*

X
Un grupo de estudiantes universitarios protesta en los salones de Harvard por la parcialidad con que se enseña economía en dicha universidad.

Hace una semana un grupo de aproximadamente 70 estudiantes interrumpió la clase que se daba en uno de los salones de la Universidad de Harvard por considerar que la forma en que se enseña economía ahí es bastante parcial.

“Estamos profundamente preocupados por la manera en que esta parcialidad afecta a los estudiantes, la Universidad y a la sociedad”, dice una carta pública firmado por los inconformes.

Los estudiantes irrumpieron en el curso ofrecido por el profesor Greg Mankiw, quien fue asesor del ex presidente George W. Bush y quien asegura que al momento del incidente trataba el tema de la desigualdad en los salarios.

En la carta, que está dirigida a Mankiw, se dan a conocer los motivos de esta protesta:

Como estudiantes de Harvard nos inscribimos en Economía 10 con la esperanza de adquirir una amplia e introductora base de la teoría económica que nos asistiera en nuestras diversas inquietudes intelectuales y diversas disciplinas, que van de la Economía al Gobierno, de las Ciencias del Medio Ambiente a las Políticas Públicas, y más allá. En cambio, encontramos un curso que adopta una específica —y limitada— perspectiva de la economía, la que creemos que perpetúa el sistema problemático e ineficiente de desigualdad económica en nuestra sociedad contemporánea.

[Slate]

Jeque musulmán recomienda que las mujeres se alejen de plátanos y pepinos

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/22/2011

Clérigo musulmán recomienda que se prohíba el contacto de cualquier tipo entre mujeres, plátanos y pepinos, ya que estos podrían despertar pensamientos impuras en el género femenino.

De acuerdo con la información publicada por el portal Bikyamasr, un clérigo musulmán residente en Europa aseguró que debería prohibirse que las mujeres tuvieran contacto con plátanos y pepinos porque la forma de estos frutos, tan semejante al miembro viril masculino, podría despertar en ellas pensamientos sexuales.

Aunque la identidad del hombre se mantiene desconocida, se dice que recomendó también que si una mujer tiene que consumir alguno de estos frutos, lo aconsejable es que un hombre —de preferencia su padre o su esposo— los corte lejos de su vista para así presentárselos. Sin embargo, para el problema de cómo adquirirlos sin verlos ni tocarlos, el jeque no dio una solución concreta, diciendo que ese es un asunto entre Dios y la mujer.

Al final el clérigo consideró también a las zanahorias y el calabacín como otros vegetales susceptibles de esta prohibición.

Estas declaraciones recuerdan un poco al alcalde peruano que recientemente aseguró que beber agua contaminada con estroncio provoca homosexualidad en los hombres.

[Europa Press]