*

X

¿Qué pasará cuando el Sol muera? Secuencia gráfica sobre el fin del universo

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/29/2011

En un ejercicio que combina talento artístico con conocimientos científicos, el dibujante Ron Miller nos ofrece una serie en la que retrata las etapas consecutivas que seguirán el Sol, la Tierra y el universo mismo en su camino a la muerte y el fin absoluto de toda actividad.

Como sabemos, la estrella que da sentido al sistema al cual pertenecemos como planeta se encuentra, como todo en el universo, en un proceso físico de reacciones y movimientos que algún día cesarán, terminando así con su actividad y, en consecuencia, modificando drásticamente las condiciones en todos los planetas que orbitamos en torno suyo. Particularmente en la Tierra, el deceso del Sol se traducirá en el fin de la vida tal y como la conocemos actualmente e incluso su faz cambiará a tal grado que se volverá irreconocible.

Este proceso ha sido ilustrado por el dibujante Ron Miller, quien nos ofrece una serie de 9 láminas en donde traza este camino de muerte y vacío absoluto que inevitablemente seguirán el Sol, la Tierra y, al final, el universo entero. La línea de tiempo comienza a partir de ahora.

 

1.1 mil millones de años: el Sol comenzará a crecer e incrementar su temperatura. La Tierra también se hace más caliente, el hielo en su superficie se derrite y los océanos hierven hasta consumirse. El planeta se vuelve totalmente seco.

 

3.5 mil millones de años: continúa el proceso de agrandamiento y calentamiento del Sol. La Tierra es un planeta muerto que guarda semejanza con el Venus de la actualidad.

 

El Sol es una estrella naranja gigante que domina el cielo y que con su calor comienza a derretir las montañas de nuestro planeta.

 

Convertido ahora en una roja gigante, el Sol envuelve las órbitas de Mercurio y Venus y su atmósfera exterior podría incluso alcanzar a la Tierra.

 

Plutón, alguna vez un punto frío e imperceptible en los cielos de la Tierra, se verá cuatro veces más grande que el Sol desde la superficie terrestre.

 

12.4 mil millones de años: el Sol ha perdido sus capas exteriores. Una nebulosa planetaria se expande como una burbuja de jabón en torno al pequeño y último remanente del corazón solar (visto aquí desde el Cinturón de Kuiper).

 

Todo lo que queda del astro es una enana blanca, probablemente no mayor que la Tierra: cenizas inertes sobre el cadáver de nuestro mundo.

 

Pero esto no es todo para el sistema solar. Los brazos galácticos de la Vía Láctea y Andrómeda colisionan, dispersando al enano solar y lo que queda de su séquito planetario.

 

Por último, cuando toda la energía del universo se acabe y este llegue a su fin, cuando todo esté a la misma temperatura y las reacciones químicas cesen, entonces todo se detendrá de una vez y para siempre. De aquí a 1 millón de millones de años no habrá nada en el universo más que oscuridad, vacío y un frío absoluto.

[io9]

Perros y niños comparten habilidades cognitivas similares para leer expresiones humanas

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/29/2011

Científicos confirman que los perros son capaces de leer las emociones humanas, habilidad parecida a la un niño de hasta 2 años.

Científicos húngaros adscritos a la Academia de Ciencias del país han publicado los resultados de una investigación en que encontraron que los perros son capaces de leer las emociones humanas con la misma precisión que tiene un niño de entre 6 meses y 2 años de edad.

Para comprobar esto, los investigadores documentaron los movimientos oculares de perros que veían una videograbación de personas dando vueltas en torno a objetos plásticos. Cuando una de estas decía “¡Hola, perro!” en un tono de voz agudo y miraba directamente al animal, para después volverse hacia el objeto, los perros tendían a mirar hacia el objeto, caso contrario al de si la persona solo decía “Hola, perro” en un tono bajo y evitaba el contacto visual.

El estudio se publicó en la revista especializada Current Biology, y uno de los participantes, Jozsef Topal, aseguró que “la utilización de señales ostensivas” es uno de las evidencias de que los perros comparten con los niños estas habilidades cognitivas sociales: “los perros, así como los infantes humanos, son sensibles a señales que significan intentos de comunicación”, dijo Topal.

[Huffington Post]