de realidad” de los votantes, celebrando, según declaró Jean-François Rime, consejero nacional, que “los suizos son suficientemente razonables”. El principal argumento de la oposición fue que la ampliación del periodo vacacional se traduciría en un aumento en los costos laborales y una pérdida de competitividad de las empresas suizas.

Para los sindicatos, sin embargo, estos resultados se tomaron como un fracaso. “Estamos un poco decepcionados, pero orgullosos de haber puesto a debate el problema de la sobrecarga de trabajo”, declaró al respecto Martin Flügel, presidente del sindicato Travail.Suisse y uno de los principales impulsores de la iniciativa.

[Le Matin]

Policía china desmantela escuela de sexo en montaña sagrada

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/14/2012

Una centro dedicado a las artes amatorias con el fin de lograr la liberación espiritual fue clausurado en China, luego de que las autoridades dijeran que el lugar albergaba orgías

Es natural que, dentro de una sociedad conservadora, se generen espacios donde se pueda translimitar una estrecha moral dominante. Este parecía ser el caso de una escuela de sexo o de "liberación espiritual" a través del sexo que ofrecía sus sevicios en la montaña sagrada de Luofu, en la provincia de Cantón.  

Lamentablemente para sus alumnos este centro ha sido desmantelado por la policía china, que consideró que la escuela albergaba orgías y prácticas de sexo grupal, algo que aparentemente está prohibido en China.

Según información del South China Morning Post, citado por la agencia EFE, un curso de 21 días podía costar hasta 12 mil dólares. Y eran en su mayoría las mujeres las que asistían a estos cursos, con el afán de escapar de  matrimonios infelices y  "lograr la liberación sexual, emocional, espiritual e institucional".

Los cursos eran para una élite reprimida; mucho más caros que los que ofrece una recién inaugurada escual de sexo en Austria, que promete convertir a sus alumnos en maestros de las artes amatorias por 1,400 euros.

El responsable de la escuela, Qin Mingyuan, huyó antes de la operación policial, pero una de sus asistentes fue detenida, según indició la agencia española.

Qin dice ser heredero de la sabiduría del gurú indio Osho, quien fundara una comunidad orgiástica en Oregon, de donde, después de un conflicto con los vecinos, fue deportado.