*

X

Científico propone teoría para hacer invisibles objetos en el mar

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/05/2012

La ansiada invisibilidad podría llegar pronto a los dominios marítimos, donde barcos, plataformas petroleras y otros objetos podrían ser invisibles manipulando las olas a su alrededor; una teoría que busca comprobación en la realidad.

La invisibilidad de la materia es sin duda una de las tecnologías más ansiadas de la historia, asequible, hasta ahora, solo por medio de la ficción, pero sin duda se acerca el día en que la realidad se vea sorprendida por objetos invisibles. Y, como tantas otras cosas, el inicio de esto podría estar en el mar.

Mohammad-Reza Alam, un profesor de mecánica de fluidos en la Universidad de California en Berkeley, ha desarrollado un modelo teórico para hacer que los barcos y grandes estructuras como las plataformas petroleras puedan ser invisibles para las olas del mar.

La propuesta de Alam se basa en el hecho de que el agua del océano se estratifica en dos grandes capas: una fría y densa por debajo de una cálida y ligera. A su vez entre estas dos capas se forman olas que se conocen como olas de interfase, que tienen una frecuencia de oscilación mucho más corta y una menor velocidad con respecto a las olas de superficie. Alam piensa que transfiriendo energía de las olas de superficie a las de interfase, se igualaría la diferencia entre los vectores de cada una de estas; esto colocando una especie de parche entre el fondo del océano y el objeto con una longitud de onda distinta.

Con este método los objetos sobre la superficie del mar podrían pasar desapercibidos. Aunque, por ahora, es una tesis que Alam solo ha probado en el papel y con ayuda de proyección hechas por computadora.

[io9]

Te podría interesar:

Libera el Sol dos poderosas llamaradas con dirección a la Tierra (VIDEO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/05/2012

En la erupción solar más intensa en lo que va del año, libera el astro dos poderosas llamaradas en dirección a nuestro planeta, con la posibilidad de afectar las telecomunicaciones pero también aumentar la incidencia de auroras.

 

El pasado 6 de marzo el sol lanzó dos grandes llamaradas en un día particularmente intenso de tormentas solares y hasta ahora la erupción solar más poderosa del año —catalogada dentro de las tormentas “clase X”, el nivel más alto de erupciones que el Sol puede tener.

Lo interesante sin embargo es que en este caso las llamaradas salieron disparadas en dirección a la Tierra, con el riesgo de afectar a los astronautas y satélites que orbitan en torno a nuestro planeta, además de interferir en las comunicaciones satelitales y las redes eléctricas terrestres.

Pero, por el contrario, las tormentas solares también incrementan la incidencia de auroras boreales y australes en la Tierra, en tanto las partículas cargadas del Sol interactúan con la atmósfera del planeta.

Un intercambio que parece justo.

[CS Monitor]