*

X

Feminista realiza experimento de vivir un año siguiendo la Biblia al pie de la letra

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/16/2011

Rachel Held Evans se impuso la obligación de vivir durante todo un año de acuerdo con los preceptos bíblicos, un extraño experimento en el que intentó conjuntar dos de sus creencias mayores: la religiosidad y el feminismo.

La tradición judeocristiana tiene fama de no conceder un lugar honroso al género femenino. Más allá de las vírgenes o las mujeres sumisas, en los textos bíblicos es común encontrar que las mujeres son objeto de los más crueles castigos o se les adjudica la más despreciable reputación.

Un poco para probar esa idea, para saber hasta qué punto es verdad o en qué momento se convierte en prejuicio, Rachel Held Evans, una mujer de 30 años residente en Dayton, Tennessee, se impuso la obligación de vivir durante un año tan apegada como pudiera a las reglas de comportamiento que contiene la Biblia, desde las más triviales hasta las que tocan aspectos importantes de la cotidianeidad.

Su disciplina la llevó a no recortar su cabello, fabricar sus propias ropas, aprender a cocinar, llamar a su esposo “Señor”, dormir en una tienda de campaña fuera de su casa en tanto durara su periodo menstrual, rehuir del cotilleo, preocuparse por los pobres, “alabar a su esposo en las puertas de la ciudad”, no tener autoridad sobre ningún hombre y algunas otras conductas igual de extravagantemente anticuadas, cada una sustentada por su correspondiente pasaje bíblico (aunque prefirió no abrazar la poligamia). Además, dice Evans que cada mes encaminaba sus esfuerzos a practicar una de las muchas virtudes que ensalza la Biblia en las mujeres juiciosas: la gentileza, la mansedumbre, la obediencia, la sumisión, el recato y otras siete más.

Curiosamente, pese a lo que muchos podríamos pensar, la intención de esta mujer nunca fue “menospreciar o burlarse de la Biblia” y parece que ni siquiera evidenciar el atraso moral y ético de algunas de las recomendaciones del llamado “libro sagrado”, aunque tampoco “glorificar sus elementos patriarcales”. Al embarcarse en este proyecto personal, Evans quiso dar pie a un debate sobre el lugar que los preceptos bíblicos pueden tener en la vida de cualquiera.

Evans, que se dice cristiana y feminista, asegura que a lo largo de su experiencia aprendió a conocer mejor la Biblia, sobre todo en sus contradicciones. Por otro lado se dio cuenta de que aun con estas reglas lo común, ya en la práctica, es que la persona escoja y elija cuál seguir y cuál no (aunque esto es dicutible).

“Entre más conozcan las mujeres sobre la Biblia, más podrán ellas responder cuando intenten silenciarlas”, afirmó.

[Guardian]

Te podría interesar:

¿Por qué las mamás no quieren que sus bebés nazcan en Halloween?

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/16/2011

Las madres en Estados Unidos evitan dar a luz en Halloween; en cambio gustan de la fecha de San Valentín para que sus hijos nazcan.

A la hora de seleccionar el día de nacimiento de un bebé, Halloween, el 31 de octubre, parece ser bastante impopular en Estados Unidos. En cambio el Día de San Valentín, con una connotación más positiva, parece ser preferido por las madres para dar a luz.

El 14 de febrero existe un incremento del 3.6% en los nacimientos espontáneos y un 12.1% en los nacimientos por cesarea. En Halloween existe un 5.3% de disminución en los nacimientos espontáneos  y un 16.9% menos que el promedio en nacimientos por cesarea. Esto resultados son estadísticamente significativos, según un estudio de la Universidad de Yale.

El estudio además pone en duda la noción de que los "nacimientos espontáneos" están fuera del control de las mujeres embarazadas, y demuestra que las mujeres pueden retrasar o acelerar su parto conforme a una ventana temporal limitada en respuesta a una programación cultural, incluso hasta el punto de influir sus mecanismos hormonales.

Aunque la investigación es válida solo para Estados Unidos, es probable que algún tipo de programación cultural similar ocurra en México; tal vez exista un menor número de bebés nacidos el Día de los Muertos.

¿Qué es lo que motiva a las madres a no querer que nazcan sus hijos en Halloween y sí  el Día de San Valentín? Probablemente sea la asociación —a veces inconsciente— de la primera fecha con la muerte y la segunda con el amor. O quizás solo sea que la mamás no quieren conducir al hospital viendo a niños disfrazados y "ensangrentados" en las calles.

[io9]