*

X
En medio de la farsa y el simulacro, se gesta la muerte del partido de izquierda mexicano que en algún momento nació como una alternativa para el pueblo

“Lo apasionante de la democracia es la incertidumbre”, eso declaró el señor José Luis Durán, político del Partido Acción Nacional (PAN), quien fue presidente municipal del Naucalpan y excandidato a la gubernatura por el Estado de México, y quien quiere volver a ser candidato del PAN al gobierno del Estado de México.

Esta tesis, en el PRD es una quimera. Los “Chuchos” le tienen tanto miedo a la expresión libre de los militantes de base del PRD, que cancelaron las elecciones abiertas para elegir al nuevo presidente y al secretario general del partido. Los estatutos vigentes del PRD, a la dirigencia les sirven para limpiarse el culo. No más de 200 “privilegiados”, una buena parte de ellos, seleccionados por el “poder de la firma” de Nueva Izquierda, van a decidir el 19 de marzo de 2011, quien va a ser el próximo presidente del PRD, en una especie de sesión espiritista, los 200 y algunos más, van a usufructuar la voluntad de millones de perredistas, afiliados y simpatizantes. Será como en una novela de Agatha Christie, un crimen perfecto: matarán al PRD, y los nuevos dirigentes esbozarán una sonrisa y se sentirán desahogados de las deudas que los apremian. Tendrán garantizado su encumbramiento como diputados y anexas, con la inevitable derrotada alianza con el PAN, en lo inmediato en el Estado de México y en lo mediato en la elección presidencial del 2012. Lo que significa que, el partido que se construyo, después de 1988, cuando Cárdenas ganó las elecciones, para darle una alternativo de lucha del pueblo trabajador mexicano, terminó en manos de una banda de oportunistas, tranzas y traidores; políticos que se vendieron a la derecha.

La alianza del PRD con el PAN, es la enfermiza unión del patrón con el sirviente, el sometimiento del PRD a los mandamases de la oligarquía nacional. Y todo por” treinta monedas”.

Una pregunta se impone: ¿Porqué fue Chucho Ortega al lanzamiento como candidato de lo que se conoce como el “DÍA” para la gubernatura del Estado de México, de Alejandro Encinas”. Fue una farsa, Ortega, cuando como dice López Obrador, ya  había negociado en los Pinos con Calderón la alianza en el Edomex y para la elección presidencial del 2012.

¡Que me desmienta el nuevo gato de la oligarquía, que convoque a elecciones abiertas para elegir al próximo presidente del PRD! Lo dudo, en el PRD de los “Chuchos”, la democracia no es una incertidumbre.

 

La bachicha

Terremoto, tsunami y explosión atómica ¡Ay nanita!

Te podría interesar:
Al parecer el ajedrez político de Alán García se está derrumbando, su apuesta de apoyar a Fujimori y a Kuczynski, con la finalidad de dividir los votos y restarle apoyo a Toledo y a Humala no está funcionando
Desde hace cerca de un año la clase política del país andino ha preparado a sus ciudadanos para este crucial momento electoral. Del amplio abanico de candidatos, el primer elemento que sorprende es la ausencia de un representante del Partido Aprista Peruano. Alan García y la dirigencia aprista decidieron bajarse del protagonismo electoral a pesar suyo, las razones que los movieron a esta decisión son muchas, entre ellas tenemos un reducido apoyo de la ciudadanía a la gestión del Presidente García; escándalos de corrupciones relacionadas con su anterior Primer Ministro, Jorge Del Castillo y con miembros prominentes de su gobierno; espionajes criollos; grabaciones clandestinas a sus adversarios; el fracaso de sus políticas de gobierno en seguridad pública y transparencia; su afán privatizador de la Amazonía peruana; además de su política internacional incondicional a los intereses de los Estados Unidos. Todas ellas han armado un explosivo e indigesto ceviche político que ha hecho del Partido de Gobierno (el APRA de Alan García), la opción política más detestable para los peruanos. ¿Pero qué opciones quedan para los electores? Las respuestas son variopintas y en ellas se dibuja la mano de Alan Garcia, quién ha falta de candidato propio, promueve desde su fuego intimo y no tan intimo las candidaturas de Keiko Fujimori y de Pedro Pablo Kuczynski, personeros que también cuentan con las simpatías de Washington, aunque hay que aclarar que Alejandro Toledo sería un excelente Presidente para Obama. En el otro lado del ring mediático Ollanta Humala, figura de las pasiones nacionalistas peruanas trata de colocarse al centro del ruedo político y  aparecer como un candidato serio, maduro y responsable, lejos de las manifestaciones hormonales, populistas y antiimperialistas de Hugo Chávez. Humala lo está consiguiendo y hoy en día lidera las encuestas. Completa la lista de los protagonistas de esta conjura electoral el ex alcalde de Lima, Luis Castañeda, quién de favorito absoluto, paso a quinto absoluto, desinflado y en baja electoral, seguramente vera desde su balcón la definición de la segunda vuelta entre algunos de los primeros cuatro candidatos mencionados. El resto de los postulantes a la presidencia no cuentan salvo para la anécdota. Por otra parte, es importante tomar en cuenta las encuestas de los barómetros de la democracia peruanos (DATUM e IPSOS), cuyos resultados son no aptos para cardiacos. Humala, cuenta con una intención del voto de 21.2%, mientras que Keiko Fujimori lo sigue muy de cerca con un 20.7%, en tanto Alejandro Toledo no se queda atrás con un 20.1%, en tanto los otros dos candidatos importantes van a la baja, Pedro Pablo Kuczynski, el ciudadano estadounidense, con vocación presidencial peruana apenas alcanza el 14.6% y más atrás, Luis Castañeda con raquítico 13.9%. Así, los números nos confirman que la pelea está entre los tres primeros, en algo que los encuestologos llaman “empate técnico”. Brasil, Estados Unidos y Alan García Al parecer el ajedrez político de Alán García se está derrumbando, su apuesta de apoyar a Fujimori y a Kuczynski, con la finalidad de dividir los votos y restarle apoyo a Toledo y a Humala no está funcionando. El respaldo del Partido de los Trabajadores de Brasil a Humala y el desgaste del sueño estadounidense en el imaginario colectivo de los peruanos están encaminando a los partidarios del nacionalismo moderado a la Casa de Pizarro. No es un dato menor que el Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, haya calificado este proceso electoral de una “payasada”, y que el ciudadano estadounidense, postulante a la Presidencia del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, se haya quejado de la intervención extranjera brasileña, afirmando en todo caso que: “los brasileños son mejores que la gente de (Hugo) Chávez”. Y ciertamente que George Bush. En fin, el Perú va camino hacia importantes cambios políticos, transformaciones que sin duda influirán en la relación entre Suramérica y los Estados Unidos. Solo quedan dos semanas y esperemos que gané, como diría un amigo, el menos peor. Vínculos y links: http://elcomercio.pe/politica/734073/noticia-ppk-cuestionointervencion-gobierno-extranjero-humala http://www.larepublica.pe/27-03-2011/encuesta-de-apoyo-confirma-humala-en-el-primer-lugar http://elcomercio.pe/politica/734025/noticia-ipsos-apoyo-seis-partidos-politicos-pasarian-valla-electoral