*

X

Belleza Femenina: Lipoescultura Digital aplicada a desnudos del arte clásico

Por: Benjamin Malik - 02/09/2012

La artista italiana Anna Utopia Giordano interviene conocidas obras del Renacimiento, reduciendo las proporciones de las mujeres retratadas entonces, a lo que hoy tendemos a considerar "bello".

La apreciación de la sociedad por la belleza femenina siempre ha sido marcada por los estándares que dictan los medios que han predominado a lo largo de los siglos. En el arte renacentista, la figura femenina era plasmada con un manto divino, las curvaturas de los cuerpos desnudos en las obras que nos siguen asombrando a la fecha, dictaban de una forma muy clara lo que se consideraba “hermoso” durante ese período.

De la misma forma actúan en este siglo la mercadotecnia y la industria de la moda, que rigen nuestro sentido de la belleza femenina y dirigen nuestra atención hacia un estándar de belleza que deja de ser divino y ha adquirido en los últimos años una calificación negativa de parte del mainstream debido a la falta de salud que representan estas formas finas y esbeltas de los cuerpos de modelos y celebridades que se sobreproyectan en los medios masivos, pero que, por otro lado y en contradicción, no dejan de ser atractivos e idolatrados

De ahí que el proyecto Venus de la artista italiana Anna Utopia Giordano cobre tanta relevancia. Anna ha hecho remixes de los desnudos más celebrados en la historia del arte bajo la lente y la brocha de Photoshop. Con su trabajo ha logrado convertir a los íconos de belleza de siglos pasados en figuras que representan el sentido estético del inconsciente colectivo de la sociedad de hoy. Aquí presentamos los antes y después de la liposucción digital y dejamos a criterio del lector la slección de la imagen que podría resultar más "bella".

}

 

 

 

 

 

 

Sitio de Anna Utopia Giordano.

Te podría interesar:

La Tierra vista desde el espacio: un épico recorrido visual (VIDEOS)

Por: pijamasurf - 02/09/2012

Una espectacular compilación de los mejores videos registrados por la Estación Espacial Internacional sobrevolando la atmósfera de la Tierra y persiguiendo, en sublime cacería, auroras y tormentas eléctricas

Una de las imágenes definitivas de la nueva conciencia humana es la de la Tierra --una canica o perla azul flotando-- en el espacio, que tomó en 1972 la tripulación del Apolo 17. Una imagen no del todo distinta a la que se enfrenta un niño cuando por primera vez se observa en un espejo --o a la de un psiconauta que se desprende de su cuerpo y se observa a sí mismo dormido. Ya que en el sentido más profundo, aquello que vemos, eso somos: la Tierra como amalgama de todas las conciencias --o almas--en una brillante bola  llena de niebla y luz azul.

Décadas después, con la órbita de la Estación Internacional Espacial, esta imagen seminal de la Tierra vista desde fuera se ha podido expandir, volviéndose, de la mano de la tecnología, visualmente aún más estimulante --aunque difícilmente tan transformadora como  aquella primera vez.

En los siguientes videos, compilados por Wired, podemos observar la evolución de la imaginaria cósmica de la Tierra: la persecución ominosa que hacen los astronautas de la Estación Espacial Internacional de auroras, tormentas, los horizontes eléctricos de las grandes urbes y el amanecer que inunda la cámara. Y en la parte superior del espejo-pantalla podemos apreciar luces de estrellas y el disco de la Vía Láctea, en conjunto marcando una compuerta vertiginosa, una rendija por la cual puede escapar nuestra conciencia hacia el insondable misterio del cosmos. 

La mayoría de estos videos son timelapses de un cuadro por segundo, equivalentes a la velocidad a la que órbita la Estación Espacial Internacional. 

La luz etérea de las auroras es capturada majestuosamente en este video, en el que atravesamos Dakota del Norte hacia Quebec. Los fuegos verdes danzantes  sobresalen enicma de las luces urbanas hasta caer fulminadas en un  océano de luz azul: el amanecer (cabe destacar la sopresa estética de que el amanecer desde el espacio es siempre enceguecedora luz azul).

En este video del 29 de enero seguimos a la Estación Espacial Internacional cruzando el Golfo de México hacia New Orleans, Jacksonville, Washington, D.C., Baltimore y Nueva York, con la presencia infaltable de la diosa boreal en el fondo.

Las espectrales Luces del Norte sobre las ciudades de Canadá, para culminar en el sur de Alberta.

Un viaje a través de todo Estados Unidos en menos de un minto. Concentraciones urbanas brillando en la grandes planicies hasta llegar a Canadá.

  

Auroras boreales sobre el Océano Pacífico.

 

El broche de oro es esta magnifica secuencia del 29 de diciembre sobrevolando África. Desde Niger hasta Madagascar, la Estación Espacial Internacional detecta docenas de tormentas eléctricas que destellan como las armas de Star Wars; arriba del horizonte, la cremosa Vía Láctea. Y para finalizar el estallido del amanecer azul.

[Wired]