*

X
El uso de símbolos masónicos y de control mental en los videos de Belinda y su relación con Disney, hacen pensar que esta artista pop podría ser una víctima más de los mensajes Iluminati en la música pop

Sin duda una bizarra teoría de la conspiración -pero eso es lo que la hace perturbadoramente divertida-, es la que propone que Belinda, la cantante de teen pop mexicoespañola, es víctima inconsciente de los programas de control mental de los Iluminati, los cuales supuestamente utilizan la cultura popular para influir y manipular el comportamiento de las masas, a veces empleando lo que se ha llamado programación predictiva. Esta semiótica conspiranoica proviene de la recurrencia de ciertos temas en la imagen y en el contenido de algunos artistas como Lady Gaga, Miley Cyrus, Beyonce, Christina Aguilera, etc. Una especie de a veces lúdica, a veces inconsciente, coquetería con antiguos símbolos masónicos, referencias a poderosos mitos griegos y egipcios o representaciones arquetípicas de la psique -combinados con la estética vanguardista, sexy, trashy, cool, mind control slave, transhumanista... de nuestro días.

El blog Vigilant Citizen analiza la carerra de Belinda, trazando analogías con otras estrellas que parecen ser fruto de los programas de control mental de la CIA, como Monarch y MK-ULTRA, y que, como Belinda, han sido parte de la escuela de Disney (entre conspiracionistas se cree que las pop stars que salen de Disney cursan un programa de control mental que influye en su trabajo y en su vida sin que éstas sean conscientes, cuyo fin es justamente aumentar el control mental que se tiene sobre la sociedad).

Belinda participó en la película de Disney Cheetah Girls 2, en el 2006, una película que trata sobre un grupo de chicas dispuestas a hacer lo que sea para conseguir la fama, en la que se muestra como funciona la industria del entretenimiento, donde se produce talento, a la vez que se convierten a las niñas en objetos sexuales, mezclando imaginaria infantil -mariposas y gatitos- con provocativas actitudes y outfits reveladores. Un ejemplo de como las chicas de Disney se convierten a los 16 años en mininas sexuales para las masas, en lo que el blogger de Vigilant Citizen llama "sex kitten programming":

En Cheetah Girls 2, Belinda y su girlband usan todo el tiempo atuendos sexies de animal prints. Según Ron Patton, autor de un libro sobre control mental de la CIA, Project Monarch, esto es parte del condicionamiento Beta: "Referido como programación sexual. Esta programación elimina todas las convicciones morales aprendidas y estimula el instinto sexual primitivo, sin inhibiciones. Alter-egos de 'gato' pueden surgir en este nivel".

Quizás donde más claramente se puede observar la temática masónica-iluminati es en el video "Egoista" de Belinda, parte de un disco que incluye temas como "Amor Transgénico", "Gaia", "Lolita" o "Dopamina". "Egoista" es una bizarra oda al ego, donde la princesa Belinda es una especie de  Alica en el País de los Iluminati tocándose obsesivamente los genitales, sentada en un trono con calaveras brillantes y un Baphomet en el respaldo (¿sabrá siquiera Belinda que usaron un Baphomet en su video? ¿Que habrá pensado de ese "diablo", que era cool?). Sobre Baphomet, un poderoso símbolo que ha sido satanizado y usado en ceremonias ocultisas, dice Aleister Crowley:

"Es el Diablo en el libro de Thoth, y su emblema es Baphomet, el Androgino que es el jeroglífico de la perfección arcana... Él es, entonces, la Vida y el Amor. Su letra es ayin, el Ojo, así que es la Luz".

En el video, junto con Pitbull, se puede ver un piso con el patrón adjedrezado clásico de los templos masónicos, los dos pilares de este templo aparecen con dos corazones arriba de cada uno. En un momento del video una calavera aparece conectada a unos cables, como si fuera controlada electrónicamente por un titeretero.

Vigilant Citizen interpreta que el final del video, donde Belinda busca escapar, se representa el ritual de la víctima del control mental buscando escapar hacia el mundo real (salir del País de la Maravillas) desde donde Pitbull rapea.

