*

X

Adicción al Internet: similar al alcoholismo y la ludopatía

Salud

Por: pijamasurf - 01/12/2012

De acuerdo con un estudio reciente, el cerebro experimenta la adicción al Internet de manera similar a la dependencia a sustancias como el alcohol o comportamientos como el juego.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por investigadores de la Academia China de Ciencias, el cerebro de una persona adicta a Internet se comporta químicamente de manera similar a quienes sufren una dependencia por el alcohol, ciertas drogas e incluso el juego.

La investigación consistió en escanear los cerebros de 25 hombres y mujeres de entre 14 y 21 años a quienes se les diagnosticó un padecimiento de reciente cuño denominado “Trastorno de Adicción a Internet”, para saber en qué se distinguían del cerebro de personas adictas y no adictas.

Según los científicos, dicha diferencia estriba en la zona del cerebro ligada al procesamiento emocional, habilidades ejecutivas de pensamiento y funcionamiento cognitivo. En los adictos a Internet, esta parte del cerebro presentó conexiones anormales entre las fibras nerviosas, un fenómeno también observado en personas con alcoholismo y otros trastornos de impulsividad.

“Finalmente confirmamos lo que los médicos sospechaban desde hace algún tiempo, que las anormalidades de materia blanca en el córtex orbito-frontal y otras áreas realmente significativas del cerebro se presentan no solo en las adicciones con sustancias involucradas, sino también en el caso de comportamientos como la adicción a Internet”, opinó al respecto Henrietta Bowden-Jones, profesora en el Colegio Imperial de Londres.

[Huffington Post]

El primer hombre en vivir sin corazón ni pulso

Salud

Por: pijamasurf - 01/12/2012

Médicos logran por primera vez sostener fisiología sin un corazón o pulso: un hombre se mantiene vivo pese a que todas las señales con las que se mide generalmente determinarían que está muerto.

"Por primera vez en 500 millones de años de evolución biológica tenemos fisiología sin pulso", dice el doctor Billy Cohn, quien junto a Bud Frazieier del Texas Heart Institute han logrado reemplazar el corazón de un paciente con un aparato, mostrando que es posible vivir sin corazón ni pulso. 

Generalmente pensamos que el corazón es el órgano vital por excelencia, sin el cual la vida es imposible, simbolizando la vida misma. Pero la función del corazón puede ser reemplazada por una aparato mecánico, en este caso una especie de turbina con una serie de rotores que bombea la sangre de manera continua sin producir un pulso.

 

Los médicos probaron esta tecnología de punta de lanza en vaquillas, logrando que estas vivieran de manera natural, comieran y defecaran sin tener un corazón. 

El año pasado se presentó el caso del paciente Craig Lewis, a quien, in extremis, tuvieron que extraerle el corazón e insertarle un sistema de turbinas.

El excelente corto Heart Stop Beating documenta el trabajo de estos vanguardistas médicos y su exitoso procedimiento dando vida a un hombre sin corazón.

"Si escuchas su pecho con un estetoscopio, no escucharías un latido. Si examinas las arterias, no habría pulso, si lo conectaras a un electrocardiograma mostraría una línea recta. Bajo todos los criterios convencionales que usamos para analizar a los pacientes, está muerto", dice Cohn. Y, sin embargo, vive.

Este extraordinario reemplazo de un órgano con una máquina nos hace pensar en la posibilidad cada vez más latente de incorporar artefactos tecnológicos al cuerpo humano para mejorar nuestro desempeño. Es posible que en algunos años esto se pueda hacer también con el cerebro, donde podremos tener una interfaz que nos permita tener una memoria perfecta o aumentar la velocidad de nuestro razonamiento. 

[Design Taxi]