*

X

La deslumbrante belleza de las cavernas del Vatnajokull, el mayor glaciar de Europa

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/13/2012

La luz azul debajo del glaciar: una seductora puerta hacia los secretos de la Tierra; el fotógrafo islandés Skarpi Thrainsson captura las maravillosas cavernas del Vatnajökull.

Como si fueran la entrada a la vulva azul de la Tierra, con guirnaldas de luz congelada, formaciones espirales que se enrollan en el vértigo más elegante, las cavernas debajo del glaciar Vatnajökull son uno de los grandes espéctaculos visuales que ofrece este planeta tocado por la chispa divina.

El fotógrafo islandés Skarpi Thrainsson capturó estas magníficas imágenes desafiando las temperaturas casi infrahumanas del invierno y la posibilidad de quedar sepultado en las cavernas de zafiro del Vatnajökull. Sin duda un trabajo que vale encomiar, al traducir el canto de la luz que hace que el hielo obtenga un movimiento seductor, serpentino, que lleva hacia una especie jardín secreto: ahí donde el sol de medianoche sueña embalsamado por las hadas.

Thrainsson simula recorrer el camino mítico de la búsqueda del axis mundi, el centro ubicuo, cuyo portal los antiguos ubicaban en el norte. 

Las formaciones de hielo de las cavernas cambian constantemente, lo que hace que fácilmente se derritan; pese a la temperatura, el invierno es la temporada menos peligrosa para visitar estas cavernas, al reducir la posibilidad de que se disuelvan. Sin embargo, Thrainsson recomienda ir con un guía local que conozca bien el terreno, pues otro fotógrafo pereció en una incursión anterior.

En las cavernas visitadas por Thrainsson el suelo es una mezcla de nieve y de cenizas volcánicas del Grímsvötn, volcán que entró en erupción en 2011.

 

[Ver más fotos de estas fascinantes cavernas]

Te podría interesar:
A diferencia de otras especies parecidas, la Nephilengys malabarensis sacrifica su pene a cambio de que la hembra no le corte la cabeza después de la reproducción.

El canibalismo sexual entre los animales, especialmente entre ciertos insectos como la mantis religiosa y la araña que por obvias razones se dio en llamar “la viuda negra”, es una práctica si no común ni plenamente explicada, al menos extensamente documentada. Además, entre dichas especies parece ser también un destino inevitable de los machos: que su vida termine cercenada por la hembra apenas consumado el acto copulatorio.

Sin embargo, existe un arácnido que desarrolló una estrategia para sortear tan fatídico mecanismo evolutivo, aunque no gratuitamente: a cambio de conservar la vida debe perder su miembro.

La especie en cuestión se conocen con la nomenclatura de Nephilengys malabarensis y es característica del sureste asiático (India, Filipinas, Indonesia, etc.) y su reproducción se da por medio de una “cópula remota”, es decir, el hecho de que su esperma sigue transfiriéndose a pesar de que el macho se desprende del palpo que funciona como pene, una emasculación que además incrementa la cantidad de inseminación en la hembra.

La reproducción y el pene a cambio de la vida, ¿un intercambio justo?

[io9]