*

X
Al parecer el triunfalismo fujimorista de hace unos días atrás se esfumo y ahora se encuentran sumergido en los miedos e incertidumbres políticas que quisieron sembrar en la ciudadanía peruana

Las elecciones peruanas se encuentran a tiro de urna. Fujimoristas y humalistas aumentan sus esfuerzos para convencer a ese 10% de peruanos y peruanas de que su opción es la que más conviene al interés general de la ciudadanía peruana. Los dados están en el aire y salvo el apoyo del Presidente Alan García a los fujimoristas no hay nada decidido aunque lo números hablan de un paulatino desgaste de la política del terror y del miedo de los fujimoristas. Las últimas tres encuestas del 27 y 29 de Mayo colocan la elección presidencial peruana en una situación de indefinición. Por ejemplo, la encuesta de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), señala que Keiko Fujimori tiene un 44.2% y Ollanta Humala un 43.7%. Mientras que la encuesta de IMASEN indica un 43.8% para Humala y un 42.5% para Fujimori. Finalmente, El Comercio, le da un 50.5% para Keiko y un 49.5% para Ollanta. Ello significa una caída promedio de la candidata fujimorista de cuatro puntos porcentuales en relación a  las dos últimas semanas y la existencia de un empate técnico entre ambos candidatos que puede decidirse con el voto de los peruanos en el extranjero, por señalar un caso. Faltando una semana para las elecciones del 7 de junio del 2011, no hay un claro ganador o ganadora y tendremos que esperar hasta ese día para ver esta definición de miedo si atendemos el mensaje central de los estrategas de campaña de Keiko Fujimori. Al parecer el triunfalismo fujimorista de hace unos días atrás se esfumo y ahora se encuentran sumergido en los miedos e incertidumbres políticas que quisieron sembrar en la ciudadanía peruana.

¿Por qué Keiko Fujimori está perdiendo ventaja?

Paradójicamente lo que hace fuerte a la candidata fujimorista también la debilita ante importantes sectores de la población peruana y ese activo es el legado de su padre Alberto Fujimori, gobierno del que ella también fue parte. Entre los indicadores que los fujimoristas expresan como positivos de la herencia del “Chino” hacia su hija tenemos: La pacificación del país; la reorientación de la economía del país hacia políticas neoliberales y el acercamiento hacia los Estado Unidos. Sin embargo su gobierno dejo al 50.4% de los peruanos en la pobreza, concentro la riqueza en el 10% de la población, las políticas de apertura a la explotación minera arrasaron con el medio ambiente en regiones andinas de Puno, Cuzco, Junín y Arequipa, con su gobierno se incremento la desforestación de la Amazonía y si sumamos los temas de corrupción, violaciones a los derechos humanos, una constitución aprobada gracias a las botas militares tenemos un completo panorama que nos explica porque Keiko Fujimori tiene tanto apoyo y tantos detractores. Si la tendencia continua seguramente tendremos de Presidente a Ollanta Humala.

¿Por qué Humala recupero terreno electoral ante Keiko Fujimori?

La campaña de Fujimori se baso en resaltar los supuestos aspectos negativos de Humala, que era un peligro para el Perú, que va nacionalizar todo lo que pueda, que es un aliado del terrorismo, que es un golpista, que Hugo Chávez está detrás del candidato de Gana Perú y que con su elección los avances en política económica se perderán. Sin duda alguna era la lógica del miedo del pasado frente a la seguridad del pasado. Las propuestas fujimoristas dejaron de lado el futuro y han presentado un plan de gobierno desarticulado, en el debate de los equipos técnicos de ambos candidatos prevaleció en el equipo de Ollanta Humala una sólida proyección del plan de gobierno en cuanto a la recuperación del Estado como eje articulador de las dimensiones políticas, económicas y sociales, mientras que el equipo de Fujimori siguió afincado en la retórica de más mercado para el Perú, mientras que en los temas de los derechos humanos y la corrupción quedaron a deber. Un punto importante de las propuestas humalistas fue la de pensión universal para todos los adultos mayores.

