*

X

Programa secreto militar realizó pruebas para crear arma generadora de tsunamis

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/14/2011

El ejército de Nueva Zelanda con la aprobación de Estados Unidos experimentó con arma para generar tsunamis a finales de la Segunda Guerra Mundial

Archivos declasificados del gobierno de Nueva Zelanda revelan que experimentos secretos durante la Segunda Guerra Mundial fueron realizados con el fin de crear una bomba capaz de producir un tsunami.

Un oficial de la Secretaría de Defensa de Estados Unidos creía que el arma tenía tanto potencial como una bomba atómica.

El autor interelctual de esta arma fue el professor Thomas Leech de la Universiad de Auckland, quien fue apoyado por el Ejéricto de Nueva Zelanda. Los experimentos generaron pequeñas marejadas en Whangaparaoa, en 1944 y 1945.

Los detalles de la investigación parte del Proyecto Seal fueron dados a conocer 53 años después por el Ministerio de Relaciones Exteriores. En los documentos se muestra que Estados Unidos y Gran Bretaña estaban interesados en el desarrollo de esta arma en los años posteriores a la Segunda Guerrsa Mundial, e incluso consideraron enviar al Profesor Leech a Bikini Atoll para supervisar las pruebas nucleares y ver si su trabajo tenía una aplicación.

El Dr Karl Compton viajó a conocer a Leech y reportó estar impresionado con el profesor, recomendándolo ante el gabinete militar.  Leech recibió una condecoración de la realeza inglesa.

Los documentos no aclaran que sucedió al final con este programa secreto.

Neil Kirton, colega de Leech, le dijo al New Zealand Herald que los experimentos involucraban probar un patrón de explosivos debajo del agua para crear un tsunami. “Si algún día fuera retomado, bajo ciertas circunstancias creo que sería devastador”, dijo Kirton.

Alguas personas creen que la tecnología para crear terremotos y posteriormente tsunamis existe, particularmente a través del proyecto HAARP, el cual teóricamente puede dirigir ondas elctromagnéticas a la ionósfera para que reboten generando un evento telúrico de gran magnitud.

[Independent]

Científicos se dan a la tarea de determinar cuál es el color predominante del universo realizando un censo cósmico de más de 200 mil galaxias

¿De qué color es el universo? Seguramente del color de tu mente. Pero la ciencia siempre busca ir más allá del plano meramente subjetivo y en sus intentos a veces crea divertidas empresas que logran resultados como este.

Hace un lustro un par de científicos trabajando para la Fundación David y Lucille Packard se dieron a la tarea de encontrar el color promedio del universo para lo cual tomaron un censo cósmico de más 200 mil galaxias en el que se midió el espectro cósmico, el cual representa la suma de toda la energía en el volumen local del universo emitida a diferentes longitudes de onda ópticas de la luz.

Los resultados muestran que estos son los colores dominantes del universo:

El color más común, sin embargo, es este:

Según Karl Glazebrook e Ivan Baldry ese color puede ser descrito como latte cósmico, si fuera observado en una pantalla negra, sería difícil de destinguir este color del blanco. Si introdujeramos un rayo de espectro cósmico en una habitación iluminada sólo por focos de luz el universo parecería ser sumamente azul.

En su juventud el universo era más azul (¿quién no quisiera ser joven y azul otra vez, brillando con toda la vida por delante?) pero gradualmente tendió hacia el rojo con la formación de estrellas rojas gigantes y con la declinación de nuevas estrellas precipitándose en los últimos 6 mil millones de años debido a una menor reserva de gas interestelar. Eventualmente según los modelos dominantes de la física, estas estrellas rojas también declinaran y eventualmente desapareceran dejando sólo agujeros negros.

[The Cosmic Spectrum and the Color of the Universe]