*

X
La actual polarización política de Estados Unidos, intensificada por una sociedad híper mediatizada, deriva en sucesos como el atentado contra la demócrata Gabrielle Gliffords

Sin duda alguna Jared L. Loughner es un joven desquiciado, sin embargo el atentado contra la representante demócrata por el estado de Arizona, Gabrielle Gliffords, que la ha dejado en un hospital de Arizona debatiendose entre la vida y la muerte, y que mató a otras cuatro personas y dejó heridas a 14, es resultado de la locura general del clima político en los Estados Unidos y en particular Arizona.

Gabrielle Gliffords, una socióloga interesada en México, estudiante de beca Fullbright en el estado de Chihuahua (México), fellow en la Universidad de Harvard, y representante demócrata  por su estado, cometió el crimen de enfrentar con posiciones liberales sólidas las voces más conservadoras de Arizona.

Gliffords apoyó la nueva política de seguridad social del presidente Obama y fue una abierta crítica de las políticas racistas en contra de la inmigración. Hay que recordar que el año pasado la ultraconservadora gobernadora de Arizona Jan Brewer firmó una de las leyes más duras en contra de la inmigración mexicana y latinoamericana en ese estado y reconocida por todos como racista, al aceptar lo que se conoce como “racial profiling”, es decir, si un policía te “considera” no americano te puede detener y pedir papeles. Para muchos, como para el Sheriff Joe Arpio del condado de Maricopa, en Arizona, sólo si eres rubio eres “a free man”.

Arizona como los Estados Unidos viven una azonada ultraconservadora fomentada por diversos grupo pero en particular Fox News con sus Bill O’Reilly y Glenn Beck, el Tea Party y la ultraderecha republicana. Una azonada untraderechista que llega al absurdo de considerar al gobierno del presidente Obama como uno de corte socialista. Nadie en Europa en su sano juicio podría pensar en estos términos. Sin embargo, los “radio talk shows” conservadores que invaden la radio en el centro y sur de los Estados Unidos así como la televisión,Fox News, fomentan el odio hacia la migración, lo no-americano, el “otro” y a cualquier participación del Estado en la economía. La retórica es violenta, la simplicidad de los argumentos deja perplejo y la burla es una constante.

Las voces de Bill O’Reilly o Glenn Beck encuentra eco entre los grupo libertarios, generalmente blancos, racistas y armados. Estos grupo ven al Estado como una amenaza a su libertad y están dispuestos a tomar la ley en sus manos. De acuerdo con politico.com el incremento en amenazas a representantes en el congreso de los Estados Unidos aumento 300%. Si alguien no cree que estas amenazas en contra del gobierno federal pueden convertirse en un a realidad sólo recuerden a Timothy McVeigh en Oklahoma y ahora al atentado contra Gliffords

En las elecciones de noviembre pasado, Gliffords derrotó a uno de líderes del Tea Party, es obvio que esto frustró a muchos, entre ellos a Jared L. Loughner, quien entró a una tienda, compró una pistola Glock, y deambuló en la calles con ella pues en su estado llevar una arma escondida bajo el brazo es legal.

Te podría interesar:
Tras el atentado contra la congresista de Arizona, Gabrielle Giffords, las amenezas de muerte contra Sarah Palin se han multiplicado

La figura de la siempre folclórica, y para muchos nefasta, Sarah Palin ha alcanzado un clímax de amenazas de muerte en su contra desde que se registró el reciente atentado contra la representante demócrata de California, Gabrielle Giffords. De acuerdo con ABC News, el creciente odio popular contra la ex gobernadora de Alaska ha motivado que su staff se reúna con asesores en seguridad privada para diseñar una estrategia que garantize la protección de Palin.

El enojo colectivo contra Palin se ha manifestado también en un espiral de violencia retórica que esta apareciendo en redes sociales, a través de Twitter, Facebook, e incluso videoamenazas subidas a YouTube. Palin ha sido acusada de promover la violencia en Estados Unidos, luego de que unos días antes de que un desequilibrado ciudadano atentara contra la vida de la congresista de Arizona, matando a 4 personas e hiriendo a más de una decena en el intento, la también ex candidata a la vicepresidencia difunidera una imagen dcon el rostro de Giffords en una diana de tiro afirmando que esta mujer representaba un peligro para el país.