*

X

Bailándole a la muerte: la tradición de llevar strippers a funerales en Taiwán

Sociedad

Por: pijamasurf - 08/13/2011

Por más de dos siglos las familias de Taiwán han contratado bailarinas para realizar bailes erótiocs a sus muertos, una tradición cuestionada por algunos pero que toca una profunda fibra de identidad entre Eros y Thánatos.

En Occidente la muerte está envuelta en un aura lúgubre de sufrimiento y agonía, pero esto es solo una convención. La muerte puede ser también una fiesta de liberación, y, como toda buena fiesta, debe de incluir un factor erótico. Ya lo decía Freud: el impulso de la vida y el impulso de la muerte en el fondo son dos caras de la misma moneda. Y esto es algo que, consciente o inconscientemente, entienden en Taiwán.

Lejos de la solemnidad occidental, en las procesiones fúnebres en Taiwan desfilan eléctricas carrozas florales con jóvenes strippers bailando a la muerte,  girando eróticamente al sonido de música pop que, en esas condiciones, se vuele surrealista, con el fin de enviar el espíritu de la persona fallecida al siguiente mundo con una sonrisa.

Marc L. Moskowitz, profesor asociado del Departamento de  Antropología de la Universidad de California del Sur, acaba de estrenar un documental que explora la cultura popular taiwanés y especialmente esta práctica, la cual data de hace por lo menos 200 años —aunque quizá en aquella época las chicas eran un poco más recatadas.

Moskowitz dice que hizo el documental para mostrárselo al público estadounidense que "tiene una idea muy cerrada de lo que es la cultura y de lo que debe de ser un funeral y cómo se debe de velar al muerto". La intención de Moskowitz también es contrarrestar la percepción negativa que se tiene entre algunos naturales de Taiwán que se avergüenzan de dicha tradición.

Según el director del documental existen varias fases del baile. La primera incluye minifaldas reveladoras, las cuales se tornan en bikinis mientras las artistas bailan y cantan, y la última es la desnudez total, momento que no pudo grabar en su documental debido a la prohibición de hacerlo ante las cámaras.

[Taipei Times]

Ante la tragedia de Monterrey algunos se apresuran a señalar con dedo flamígero (pero ambiguo) a los supuestos culpables, otros se pertrechan tras un milagro. La imaginación, por desgracia, atrofiada y afligida, poco sirve en este caso.

(de culpa y milagros)

Calderón. El gran capital. Nuestro pasado colonial y católico. Nuestra vecindad con Estados Unidos. La corrupción endémica. La clase política. Los gobernantes. Las autoridades. Los jueces. Los policías. El FMI. El Banco Mundial. Quienes se drogan. Quienes trafican con armas. Estados Unidos. Obama. Las juventudes gringas. Bush. Clinton (Mr. & Ms.). La NRA. Las universidades gringas. El ITAM. La Libre de Derecho. La UNAM. Televisa. TV Azteca. García Luna. Los intelectuales orgánicos. Los inorgánicos. La gente que lee. La que no. La que lee el Esto y el TvyNovelas. La que lee el Proceso. La que lee puros titulares. Los indiferentes. Los informados. Los indignados. Los ignorantes supinos o los ignorantes a secas. Los que votaron por Calderón, por López Obrador, por el PRI o el PANAL, los anulistas, los que se abstuvieron. Elba Esther. Los mordelones. Las Ladies de Polanco. La paupérrima formación política de la población. La paupérrima inversión en educación e investigación científica. La élite adinerada. La élite educada. El desempleo. El neoliberalismo.

Peña Nieto. Ebrard. López Obrador. El PAN. 2012. Las elecciones siguientes. El sexenio que viene. El próximo presidente. Sicilia. La marcha. La protesta. El paro nacional. La subversión. La desobediencia. Los rezos. El optimismo. Las buenas intenciones. El apocalipsis último que todo lo abrase, el día imposible en que repentinamente nada de esto suceda.

 

«una gran parte de los cadáveres fueron rescatados en los sanitarios»

Compro el periódico, el Milenio para más seña. Lo de Monterrey se lee en sus páginas intermedias, en la treinta y tantos y siguientes. Tengo que pasar, antes, por las noticias de política y finanzas, el suplemento de espectáculos y el de deportes. El PRI pelea más recursos para los Estados a cambio de aprobar alguna de las tantas reformas estructurales que necesita urgentemente el país. Los partidos reparten culpas por la situación de violencia en que se encuentra el país. Los precandidatos acusaciones. El IFE pide 15 mil 953 millones de pesos como presupuesto para el 2012. Estados Unidos recabará información fiscal de los mexicanos. Aumentó en julio el desempleo. Baja la inversión foránea de compañías nacionales. Corona no será titular con Cruz Azul. Inés Gómez Mont y Atala Sarmiento se lían en pleito judicial. Y solo después de todo esto, la pesarosa cifra: 53 muertos, 53 calcinados, 53 atemorizados hasta el límite más inefable del terror, 53 cadáveres, 53 dolientes, 53 torturados, 53 angustiados. Leo y leo y leo y me da miedo imaginar su trance, su sudor, sus palpitaciones, el tremor de su cuerpo entero, el dolor antes del dolor, el sufrimiento de la carne, el ardor de las miradas, la quema del espíritu. Y de pronto, al ver que todo esto está al centro del periódico, se me aparece como el núcleo podrido de una materia infecta, envuelto en capas y capas de corrupción y palabras hueras, de declaraciones y condenas, acusaciones, culpas, irresponsabilidades, fatalidad, indiferencia.

Twitter del autor