*

X

La participación del filósofo Slavoj Zizek en Ocupa Wall Street (VIDEO)

Política

Por: pijamasurf - 10/11/2011

El filósofo más famoso del mundo acudió a apoyar al movimiento de protesta contra la mafia financiera de Wall Street, dejando palabras de aliento y haciendo que los manifestantes se cuestionaran a sí mismos.

Slavoj Zizek, el filósofo popstar, se presentó ante un grupo de manifestantes de Occupy Wall Street para apoyarlos y darles algunas recomendaciones en pos de canalizar y fortalecer su movimiento.

Utilizando el sistema del "micrófono humano", en el  que las personas más cercanas al orador repiten sus palabras al unísono para que otros puedan escuchar, Zizek dijo que ellos "no están destruyendo nada... solo estamos siendo testigos de cómo el sistema se está destruyendo a sí mismo". Y aclaró que el capitalismo marcha inevitablemente hacia su destrucción, pese a que algunas personas ciegamente no logran ver esto. 

Dijo que mientras en China la programación televisiva que muestra realidades alternativas y el viaje en el tiempo ha sido prohibida, en Estados Unidos se tiene un problema diferente. "Aquí ni pensamos en la prohibición, ya que el sistema gobernante ha oprimido nuestra capacidad de soñar.  Vean las películas que vemos todo el tiempo, es fácil imaginar el fin del mundo, un asteroide acabando con la vida, ¿pero no podemos imaginar el fin del capitalismo? ¿Entonces qué estamos haciendo aquí?" —lo cual nos recuerda una sumamente significativa y hasta preclara frase de F. Scott Fitzgerald: "Las películas nos han robado nuestros sueños. De todas las traiciones esta es la peor".

"Los carnavales vienen fácil", advirtió Zizek, "lo que importa es el día después, cuando regresamos a la vida normal. ¿Habrá cambios  entonces? No quiero que recuerden estos días, ya saben, como 'Oh, éramos bellos y jóvenes'. Recuerden el mensaje básico: tenemos permitido pensar en alternativas. El mandato está roto. No vivimos de la mejor forma posible. Pero hay un largo camino adelante. Estas son preguntas verdaderamente difíciles que nos confrontan. Sabemos lo que no queremos. Pero, ¿qué es lo que queremos?  Las personas comúnmente desean algo que en realidad no quieren. No tengan miedo de querer lo que en realidad desean".

Contó también una historia sobre un disidente enviado a  trabajar a un campo de concentración a Siberia, quien, ya que sabe que sus cartas serán censuradas, les dice a sus amigos que les escribirá usando un código simple: tinta azul para la verdad, tinta roja para las mentiras. Su primera carta les llega y es un entusiasta reporte de la vida en el campamento: un maravilloso apartamento, deliciosa comida y hermosas mujeres; y concluye: " Lo único que no podemos conseguir es tinta roja".

Occupy Wall Street, dijo Zizek a la multitud, está señalando las mentiras que subyacen a la construcción de la sociedad estadounidense: "Ustedes son la tinta roja", les dijo.

Los exhortó también a dialogar con el Tea Party y pensar en ellos como un movimiento hermano: "Puede ser que sean estúpidos, pero no piensen en ellos como el enemigo".

Después explicó un tema que ha tocado numerosas ocasiones: cómo el altruismo se usa como un paliativo que hace olvidar los verdaderos problemas del sistema, como es el caso de George Soros —o de un laxante de chocolate (siendo que el chocolate estriñe). "Primero les quitan miles de millones y luego les dan la mitad de regreso. Y eso los convierte en grandes figuras humanitarias. Tomen el dinero, pero no dejen de luchar para derrocar el sistema que lo hace necesario".

En otro tema un tanto polémico, Zizek describió el movimiento de la comida orgánica como un"seudo-activismo" diseñado para hacer que los consumidores se sientan bien por el impacto positivo que están teniendo sobre el mundo, absolviéndolos así de poner atención en las cuestiones sistémicas más destructivas.

[The Observer]

Te podría interesar:

¿Es el Chapo Guzmán el criminal más peligroso del mundo o sólo el más protegido?

Política

Por: pijamasurf - 10/11/2011

Según la DEA, el Chapo Guzmán es el criminal más peligroso del mundo; sin embargo, algunos periodistas sostienen que El Chapo es solamente un títere de los poderes políticos y financieros que controlan el negocio de la droga.

Hoy han circulado por la mayoría de los diarios mexicanos las declaraciones del jefe de la Agencia Federal Antidrogas (DEA) en Chicago, Jack Riley, quien dijo que el Chapo Guzmán es el criminal más peligroso del mundo y opera en la Ciudad del Viento con una inusitada ferocidad.

"Si creen que la mafia italiana es lo peor de lo peor en materia de crimen organizado, piensen nuevamente. El Chapo Guzmán se los come crudos", dijo Riley en una entrevista que publicó el Chicago Sun-Times.

Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", jefe del Cartel de Sinaloa, no solo es peor que Al Capone: según Riley, el capo está al nivel de cualquier gángster del mundo: "En mi opinión es el criminal más peligroso del mundo y probablemente el más rico. Nunca vimos una organización criminal tan bien enfocada, con tan buen sentido para los negocios y también tan feroz y violenta", agregó.

El mexicano Vicente Zambada Niebla, "Vicentillo", será juzgado a partir del 13 de febrero próximo en Chicago como jefe de logística del cartel y por su presunta responsabilidad por la importación de más de una tonelada de drogas y el lavado de unos 500 millones de dólares.

El Chapo Guzmán, de manera un tanto absurda, apareció desde el 2009 en la lista de Forbes de los hombres más ricos del mundo. ¿Cómo medir la riqueza de El Chapo? ¿Y si su riqueza puede ser medida entonces no deberían de aparecer en los primeros lugares banqueros como los Rothschild y los Rockefeller, cuyas fortunas no son cuantificables por declaraciones públicas?

En la nueva lista de los hombres más poderosos del mundo de Forbes, El Chapo subió en el escalafón para colocarse en el 55º lugar del mundo. Esto nos lleva a la pregunta de hasta qué punto el poder del Chapo es real o es la cara mediática de una operación de narcopolítica, que probablemente tenga sus verdaderas cabezas en el gobierno mexicano y sobre todo entre políticos y empresarios estadounidenses. Evidentemente El Chapo tiene un considerable poder, pero ¿acaso este no se vería reducido si descubrimos que es sobre todo un operador político, un títere de intereses supranacionales?

A decir de la periodista Anabel Hernández (y otros investigadores), existe un claro proteccionismo a favor del cártel de Sinaloa encabezado por Guzmán. En su libro "Los Señores del Narco", Hernández expone que El Chapo pudo escapar de prisión luego de que Vicente Fox recibiera un multimillonario pago con el que compró su libertad.

Los mismos rivales del cártel de Sinaloa han declarado que la violencia que sacude a México se debe al desproporcionado apoyo que este cártel recibe del gobierno.

¿Es el Chapo el nuevo narco pop star ¿Un (icónico) mal necesario? ¿Una figura coludida con el sistema narco financiero mundial que juega el papel del malo en la narrativa global de la guerra contra las drogas, en la que los policías son también los ladrones pero se necesita al mismo tiempo que creamos en la existencia de los "malos"? ¿O simplemente estamos cayendo en más conspiranoia?