En su presentación de Egoista en los Premios Juventud el show de Belinda no puede ser más referencial a ser parte de un experimento de control mental, similar a las presentaciones transhumanistas de Beyonce. Belinda despierta de una especie de capsula de control mental donde está robotizada, para hacer su coreografía en medio de cyborgs.

En verdad que hubiera sido mejor no tener que ver este video pero el simbolismo de control mental transhumanista es significativamente similar al de otros videos de artistas como Beyonce o los Black Eye Peas.

Belinda, al igual que Lady Gaga, Beyonce, Jay-Z,  Kanye West  o Rihanna, participa en el trend entre artistas pop de hacer el símbolo del Ojo que Todo lo Ve, el ojo único asociado con la pirámide Iluminati. Algo con lo que algunos raperos evidentemente juegan. ¿Pero para que hará este símbolo Belinda? ¿Querrá sentirse parte de la elite pop Iluminati? ¿Estará jugando con nuestra mente, o estarán jugando con su mente?

Temas masónicos y simbología oculta: los patrones ajedrezados y el Sol y la Luna, como si fuera ella una carta de Tarot.

Es muy probable que Belinda no tenga ni idea que está siendo usada para transmitir un mensaje de control mental al mundo : una barata forma de existir sometido a deseos enajenantes dictados por la cultura de los celebrities, del dinero y del sexo burdo. Incluso es posible que detrás de los hilos no haya titiretero (los Iluminati un nuevo mito), pero lo cierto es que ella es una marioneta sacralizada por la cultura consumista-capitalista y su música y su producto es, al final y al cabo, programación mental para los millones de fans que consumen su música - millones de psiques penetradas por sus letras y beats y  sueños por su belleza paradigmática e irreal, que evoca más a un zombie que a una mujer: millones de niñas enajenadas, aunque sea un poco, por un fantasma electrónico-.

Hoy es el día mundial de Belinda, algo que rídiculamente no es broma ¿sería demasiado cínico decir que este es nuestro regalo a sus fans?

Te podría interesar:

Ex CIA revela complicidad del Mossad y de EU en ataques del 9-11

Por: pijamasurf - 01/10/2011

Susan Linadauer revela que su manejador dentro de la CIA tenía conocimiento previo de que se realizaría un ataque contra las Torres Gemelas; el agente Richard Fuisz le dijo que agentes del Mossad estaban involucrados en los ataques

Susan Lindauer, ex contacto de la CIA en Iraq, ha sonado el silbato y revelado en un libro y en entrevistas que la CIA tenía conocimientos previos de que se realizarían ataques en las Torres Gemelas y que estos estarían siendo operados por la agencia de inteligencia israelí, el Mossad. Lindauer le dijo al investigador Kevin Barret que su manejador en la CIA, el agente Richard Fuisz, conversó con ella sobre la preplaneación de los ataques del 11 de septiembre del 2001 y la participación de agentes del Mossad, los cuales habrían grabado las imágenes de uno de los impactos contra el WTC para entregraselas a los medios en el momento de los supuestos ataques terroristas. Lindauer, además, reveló que un alto official militar, le comentó que se usó una mezlca reactante de termita para colapsar las torres gemelas.

Lindauer trabajó como contacto de la CIA (asset) por 7 años antes de la invasion a Irak, sirviendo como un “canal negro” con este país con el cual tenía una buena relación y, según ella, un genuino interés por su bien (después sería acusada de trabajar para la inteligencia iraquí). Su motivación era que estaba en contra de las sanciones de las Naciones Unidas para con este país, algo que fue utilizado por la CIA para hacer contacto con oficiales iraquíes.

