*

X

Tus próximas vacaciones al mar podrían ser en una plataforma de petróleo abandonada

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/17/2011

Diseñadores plantean posibilidad de transformar plataformas petroleras abandonadas en complejos vacacionales

Elefantes negros flotando inútilmente en el mar, un importante número de plataformas de petróleo yacen abandonadas en los océanos de nuestro planeta. Estas estructuras gigantes han sido acondicionadas para que las personas vivan y trabajen ahí,  sólidamente ancladas al oceáno.  Para darle un uso a estas plataformas una de las mejores ideas puede tener que ver con convertirlas en residencias privadas o de renta vacacional.

Los diseñadores malayos Ku Yee Kee y Hor Sue-Wern han diseñado un proyecto que explora la posibilidad de vivir en una plataforma petrolera. La población general podría vivir sobre el agua mientras que investigadores podrían trabajar en laboratorios submarinos.

Aunque quizás para muchas personas no suena muy atracativo gastar miles de dólares en una estancia en una plataforma petrolera y nadar en zonas alguna vez tóxicas, quizás con una nueva veta de turismo distópico o turismo pirata (donde se podrían crear zonas autónomas), no sería del todo indeseable.

[io9]

Te podría interesar:

Millonario árabe inscribe su nombre en el desierto de forma que puede ser leído desde el espacio

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/17/2011

El jeque Hamad, uno de los hombres más ricos del mundo árabe, labró ostentosamente su nombre en el desierto a escala extraterrestre.

Nombre desde el espacio HAMAD.

Trabajadores inscribieron en la arena de Abu Dabhi la palabra "HAMAD" por órdenes del jeque Hamad bin Hamdan Al Nahyan. Este delirio megalomaníaco es característico de la opulencia de Dubai y Abu Dhabi y de la artificialidad de las fortunas descomunales. El nombre HAMAD puede ser visto desde el espacio, como si fuera una de la grandes maravillas del mundo con sus  dos millas de ancho y letras de un kilómetro de largo cada una, algunas de las cuales han sido convertidas en canales de agua.

El jeque Hamad, de 63 años, es parte de la clase gobernante de Abu Dhanbi y cuenta con una fortuna de 14 mil millones de dólares, la segunda más acaudalada en la zona después de la del rey de Arabia Saudita. En su casa, una pirámide, tiene una flota de más de 200 automóviles de lujo.

Su nombre fue dibujado sobre su propia isla, Al Futaisi.

[Disinfo]