*

X
Construcciones ocultas colectivas, magia para las masas... ¿Puede usarse efectivamente el modelo del software de código abierto para compartir el conocimiento arcano y provocar un despertar masivo de conciencias individuales?

La magia históricamente ha estado ligada al ocultismo, a lo arcano, lo esotérico, lo hermético, en una palabra, a lo secreto, cerrado e inaccesible. Existen numerosas razones por las cuales esto es así. El conocimiento de la magia y la capacidad de manifestar la intención en el mundo natural (a veces para manipularlo) es una forma de poder guardada celosamente como protección (para que no caiga en malas manos) y como forma de mantener ese poder y gobernar por sobre los demás. Por otro lado el aprendizaje de la magia generalmente supone una serie de enseñanzas, un protocolo, que debe de ser impartido por alguien calificado, y dentro de una cierta tradición, todo lo cual sugiere que la magia debe mantenerse resguardada del vulgo.

Robert Anton Wilson alguna vez escribió que una persona antes de invocar un espíritu debería de asegurarse de saber también como proscribir a ese mismo espíritu (puesto que puede ser incómodo tener de inquilino a un demonio).

El gran erudito del ocultismo, Manly P. Hall, sostenía que una de las razones por las cuales es necesaria la iniciación es que las ideas rápidamente se convierten en ídolos y una mente no preparada pervierte el conocimiento (tal vez esto es lo que vemos hoy en día en Internet con la inundación de conocimientos antes esotéricos que son distribuidos sin un contexto y una enseñanza adecuada —la era de la libertad de la información es también la era de la desinformación)

Sin embargo, también es cierto que más allá de la visión romántica del ocultismo, de "ser elegidos" por el maestro o de contar con una serie de cualidades innatas para el desarrollo de la magia, todas las personas tienen la capacidad de acceder a lo oculto y operar mágicamente sobre su mundo: manifestar su intención y programar la realidad y la materia con su energía etérea. Es más, es necesario que cada quien opere mágicamente en su vida, puesto que de otra forma probablemente se convierta en una víctima de cosas como el azar o la voluntad de otras personas. A veces la magia es la única forma de ser tú mismo.

«Adeptos contemporáneos deberían de explicar sus métodos e ideas sin charlatanería o mistificación. La magia no funciona por arte de magia, si ves lo que quiero decir; requiere de mucha dedicación, trabajo duro y práctica. Creo que dar a conocer ideas mágicas efectivas llevará a mucho menos de ese sinsentido satánico que hace que algunos idiotas sacrifiquen al gato de su vecino», Peter J. Carroll en Abracademia.

Joshua Madera ha acuñado el concepto de "Open Sourcery" en su blog Hyperritual, siguiendo el concepto de software "Open Source" (código abierto), en el que los usuarios de un programa informático contribuyen a su desarrollo al tener acceso a su código y generalmente no buscan una recompensa monetaria cuando mejoran o añaden algo nuevo al programa. Algo similar podría ocurrir con la magia si las personas hicieran accesibles su código fuente (la relación entre la magia y el software es altamente significativa, ya que ambas de alguna forma usan lenguaje para programar la materia y obtener cierto resultado).

Una iniciativa similar ha sido implementada por el sitio Open Source Order of the Golden Dawn, el cual trabaja colectiva y abiertamente sobre los principios dejados por la Orden del Golden Dawn, que contó entre sus adeptos a Aleister Crowley y al poeta W.B. Yeats.