Según Lindauer, nueves meses antes del 9-11, Iraq accedió a permitir que Estados Unidos hiciera investigaciones sobre terrorismo en Bagdad y entregar registros financieros de al-Qaeda a Estados Unidos, pero Estados Unidos por alguna razón no quiso esos registros. Lindauer dice que su manejador le dijo que presionara a Iraq con amenazas de guerra antes del 9-11, a lo cual Irak respondió de manera positiva, ofreciendo contratos preferenciales a empresas estadounidenses en diferentes sectores y toda la información requerida en materia de terrorismo. Su impresión es que la Guerra contra Iraq había sido planeada antes del 9-11. Algo que concuerda con documentos oficiales declasificados del Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, donde se muestra que el gobierno de Bush plaenó la guerra contra Irak  por lo menos 9 meses antes de los ataques del 9-11.

Susan Lindauer añade que Irak estaba dispuesto a comprar millones de automóviles estadounidenses y que Saddam Hussein, quien había sido un agente de la CIA, una marioneta en el poder, estaba dispuesto a ceder a las presiones de Estados Unidos, por lo cual la guerra fue completamente innecesaria.

“En cambio, lo que hacemos es crear un enemigo. Porque se ve mejor –los politicos se vuelven grandilocuentes. Como ex contacto de la CIA te puedo asegurar que en realidad no hacen nada contra el terrorismo. Dan discursos. Saludan a la gente en las celebraciones. Pero no hacen nada para contribuir con los esfuerzos anti terroristas. Pero las personas han sido engañadas por sus espectáculos y su lucimiento público".

Lindauer relata que en mayo del 2001 fue llamada a la oficina de su manejador dentro de la CIA,  quien le requirió inteligencia sobre la toma de aviones o el bombardeo de aeronaves, relacionado con un ataque a las Torres Gemelas. En agosto del 2001, Richard Fuisz le estaba diciendo que no fuera a Nueva York, ya que el ataque era inminente. En este tiempo, William Cooper, que más tarde moriría a manos de la policía, ya había dicho en su programa de radio que habría un falso ataque terrorista y que Osama bin Lade sería culpado.

Susan Lindauer dice que se sabía mucho antes del ataque y que “lo interesante es que después del 9-11 a mi me arrestaron y a él (su manejador) le dieron 13 millones de dólares en compensaciones”.

Lindauer fue arrestada y juzgada por conspirar a favor de Irak , en un juicio algo confuso fue liberada por no estar en condiciones mentales apropiadas y luego se retiraron los cargos; no fue institucionalizada a un hospital mental.  Su abogado declaró que siempre estuvo en condiciones mentales para el juicio pero que el Deaprtamento de Justicia quiso ahorrase el juicio para evitar se expuesto. Esto podría hacernos cuestionar su testimonio, ya sea porque está mentalmente incapacitada para percibir la realidad –aunque esto parece ser solamente la forma en la que el gobierno busca deslegitimarla- o porque, por otro lado, podría ser un agente desinformador, como suele ocurrir en casos en los que se infiltran las teorías de la conspiración con información que oculta la verdadera conspiración. Pero esto son especulaciones, lo cierto es que sí trabajó para la CIA y que en su testimonio -sea para ganar dinero o para revelar la verdad-  revela lo que parece ser un autoatentado por parte de facciones zionistas dentro de Estados Unidos.

Cuando ocurrieron los ataques, Susan Lindauer dice que habló con su manejador; justo cuando estaban pasando las imágenes del primer avión chocando contra el WTC, y Richard Fuisz le dijo que tenían que haber sido agentes del Mossad los que grabaron, sobre aviso, estas imágenes para ser difundidas. Lindauer le dijo a Richard Barret que cree que hubo complicidad, si no conspiración, entre Estados Unidos e Isarel en los ataques del 11 de septiembre.

En la entrevista con Richard Barret, Susan Lindauer, quien ha escrito el libro"Extreme Prejudice", le dijo a este investigador que un alto oficial militar, cuyo nombre prefiere no revelar, le mencionó que unas semanas antes del ataque del 9-11, unas camionetas estuvieron yendo al World Trade Center en la noches, no relacionadas a ningún servicio de limpieza u otra cosa similar, y que estaba convencido de que esto fue parte de una operación para instalar explosivos de basado en termita en las torres.

Vía Truth Jihad