*

X

¿Cuál era la probabilidad de que fueras quien ya eres? (INFOGRÁFICO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/10/2011

En un ejercicio matemático que coquetea con las simas metafísicas de la existencia, Ali Binazir se pregunta por la probabilidad que todos nosotros teníamos de existir, llegando a una exorbitante cifra difícil de comprender en todas sus implicaciones.

¿Quién serías si no fueras quien eres? ¿Hubiera sido posible ser otro distinto al que eres ahora? ¿Qué resistencias venció la vida o la naturaleza o cualquiera que sea la fuerza que terminó por conformarte como persona?

Estas preguntas, propias de cualquiera con un poco de curiosidad en torno a ese indescifrable misterio que llamamos existencia, se pueden responder en parte gracias a un reciente ejercicio de especulación matemática y metafísica llevado a cabo por Ali Binazir, popular autor de libros que combinan ciencia y una peculiar visión de asuntos de corte filosófico como este.

Binazir comienza sus cálculos en un punto elemental y sensato: ¿cuál es la probabilidad de que un hombre y una mujer se conozca? Siguen con la probabilidad de que esta pareja se mantenga una relación el tiempo suficiente como para procrear y termina (provisionalmente) con la probabilidad de que un óvulo case con un esperma.

Este sería un primer momento, decisivo en la existencia. Pero sabemos que para llegar a este punto fue necesario todo un proceso previo ligado a la evolución de la vida, una enorme cadena que Binazir resume en la pregunta por la probabilidad de que todos los ancestros de una persona se hayan reproducido exitosamente. Sí, todos, desde el primer organismo unicelular hasta esos dos Homo sapiens a los que llamas madre y padre. Todos. Teniendo en cuenta además que, en el caso de los homínidos y sus ancestros de reproducción sexual, en todos y cada uno de los casos se tiene contemplar el cálculo anterior de la probabilidad que tienen dos células reproductivas de unirse entre sí.

Con todos estos factores, la cifra final es, sin redobles ni fanfarrias, de 1 en 10 a la 2,685,000 (esto es, el número 10 seguido de 2,685,000 ceros). Para tener una mejor idea de la magnitud de esta cifra, Binazir nos dice que el número de átomos que constituyen la Tierra es de 10 a la 50 y el número de átomos en el universo entero se calcula en 10 a la 80.

«Así que la probabilidad de que existieras es prácticamente cero. Ahora ve y siéntete y actúa como el milagro que eres», escribe Binazir para finalizar, un poco de humor que aligera este cálculo que algo podría tener de inquietante.

*Da clic en la imagen para verla con mayor detalle.

[io9]

El Sistema Solar expulsó en algún momento a un quinto planeta gigante

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/10/2011

De acuerdo con el estudio reciente de un astrónomo texano, el Sistema Solar contó alguna vez con 5 planetas gigantes, uno de los cuales terminó expulsado por el bien del resto.

David Nesvorny, astrónomo del Southwest Research Institute en Texas, asegura que el sistema solar contó alguna vez con cinco planetas mayores compuestos en su mayoría de gas en vez de los cuatro que ahora subsisten (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno).

Nesvorny llegó a esta conclusión luego de estudiar el Cinturón de Kupier (un anillo de escombros planetarios sumamente denso que se encuentra más allá de Neptuno) y los posibles orígenes de los cráteres lunares, esperando encontrar pistas sobre las etapas de formación de nuestro entorno cósmico más inmediato.

En su investigación encontró que hace aproximadamente 600 millones de años tuvo lugar una inestabilidad dinámica en el desarrollo del sistema solar, afectado notablemente la órbita de los 4 planetas mayores y dispersando los cuerpos más pequeños, algunos hacia el Cinturón de Kupier y otros en dirección opuesta, impactándose con la Luna y otros planetas.

Sin embargo, al momento de simular este escenario en una computadora, Nesvorny advirtió que, con el número de planetas actual, la órbita de Júpiter hubiera influenciado en las de los llamados planetas terrestres, provocando que la Tierra colisionara con Marte y con Venus. Ajustando las variables, Nesvorny probó acelerando la órbita de Júpiter, pero con esto el modelo terminaba sacando a Urano y Neptuno del sistema solar.

La solución fue introducir agregar uno a los 4 planetas gigantes, con masa similar a la de Urano y Neptuno. Con esto la simulación funcionó: Júpiter conservó su lugar y los demás no sufrieron ninguna afectación.

“La posibilidad de que el sistema solar tuviera inicialmente más de 4 planetas gigantes y expulsara alguno parece concebible en vista del reciente descubrimiento de un gran número de planetas flotando libremente en el espacio interestelar, sugiriendo que el proceso de expulsión de planetas pudiera ser de una ocurrencia común”, concluyó Nesvorny.

[Wired]