*

X
En un comportamiento que revela un gran sentido de comunidad e incluso un tipo de moralidad colectiva, investigadores suizos descubren que entre los chimpancés existen "policías" que median en la resolución de un conflicto.

El contacto social, como sabemos por experiencia propia, genera conflictos que en ocasiones amenazan con la integridad y la cohesión del grupo, por lo cual deben implementarse métodos y estrategias preventivas o resolutorias que reduzcan la probabilidad de que esto suceda.

En el caso de los primates parece que el Homo sapiens no es la única especie a la que se le ocurrió crear un cuerpo de vigilancia que tenga un ojo en el surgimiento de posibles conflictos, delegar en otro la autoridad de intervenir para solucionar un problema. De acuerdo con un descubrimiento antropológico reciente, los chimpancés también tienen su propio grupo de policías que garantiza la estabilidad al interior de su grupo social.

De acuerdo con Claudia Rudolf von Rohr, primatóloga de la Universidad de Zurich y la responsable de esta investigación, los chimpancés han desarrollado un tipo de “comportamiento moral” dentro de sus comunidades que consiste en la intervención parcial de un tercero para manejar y eventualmente solucionar un conflicto.

Observando y comparando el comportamiento de 4 grupos distintos de chimpancés en cautiverio, todos en el Zoológico Walter (Gossau, Suiza), los investigadores descubrieron que al introducir nuevas hembras dentro del grupo se desataba un conflicto en el cual intervenía el chimpancé de más rango para apaciguar la situación, redefiniendo la jerarquía de todos los demás machos. Esto es, entre dichos primates también existen los conceptos de autoridad y respetabilidad sobre todo cuando la tranquilidad colectiva se ve amenazada.

“El interés en la preocupación comunitaria está tan desarrollado en nosotros los humanos que constituye la base de nuestro comportamiento moral profundamente arraigado. Esto puede observarse también en nuestros parientes más cercanos", declaró al respecto Rudolf von Rohr.

[Science Daily]

Te podría interesar:

¿Qué aspecto tiene una serpiente de 13 metros que engulle cocodrilos?

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/12/2012

Escultor da forma a un impresionante ofidio de 13 metros cuyo fósil fue descubierto hace unos años por paleontólogos canadienses, esto para protagonizar el documental "Titanoboa: Monster Snake" del Museo Smithsoniano.

Hace tres años, en 2009, paleontólogos de la Universidad de Toronto localizaron al norte de Colombia, en Cerrejón, el fósil de la Titanoboa cerrejonensis, una enorme serpiente de 13 metros de largo que vivió hace unos 60 millones de años en el periodo conocido como Paleoceno y que al parecer era capaz de engullir cocodrilos como parte de su alimentación.

Ahora este impresionante antepasado de los ofidios protagonizará un documental producido por el Museo Smithsoniano de título Titanoboa: Monster Snake. Y para dar más realismo al filme, el instituto encargó al escultor Kevin Hockley la hechura de una réplica de tamaño natural que al final resultó bastante fiable.

De acuerdo con la gente del Smithsoniano, estos reptiles reúnen en su aspecto dos especies actuales: por un lado la boa constrictor y por otro la anaconda acuática; habitaba preferentemente zonas pantanosas de Sudamérica y, como sus condiciones lo preveen, era un depredador feroz y prácticamente infalible.

[boing boing]