*

X
Macerando plantas de marihuana en vino, el chef californiano Herb Seidel está imponiendo una nueva tendencia en las finas artes de la enología.

En California —donde está permitido el consumo de marihuana con fines medicinales— el chef Herb Seidel está imponiendo una nueva tendencia en el refinado arte de beber vino: introduce plantas de marihuana en las botellas con el fin de que se maceren y contagien sus propiedades a la bondadosa bebida.

El vino resultante de este proceso se ha dado en llamar “vino verde” o “vino de árbol” (“tree wine”; tree se le llama al brote de marihuana por el parecido que tiene con un árbol).

Por ahora Seidel ofrece su creación únicamente en catas y reuniones privadas, pero se reporta que ya algunos vitivinicultores locales apartan un par de barricas de su producción anual para poner a dormir ahí, en un plácido sueño de efluvios cannábicos, un buen manojo de ganga.

Solo esperemos que tanto estos productores de vino como el chef Seide —además de otros que quizá pronto sigan su ejemplo— utilicen para dicho fin marihuana cultivada por ellos mismos con procedimientos naturales, para que sustancias altamente tóxicas como los pesticidas o los fertilizantes no arruinen tan apetecible comunión.

[WCNC]

Audífonos que llevan la música directamente a tu cráneo

Buena Vida

Por: pijamasurf - 11/18/2011

Tecnología de conducción ósea permite que un par de audífonos lleve la música directamente al cráneo y de ahí el oído medio, sin nada en la oreja que obstruya el paso de sonidos exteriores potencialmente importantes o peligrosos.

Desde la invención de los audífonos y su aplicación en los reproductores de música portátiles ha corrido paralelamente la voluntad de hacerlos realmente personales, a pesar del riesgo que puede representar perder el contacto auditivo con el mundo exterior.

Ahora, sin embargo, esto podría revertirse, pues Aftershokz recién presentó un par de audífonos cuya principal característica es que llevan el sonido directo al cráneo y de ahí al oído medio. Su tecnología de conducción ósea permite llevarlos por fuera de la oreja, con lo cual se reduce el riesgo de omitir un sonido externo de importancia.

Sin duda una invención, dentro de lo cotidiano, que sería interesante probar en su funcionamiento.

[inhabitat]