*

X
Crónica sobre el Austin Psych Fest, sin duda uno de los eventos musicales más refinados entre la oferta de este 2011; entre los participantes estuvieron Black Moth Super Rainbow, Prefuse 73, Tobacco, y Radio Moscow.

El viaje a través del tiempo es un concepto de desplazamiento entre realidades o universos paralelos dentro de diferentes puntos del tiempo y el espacio. Un viaje hacia adelante o atrás, sobre el cual encontramos realidades alternas que transforman nuestra cosmovisión. En pocas palabras eso fue el Psych Fest, un viaje donde los psiconautas pudimos ver el futuro y el pasado a través de un wormhole onírico sonorizado con delays, reverberaciones, ecos, flangers, riffs fuzzeados, órganos intensos, baterías estruendosas, voces hipnotizantes, feedbacks y efectos sonoros espaciales.

La máquina del tiempo, que pronto será desmantelada, fue la vieja planta de energía de la ciudad de Austin. Un lugar poco convencional, que quizás no encajaba con el comeflorismo esperado, pero que le dio al festival un aire totalmente surrealista al ser decorado con visuales y parafernalia lisérgica.  Además de la tripulación que fue convocada para este viaje de frecuencias y sueños alucinógenos.

Sinceramente conocía pocas bandas del lineup y hoy puedo decir que eso fue lo mejor de todo . La sorpresa de descubrir nueva música, nuevos personajes, nuevas disqueras y sobre todo la experiencia de vivir la música en vivo de una forma diferente a la que estamos acostumbrados.  Las bandas no tenían técnicos de sonido, los músicos conectaban sus instrumentos, no se disfrazaban y vendían sus propios viniles al final del set. Indie en todo su esplendor.

Los encargados de curar el cartel del festival fueron los Black Angels, banda de Austin con una gran trayectoria y una calidad impresionante. Su trabajo fue impecable al seleccionar solistas como Dirty Beaches, bandas desconocidas como Radio Moscow, bandas conocidas como Black Moth Super Rainbow, super estrellas como Prefuse 73 y leyendas del rock psicodélico como Roky Erickson (13th Floor Elevators) o Cold Sun. Una mezcla ecléctica de viajes sonoros bajo el mismo sombrero lisérgico, ¡bendita psicodelia!

El Austin Psych Fest es un festival ampliamente recomendable, íntimo, nada convencional y totalmente fuera del hype de festivales masivos - with all due respect (perdón por el spanglish). De hecho, la banda local ni sabía del festival y mucho menos entendía el porque había tantos neo-hippies / hippies bourgueois entrando a una planta de energía abandonada.

Para no malviajar esta reseña, recomiendo que prueben el lineup y que sean ustedes mismos los psiconautas en este viaje de delays, flangers, riffs fuzzeados, voces hipnotizantes, feedbacks... bla, bla, bla, bleep, blop.

Turn on, Tune in, Drop out! @ http://twitpic.com/4ptol5

Black Moth Super Rainbow

Line-Up del  Austin Psych Fest @ Seaholm Power Plant

VIERNES

Christian Bland

Sky Drops

ZaZa

Zechs Marquis

Beach Fossils

Blue Angel Lounge

Night Beats

Quarter After

Atlas Sound

Radio Moscow

Crystal Stilts

Shapes Have Fangs

A Place To Bury Strangers

No Joy

Omar A Rodriguez

Tobacco

This Will Destroy You

 

SÁBADO

Tjutjuna

Ghost Box Orchestra

Holy Wave

Woodsman

Weird Owl

Shine Brothers

Vacant Lots

Cloudland Canyon

Beaches

Pontiak

Black Ryder

White Hills

Sleepy Sun

Lumerians

Fresh and Onlys

Crocodiles

Prefuse 73

Black Moth Super Rainbow

Spectrum (Peter Kember aka Sonic Boom de Spacemen 3)

 

DOMINGO

Hellfire Social

Diamond Center

Chris Catalena

Black Hollies

ST37

Dirty Beaches

Daughters of the Sun

Pete International Airport (members of Dandy Warhols and Upsidedown)

The Cult of Dom Keller

The Growlers

Wall of Death

Cold Sun
- Roky Erickson (13th Floor Elevators)

The Black Angels

Prefuse 73

 

Black Angels

Twitter del autor: @monsieurgoma

Hoy se cumplen 30 años de la muerte de Bob Marley

Arte

Por: pijamasurf - 05/04/2011

Hace 30 años murió Robert Nesta Marley, una de las figuras más emblemáticas de la cultura popular de los últimos años, máximo exponente del Reggae y piedra angular en la expansión de la conciencia planetaria

Hoy hace 30 años murió Bob Marley, una de las figuras más representativas para la juventud del planeta de las últimas generaciones. Robert Nesta Marley murió el 11 de mayo de 1981 en un hospital de Miami de un cáncer que se le había expandido al cerebro y a los pulmones. Marley se negó a tratarse una herida que se hizo en 1977 jugando futbol, siguiendo los postulados del rastafarianismo ortodoxo de no mutilar su cuerpo (su templo), esto hizo que se formara el cáncer. Según se dice antes de su muerte, Marley le dijo a su hijo Ziggy que "el dinero no puede comprar la vida". Existen algunas teorías de conspiración sobre la muerte de Marley, pero generalmente se acepta que murió de forma natural a consecuencia de desatender una herida.

La música y la actitud valiente y relajada de Bob Marley -como el resplandeciente León de Sión en la noche del mundo- han influido como pocas personas en la activación de la conciencia de nuestro planeta (y también en la popularización de la marihuana y del sonido del reggae) haciendo del amor, la vibración positiva y la libertad los valores principales (más allá del marketing que preda estso conceptos como un ave de rapiña).

Bob Marley recibió un funeral de estado en Jamaica, el primer ministro Edward Seaga, fue el encargado de pronunciar el panegírico del funeral y dijo estas inspiradas palabras:

Su voz fue un llanto omnipresente en nuestro mundo electrónico. Sus rasgos afilados, su aspecto majestuoso y su forma de moverse se han grabado intensamente en el paisaje de nuestra mente. Bob Marley nunca fue visto. Fue una experiencia que dejó una huella indeleble en cada encuentro. Un hombre así no se puede borrar de la mente. Él es parte de la conciencia colectiva de la nación.

A lo que solamente habría que añadir que Bob es parte de la conciencia colectiva del planeta. Cada vez que alguien fuma un gordo porro de marihuana, mueve de cierta forma la cadera, dice "Uh Yeah" o toma una actitud de relajación sagrada -como el león en la savana- activa una cierta resonancia mórfica ligada al legado morfogenético de Bob Marley.