*

X

iPad de 8 millones de dólares con huesos de Tiranosaurio Rex, oro, diamantes

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/17/2011

El iPad más caro del mundo, diseñado por Stuart Hughes, tiene incrustaciones de oro, plata, diamantes, ammolita y huesos de Tiranosaurio Rex

Ante el enajenamiento masivo por los gadgets y la cultura del luxury design -donde tener lo más caro te hace el mejor-, no es extraño que alguien haya inventado este ridículamente caro iPad 2, que se vende por 8 millones de dólares. El iPad 2 Gold History Edition diseñado por Stuart Hughes, el famoso "tuneador" de objetos de lujo para personas con enormes cantidades de dinero, mal gusto y poca imaginación para gastarse su dinero, es el último de estos objetos de hipelujo que apelan a personas estilo Puff Daddy o Jennifer Lopez.

Esta tableta, que su diseñador describe como el gadget supremo, tiene 12.5 kilates de diamante (incluyendo uno de  8.5 en el reverso del iPad rodeado de otros 12 diamantes incrustados en platino), 24 kilates de oro mezclados con paladio, plata, zinc; incluye 57 gramos de astillas de hueso de Tiranosaurio Rex amoldados a 700 gramos de ammolita, un material formado hace 75 millones de años, cuando los dinosaurios gobernaban el mundo.

[Stuart Hughes]

Te podría interesar:

Agente del FBI recupera Ferrari robado, lo saca a pasear, lo choca, y se rehúsa a pagarle al dueño

Buena Vida

Por: pijamasurf - 04/17/2011

Agente del FBI decidió dar una vuelta con un Ferrari F-50 antes de devolverlo a su dueño; el paseo, en el que chocó contra un árbol, costó 750 mil dólares, los cuales FBI se niega a pagar.

En el 2008 el FBI logró recuperar un Ferrari robado para el éxtasis (de corta duración) de su dueño, ya que un agente decidió llevar el auto a dar una vuelta antes de devolverlo y chocó. El percance de este joyride se estima en 750 mil dólares en daños al vehículo, los cuales el Buró de Inteligencia Federal se ha negado a pagar.

El dueño del Ferrari F50 de colección (sólo existen 50 ejemplares) ha decidido demandar al Departamento de Justicia ante la negativa del FBI a resarcir los daños a su vehículo.

El auto fue robado en el 2003 y recuperado 5 años más tarde en perfectas condiciones. Después de ser hallado en Kentucky, el agente Fred Kingston decidió invitar al fiscal J. Hamilton Thompsonn a dar un paseo. Poco después de sacar el Ferrari de las oficinas del FBI, el agente perdió el control del auto y se estampó contra un árbol. La aseguradora declaró perdida total.

Seguramente algunas personas podrán recordar la película "Ferris Buellers Day Off", en la que el intrépido Ferris finge estar enfermo para no ir al colegio y hace que su mejor amigo robe el Ferrari de su padre para pasear por Chicago junto a su sexy novia. En el transcurso de su aventura y catársis el Ferrari sale disparado por un cristal hacia un desfiladero. En una bizarra tergiversación de la literatura de autosuperación (con Buda asesdiando en las grietas): a veces lo mejor que puedes hacer es robar un Ferrari y destruirlo.

[Russia Today]