Otro factor que está inclinando la balanza hacia el sector de Gana Perú es el abierto apoyo del ex candidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski. Ciudadano estadounidense que postulo como candidato a la presidencia del Perú en la primera vuelta y quedo tercero en ella. Kuczynski está con Fujimori y Alan García está con Kuczynski. Sus apariciones en los medios escritos y electrónicos a favor de Fujimori han sido masivas. Sin embargo el factor étnico ha sido contraproducente en el sur, centro y en la Amazonía peruana, un ex candidato con fuerte acento extranjero no es una garantía de “peruanidad” para los ciudadanos peruanos de estas regiones. Si sumamos a ello el apoyo del conservador cardenal peruano Cipriani a Fujimori y las declaraciones del asesor de campaña de Keiko, en el sentido de que los fujimoristas “mataron menos” que otros partidos y gobiernos en el pasado, tenemos un cuadro que nos permite explicar y comprender la recuperación de Ollanta frente a Fujimori a una semana de las elecciones.

Quizás la mejor noticia para millones de peruanos y peruanas es que ya solo queda una semana para terminar con esta telenovela política. Independientemente de quién salga ganador de las elecciones del 7 de junio, todos y todas tendremos que levantarnos el día 8 de junio a trabajar. Por lo pronto que gane el menos peor.

http://www.larepublica.pe/archive/all/larepublica/20110529/3/node/354623/todos/15

http://www.losandes.com.pe/Nacional/20110527/50391.html

http://elcomercio.pe/elecciones/

http://peru21.pe/noticia/759958/trelles-nosotros-matamos-menos-que-otros

Te podría interesar:

El 15-M festeja su regreso a las calles en toda España

Política

Por: pijamasurf - 05/29/2011

Cientos de miles de ciudadanos españoles alzaron su voz e indignación este 19 de junio en diferentes ciudades ante el sistema económico imperante y las condiciones del Pacto del Euro.

El movimiento de los “indignados”, nacido el 15-M, celebró este 19 de junio su regreso a las calles de toda España mostrando de forma pacífica, ordenada y festiva que el movimiento continua vivo. Cientos de miles de ciudadanos españoles alzaron su voz e indignación en diferentes ciudades ante el sistema económico imperante y las condiciones del Pacto del Euro que no hace más que recetar, una vez más, las tradicionales política de ajustes, que no son otra cosa más que exigir a la ciudadanía que se joda (control salarial, contención del gasto en pensiones y prestaciones sociales, flexibilidad laboral) y que las elites políticas y económicas mantengan sus condiciones de privilegio.

Uno de los gritos más comunes de molestia frente al Pacto del Euro fue : “¡Europa para los ciudadanos y nos para los mercados!”

Las movilizaciones se caracterizaron por su sentido pacífico y festivo. Si bien, la marca personal a diputados de diferentes corrientes se he convertido en uno de los mecanismos de presión sobre la élite política que muchos han considera como acoso, el 19-J se destacó, sobre todo en el caso de Barcelona, por que las agresiones e insultos a diputados catalanes desaparecieron.

El movimiento ha ido más halla y pidió a los violentos que se abstuviesen de participar. Los organizadores le pedían a la ciudadanía generar mecanismos de regulación frente a los violentos como “En caso de ver a un violento, hay que intentar dialogar y, si no nos hace caso, nos sentamos pacíficamente en el suelo y le señalamos”. De esta manera el movimiento de los “indignados” reafirma que se basa en una estrategia de combate pacífico.

En Madrid, frente a las Cortes, los ciudadanos gritaron “¡Que no, que no, que no nos representan!” En todas la marchas un común denominador fue la insistencia de que las estructuras políticas no representan a los ciudadanos y que las acciones seguirán en calles, barrios y pueblos de España.

(El País)