En su texto seminal Escritores del Cielo en Hades, Aeolus Kephas sienta las bases para este tipo de magia a código abierto en la que "el iniciado" es la humanidad entera:

«Internet es un substituto para el inconsciente colectivo en su proceso de hacerse consciente. Una de sus muchas funciones, tal vez su función principal, es desarrollar las herramientas a través de las cuales nos podremos lentamente disgregar de la mente grupal y empezar a navegar una conciencia superior. Internet entonces sirve como área de prueba  y también como una pista de despegue para el salto definitivo hacia lo desconocido. Como una cultura creada totalmente con palabras, sonidos e imágenes, ofrece un espacio ritual para la ensoñación interactiva y la sanación chamánica y para proyectos grupales sin un punto focal externo, pero con una siempre cambiante mezcla de directrices internas, enraizadas en individuos unidos por sus diferencias tanto como por sus similitudes. Lo que se está formando, debajo de la superficie de la conciencia colectiva de la mente grupal, es una multitud inteligente cuya inteligencia crece en la medida en que crece en número.  Lo que esto conjura es una oportunidad  para acelerar la individuación y la iniciación chamánica a escala masiva».

Magia global, magia noósferica, magia para las masas (más allá del oxímoron), magia blanca de la conciencia colectiva... Si es cierto, como algunos creen, que el mundo en el que vivimos está embrujado o poseído por una serie de entidades y seres que legislan la realidad que vivimos, entonces habría cierta coherencia en combatir este conjuro armando a las masas. Esto es solo una teoría de Contra, pero tal vez resuene en la mente de más de uno y se pueda formar una red a código abierto de experiencias y enseñanzas al servicio de la libertad de la conciencia humana.

[Hyperritual]


Ex ejecutivo de Eli Lily & Co revela las atrocidades de la industria farmacéutica

Por: pijamasurf - 08/09/2011

El Dr. John Rengen Virapen describe cómo las farmacéuticas buscan crear enfermedades rentables y bloquean sus curas para prolongar su negocio, como suelen hacer los narcotraficantes, durante el mayor tiempo posible.

Confirmando lo que dice Richard J. Roberts, premio Nobel de Medicina, el Dr. John Rengen Virapen ha sonado el silbato denunciando a la industria farmacéutica como una industria de la muerte lenta, bloqueando la cura de una enfermedad  y dando prevalencia a medicamentos cronificadores.

Rengen Virapen trabajó 35 años como ejecutivo de Eli Lilly & Company, una de las farmacéuticas más grandes del mundo, y durante ese tiempo él mismo se vio obligado a cometer prácticas ilegales que constituyen, como efectos secundarios, crímenes  contra la humanidad.

Rengen Virapen confiesa ser responsable de sobornar al gobierno sueco para obtener el registro de Prozac, el popular antidepresivo cuyos deletéreos efectos secundarios ha descrito en sus libros. Dice también que la industria farmacéutica es la más poderosa del mundo, "duerme en la misma cama que los gobiernos" y "mata a más personas que las guerras".

John Rengen Virapen, al igual  Richard J. Roberts, ha escrito sobre cómo las grandes farmacéuticas bloquean la cura del cáncer para mantener su más grande negocio (el cáncer que es ciertamente curable).

Rengen Virapen asegura que el Big Pharma (o la farmafia) no está interesado en curar enfermedades sino en crear enfermedades, está interesado en tratamientos sintomáticos, "quieren pacientes que sean diabéticos, tengan problemas del corazón, Parkinson", en suma, enfermedades que supongan una vida longeva, en lento deterioro, tomando fármacos —de la misma forma que los narcotraficantes quieren a sus adictos.

La colusión de las farmacéuticas con el establishment involucra también a los medios de comunicación, que son usados para implantar el estilo de vida de la farmacodependencia y dar a conocer la existencia de enfermedades como el síndrome de déficit de atención, que muchas veces son más productos de marketing que padecimientos reales o al menos son padecimientos que no necesariamente deben de ser bombardeados con poderosos psicoactivos.

El tema de la mafia farmacéutica y su manejo de la salud como el más inhumano de los negocios —aquel que hace de la vida usura— es algo que seguiremos tocando en Pijama Surf, puesto que es central para cada individuo no poner ciegamente su salud en las manos de esta industria y encontrar los canales adecuados para buscar su sanación.