*

X

Estados Unidos recorta financiamiento de la UNESCO en represalia por incluir a Palestina

Política

Por: pijamasurf - 11/01/2011

Estados Unidos propina un millonario castigo a la UNESCO, luego de que esta reconociera a Palestina como miembro con plenos derechos.

Estados Unidos, un país que ha demostrado reiteradamente estar alineado con Israel, interrumpirá sus contribuciones financieras a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), a raíz de la aceptación de Palestina como miembro de pleno derecho en dicha división de la ONU.

El recorte en el financiamiento se hará efectivo desde este noviembre, cuando  Estados Unidos dejará de pagar 60 millones de dólares programados previamente.

Durante una reunión en su sede parisina, la Conferencia General de la Unesco confirmó una votación histórica que reconoce la plena adhesión de Palestina como Estado miembro de pleno derecho. Hasta ahora el Estado palestino solo estaba incluido como un observador sin derecho a voto. La moción fue avalada por 107 votos a favor, 14 en contra y 52 abstenciones, y representa un importante avance en las intenciones palestinas de ser plenamente reconocidos dentro de la ONU como un Estado soberano.

Hace un mes los palestinos solicitaron ser miembros de pleno derecho en Naciones Unidas, una petición que el gobierno estadounidense dice que vetará en el Consejo de Seguridad.

La presión política que ejerce Estados Unidos en pro de Israel afectará no solo a Palestina, sino a miles de niños y personas en países marginados.

[Semana]


Te podría interesar:

El gobierno del Reino Unido prepara ofensiva militar contra Irán

Política

Por: pijamasurf - 11/01/2011

Preocupados por el programa de enriquecimiento nuclear de Teherán y en apoyo a una posible ofensiva militar estadounidense, el gobierno del Reino Unido se declara listo para la guerra.

Con el eufemismo de estar “acelerando sus planes de contingencia”, el Ministerio de la Defensa del Reino Unido se muestra preparado para una eventual ofensiva militar contra Irán, donde en los últimos días se han registrado ciertos incidentes que preocupan a los altos mandos militares ingleses, en particular la posibilidad de que el gobierno iraní haya reemprendido los procesos de enriquecimiento de uranio a escondidas de la vigilancia occidental.

Recordemos que hace unos meses, a finales de mayo de este 2011, Irán sufrió un cyber-ataque, supuestamente orquestado por los gobiernos estadounidense e israelí, que saboteó casi la mitad de las centrifugadoras que se usaban en su programa nuclear. Ahora, sin embargo, de acuerdo con la inteligencia británica, los daños del ataque habrían sido ya reparados y algunas centrifugadoras reinstaladas en otros lugares mejor protegidos, a salvo incluso de misiles y otras armas.

Pero esta información, obtenida casi exclusivamente por medio del espionaje, no está confirmada. De ahí que, al más puro estilo de la guerra preventiva de George W. Bush, el ejército del Reino Unido quiere anticipar un “posible ataque”. Sin embargo, en vista de que para iniciar una ofensiva militar requieren del apoyo o por lo menos la anuencia del gobierno estadounidense, los estrategas ingleses saben que antes de las elecciones de noviembre difícilmente Obama se embarcará en una acción de este tipo.

“Después de 12 meses no podremos estar seguros de que nuestros misiles los alcancen”, dijo un oficial del ejército inglés de quien se oculta el nombre, “así que la ventana se está cerrando y el Reino Unido necesita hacer algunos planes cuidadosos para el fututo. Estados Unidos podría hacer esto por su cuenta, pero no quiere

“Así que necesitamos anticiparnos a que nos pidan contribuir. Pensábamos que esto esperaría hasta después de las elecciones estadounidenses del próximo año, pero ahora no estamos seguros.

El presidente Obama tiene una gran decisión por tomar en los meses próximos, porque no quiere hacer nada justo antes de una elección”.

Así las cosas, quizá una vez que Obama tenga la reelección en la bolsa, el siguiente año lo comenzaremos con otra guerra en Medio Oriente, esta vez en contra del gobierno iraní y, lo que es peor, en contra de su pueblo.

[Guardian]