*

X

Investigador holandés crea súper-virus de influenza que podría matar a millones

Salud

Por: pijamasurf - 12/01/2011

En un trabajo de cuestionable ética científica, investigador holandés crea en su laboratorio un letal y resistente súper-virus de influenza que podría matar a millones de personas, una cepa genéticamente modificada del H5N1.

Recientemente el mundo ha enfrentados dos o tres amenazas epidémicas causadas por diferentes virus de influenza: el de la aviar, la porcina, el H1N1. Hace algunos años también hubo alarma por el SARS venido de Asia. Estas crisis han sumido a la población y los gobiernos nacionales en una situación de pánico no siempre justificada que, sin embargo, tiene efectos reales en el comportamiento social.

Esta vez el peligro anunciado proviene de los Países Bajos, donde el investigador Ron Fouchier, del Centro Médico Rotterdam de la Universidad Erasmus, ha desarrollado un virus de influenza que sería más letal que todos los conocidos hasta ahora y se dice que incluso más que el ántrax (quizá, en el imaginario colectivo, el químico más mortífero de cuantos pudieran utilizarse para dañar a la humanidad).

Fouchier presentó su trabajo en una conferencia sobre la influenza que tuvo lugar en Malta en el mes de septiembre pasado. Desde entonces sus colegas y otros interesados en el tema de la ética en la ciencia se han preguntado si los resultados de esta investigación deberían hacerse públicos (otros van más a fondo y cuestionan por qué, en un principio, Fouchier desarrolló el virus).

Fouchier y su equipo experimentaban con hurones la resistencia y las mutaciones del virus de la influenza y, después de transmitir el virus de hurón en hurón hasta conseguir 10 generaciones del mismo, descubrieron que este había mutado lo suficiente para transmitirse por vía aérea, con lo cual bastaba con que un animal se encontrara cerca de otro infectado para que el primero cayera enfermo.

Un estudio genético posterior mostró que el virus presenta las cinco mutaciones que ya ocurren naturalmente pero, en este caso, juntas y no separadas como se había visto antes. Además, esta cepa de Fouchier es tan contagiosa como el virus de la influenza estacional y mucho más letal.

Ahora la comunidad científica debate, como ya dijimos, entre publicar o no este estudio, ofreciendo la posibilidad de que otros repliquen los resultados (con intenciones bioterroristas, alertan algunos) o que se preparen las vacunas necesarias para enfrentarlos.

Sea como fuere, vale la pena tomar este anuncio con cautela, recordando que las enfermedades y especialmente las epidemias, son escenarios inmejorables para que el poder ensaye e implemente nuevas estrategias de vigilancia y control.

[Doctor Tipster]

Te podría interesar:

Adicción al Internet: similar al alcoholismo y la ludopatía

Salud

Por: pijamasurf - 12/01/2011

De acuerdo con un estudio reciente, el cerebro experimenta la adicción al Internet de manera similar a la dependencia a sustancias como el alcohol o comportamientos como el juego.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por investigadores de la Academia China de Ciencias, el cerebro de una persona adicta a Internet se comporta químicamente de manera similar a quienes sufren una dependencia por el alcohol, ciertas drogas e incluso el juego.

La investigación consistió en escanear los cerebros de 25 hombres y mujeres de entre 14 y 21 años a quienes se les diagnosticó un padecimiento de reciente cuño denominado “Trastorno de Adicción a Internet”, para saber en qué se distinguían del cerebro de personas adictas y no adictas.

Según los científicos, dicha diferencia estriba en la zona del cerebro ligada al procesamiento emocional, habilidades ejecutivas de pensamiento y funcionamiento cognitivo. En los adictos a Internet, esta parte del cerebro presentó conexiones anormales entre las fibras nerviosas, un fenómeno también observado en personas con alcoholismo y otros trastornos de impulsividad.

“Finalmente confirmamos lo que los médicos sospechaban desde hace algún tiempo, que las anormalidades de materia blanca en el córtex orbito-frontal y otras áreas realmente significativas del cerebro se presentan no solo en las adicciones con sustancias involucradas, sino también en el caso de comportamientos como la adicción a Internet”, opinó al respecto Henrietta Bowden-Jones, profesora en el Colegio Imperial de Londres.

[Huffington Post]