*

X

Vacas francesas que gustan del jazz

Arte

Por: pijamasurf - 12/12/2011

Banda de jazz cautiva a un rebaño de vacas con su interpretación de “When the Saints Go Marching In.”

Se dice, ya desde el folclor más antiguo, que la música, como una de las cimas de la civilización y el entendimiento, es tan bondadosa que puede domeñar aun a las bestias más salvajes. Desde Orfeo hasta el flautista de Hamelin existen numerosos ejemplos del sutil encantamiento que puede inducir una buena melodía incluso entre los corazones o las mentes más duro o reacios.

En esta ocasión presentamos un video en el que la banda de jazz The New Hot 5, nativa de Nueva Orleans, cautiva a un auditorio sumamente singular: una docena de vacas francesas que pastaban en los prados de Autrans, una comuna en el sureste del país galo.

El recital comienza con un solo de tuba ejecutado por Steve Call, el líder de la banda, quien tuvo el acierto de atraerse la atención del rebaño con las notas graves que emite su instrumento, un tanto parecidas a los mugidos del ganado vacuno. Call resopla en su tuba y al instante las vacas más cercanas lo miran con extrañeza, curiosidad acaso, y pronto las que descansaban al fondo se levantan para investigar el origen de los sonidos o la causa de la atención de sus compañeras (casi con la misma actitud de quien se acerca a un espectáculo público y callejero sin saber bien a bien de qué se trata).

Para cuando los miembros restantes de The New Hot 5 se unen, ya el público de semovientes está completo y suficientemente atraído para no quitar sus redondos y oscuros ojos del quinteto, mismos que corresponden a tan cálido recibimiento saltando la valla que los separaba y ofreciendo su música a flor de piel del respetable que, según mandan las reglas de etiqueta al escuchar jazz, demuestran su reconocimiento a los músicos asintiendo complacidas en vez de aplaudir eufóricamente.

 

[Open Culture]

Te podría interesar:
Banksy arremete contra los curas católicos en esta época en que " es fácil olvidar el verdadero significado del cristianismo".

El artista callejero Banksy, que se volvió mucho más conocido por la introducción que hizo para la popular serie The Simpsons, arremete ahora con su más reciente pieza contra los curas pederastas.

Se trata de una escultura al más puro estilo neoclásico: el busto de un supuesto sacerdote, el Cardenal Pecado [Cardinal Sin], con toda la apariencia de la curia del siglo XVIII. Sin embargo, sobre su rostro el artista puso una especie de malla con volumen que simula esa difuminación aplicada en las transmisiones televisivas a las víctimas de los curas pederastas.

“En esta época del año es fácil olvidar el verdadero significado del cristianismo —las mentiras, la corrupción, el abuso”, dijo Banksy en un mensaje que difundió sobre esto que considera un comentario al abuso sexual de niños por parte de sacerdotes católicos.

[Guardian]