*

X

Inteligencia británica planeó convertir a Hitler en 'mujer'

Por: pijamasurf - 08/16/2011

Espías británicos razonaron que introducir hormonas sexuales femeninas al alimento de Hitler era algo plausible y que mermaría su liderazgo.

Algo más pavoroso que la imagen enérgica de Hitler en el podium programando a las masas: el führer seduciendo a las masas con senos prominentes y una sensibilidad femenina.

Dentro de la serie de rarezas bélicas que se produjeron durante el conflicto armado entre los aliados y el eje liderado por el nazismo,  se encuentra el plan elucubrado por espías británicos de dar hormonas femeninas a Hitler para aplacar su agresividad y trastornar su psique.

Según el libro Secret Weapons: Technology, Science And The Race To Win World War II, escrito por el profesor de la Universidad de Cardiff, Brian Ford, agentes querían dosificar la comida de Hitler con estrógeno para convertirlo en un dócil minino, emulando a su heraman Paula. Estos espías habían logrado inmiscuirse lo suficiente para tener acceso a la comida de Hitler, por lo cual el plan no hubiera sido del todo irrealizable. El estrógeno era la primera opción ya que es insípido y tiene un efecto sutil, por lo cual habría pasado indetectado por los probadores de alimento de Hitler. Aparentemente los aliados no contaban con un veneno igualmente furtivo. 

Otro de los extraños proyectos de guerra fue el empleado por los Nazis al enseñar supuestamente a los perros a hablar, leer y escribir para convertirlos en agentes. 

[Telegraph]

¿Qué criterio usan los mosquitos para elegir a su víctima?

Por: pijamasurf - 08/16/2011

Los mosquitos parecen tener una marcada predilección por ciertas personas. ¿Cuáles son los criterios que utilizan para elegir a sus víctimas?

 mosquitoLos mosquitos son sin duda una de las pruebas más férreas para aquellos que, como los budistas, han realizado un voto a favor de no dañar ninguna forma de vida. Y es que estos cotidianos insectos parecen estar explícitamente diseñados para molestar a los humanos: su enervante sonido, su cada vez mayor astucia para succionar nuestra sangre y evitar ser aniquilados por la mano del hombre, y lo incómodo que puede resultar su legado en nuestra piel. 

Pero lo cierto es que existen personas que son clientes frecuentes de las picaduras de mosquitos, de algún modo parecen ser las víctimas predilectas. Y más allá de razones kármicas o de otras posibilidades metafísicas para explicar este fenómeno, resulta que los mosquitos se sienten atraídos por ciertas sustancias que emitimos, mismas tienen mayor presencia en algunos cuerpos que en otros.

Entre los atractores de los mosquitos se encuentran las altas concentraciones de esteroides o colesterol, que en personas que procesan muy rápido estos elementos pueden emitirse en abundancia a través de la dermis. También se sienten atraídos por las personas que producen mucho ácido —el úrico, por ejemplo. Sin embargo, la sustancia más atractiva para estos es el dióxido de carbono, cuya liberación a través del cuerpo aumenta conforme a la edad o también en las mujeres embarazadas.