*

X

Ejército británico desarrolla tanque invisible para el campo de batalla

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/16/2011

La era de las máquinas invisibles de guerra se acerca: tanques invisibles para sorprender al enemigo y submarinos indetectables por sónares son parte de la nueva investigación militar en torno a la invisibilidad

La influencia de Harry Potter y su capa invisible podría estar llegando al ejército británico, que se encuentra desarrollando tecnología que puede hacer invisibles a sus tanques en el campo de batalla. El contratista militar BAE Systems está trabajando en un sistema llamado eCamouflage que despliega imágenes dentro de la estructura del  vehículo, capturadas por cámaras en diferentes ángulos, las cuales harían que el tanque se amalagame con el escenario de fondo. Las imágenes se estarían constantemente actualizando para crear la ilusión de que "no hay tanque". Una ilusión que sería valiosa para tomar de sorpresa a un enemigo y que recuerda a la estrategia militar de Alejandro Magno en su conquista de la India cuando creó un ruido de batalla varios días antes para que el enemigo se acostumbrara a este sonido y de esta forma no notara que su falange estaba cruzando el río Jhelum, de esta forma volviéndose acústicamente invisible.

La tecnología que está desarrollando el ejército británico es una especie de camuflaje óptico que envuelve a una estructura en imágenes en tiempo real de sus alrededores y que tiene su antecedente en el traje óptico desarrollado por  Susumu Tachi de la Universidad de Tokio, utilizando tenología de proyección retro-reflexiva.

Otros proyectos investigan la posibilidad de hacer submarinos invisibles al sónar, desarrollando capas de acústica invisible. Esto se basa en un material moldeado en una serie de círculos concéntricos desarrollado por la Universidad de Illinois, similar a un disco compacto. Cuando el objeto es colocado en el centro de la capa y se sumerge en el agua, las ondas de sonido chocan contra la capa y viajan alrededor sin hacer contacto con el objeto  (que podría ser un submarino).

Otra tecnología  similar es también  desarrollada por científicos británicos:  una capa que podría crear un vacío de espacio tiempo capaz de ocultar la sucesión de un evento ante los ojos de un observador. Esta tecnología está basada en el uso de los llamados metamateriales, sustancias cuya estructura interna les permite canalizar la luz alrededor de objetos y además sería capaz de desvíar la luz por un periodo de tiempo significativo para poder incluso editar un evento fuera de la historia.  Tecnología perfecta para eventos de manipulación e ilusionismo global.

Al contrario de los tanques que buscan ser invisibles, la revista Wired publicó un artículo sobre el interés en desarrollar proyecciones holográficas tridimensionales para utilizarlas en el campo de batalla creando la ilusión de que una deidad (se le llama "El Rostro de Allah") se aparece en la batalla e induciendo a los soldados a un rapto religioso  o a un pánico existencial, el cual podría rendir dividendos militarmente.

Surge la pregunta, con toda esta tecnología de ciencia ficción, ¿qué sucedería si la imaginación y los recursos de la humanidad no fuera puestos solamente al servicio de la guerra? Seguramente se podríán hacer las típicas cosas que se sugieren, como acabar con el hambre o crear energía limpia y barata, y hasta quizas crear una plataforma para la evolución de la conciencia.

Vía Cosmic Log

Enorme cantidad de chatarra espacial podría ocasionar colisión y destruir telecomunicaciones

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/16/2011

Hay tanta chatarra espacial orbitando nuestro planeta que existe un serio riesgo de que se producza una colisión que dejaría inoperantes los sistemas de comunicación sobre la Tierra; planean una red de pesca espacial para capturar la basura cósmica

El ser humano no sólo ha contaminado la superficie de la Tierra, también el espacio sideral, creando una especie de muladar interplanetario. El volumen de  cohetes abandonados, satélites y residuos de mísiles que orbitan la Tierra está llegando a un punto crítico que amenaza la industria de servicios espaciales de 250 mil millones dólares, según un informe realizado por el Space Posture Review para el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Una sola colisión entre pieza grandes de chatarra espacial podría generar una reacción en cadena y lanzar miles de piezas capaces de destruir satélites funcionales. Esto podría suspender los servicios de geoposicionamiento global, teléfonos celulares, señales de TV, servicios meteorológicos y otros servicios más, llevando a las telecomunicaciones a una parálisis.

Además existen temores de que esta chatarra espacial pueda poner en peligro la vida de los astronautas de la Estación Espacial Internacional.

Según el científico indio Bharath Gopalaswamy, actualmente existen 370 mil piezas de chatarra, mientras que existen 1,100 satélites en la órbita baja de la Tierra, entre 490 y 620 millas sobre la superficie de nuestro planeta.

Buena parte de la basura espacial se generó en un choque entre el satélite ruso Cosmos y el satélite Iridium Communications Inc en el 2009,  el cual dejó más de 1,500 piezas de chatarra orbitando a una velocidad de 4.8 millas por segundo, eso es chatarra voladora a más de 16 mil millas por hora, no necesariamente algo con lo que te quieras encontrar mientras flotas observando el aura azul de la Tierra.

En el 2007 mísil chino destruyó un satélite dejando 150 mil piezas de residuos en la atmósfera.

El Dr. Bharath Gopalaswamy dice que no existe un escudo confiable para proteger a los satélites de estas chatarra espacial girando a a altas velocidades.

La Oficina de Asuntos del Espacio Exterior de la ONU (UNOOSA, por sus siglas en inglés) ha emitido ya comunicado instando a las misiones espaciales a remover la chatarra espacial que dejan en órbita.  Su director Mazlan Othman  ha declarado que de no remover esta basura espacial nuestro estilo de vida podría ser seriamente perturbado; tal vez no sería una mala jugada que la comunicación mundial se cortara al momento del Superbowl u otro de esos momentos mediáticos masivos.

La Agencia Aeroespacial Japonesa planea solucionar el problema mandando una red de pesca espacial a recolectar la basura que orbita la Tierra. Esta red se desprendería de un satélite y en su camino se cargaría de lectrcidad eventualmente regresando a la Tierra a través de la atracción de los campos magnéticos. Al entrar en la atmósfera la red y sus contenidos se quemarían. No sabemos que tan inteligente sea esta solución, pero por el momento es una de las pocas propuestas que hay.

[Telegraph]