*

X
Ingerir vodka por los ojos garantiza un rápido estado de ebriedad a pesar del ardor que puede experimentarse al principio, afirman los jóvenes británicos que participan de esta nueva moda llamada "vodka eyeballing"

En lo que podría considerarse como una oda al espírtu "spring breaker", se ha desatado en Reino Unido una "nueva moda" entre los jóvenes británicos: beber vodka por los ojos. Al parecer esta práctica les permite entrar velozmente en un franco estado de ebriedad, además de que tal vez les parece cool, razones por las cuales se ha popularizado entre cientos de jóvenes ingleses y estudiantes universitarios .

Conocido ya como "vodka eyeballing", básicamente consiste en verter el líquido a través de los orificios oculares, además de mojar los ojos como tal, con el objetivo de que el popular aguardiente produzca una reacción casi inmediata en los conductos sanguíneos. Aparentemente ni el intenso ardor que experimentan, la ceguera temporal que produce el contacto del vodka con las pupilas o el riesgo de dañar severamente la vista a mediano plazo son razones suficientes para desalentar el primitivo llamado a una embriaguez distinta y altamente efectiva. Incluso se ha advertido a los practicantes las consecuencias irreversibles que puede tener mojar la córnea con alcohol, ya que puede producir quemaduras profundas.

De acuerdo con algunas versiones el "vodka eyeballing" podría retomar antecedentes de algunas tradiciones de bebedores en México o en Rusia (algo bastante dudoso). La hipótesis más convincente es que este juego nació en algunos bares de Estados Unidos, una versión altamente factible tomando en cuenta que este país es la meca del espíritu spring breaker.

Entretanto los jóvenes del Reino Unido, y seguramente pronto los de otros países, siguen divirtiéndose bebiendo vodka por los ojos.

 

Te podría interesar:

El alimento más exótico del mundo: piel extraída de la circuncisión de un niño en Madagascar

Buena Vida

Por: pijamasurf - 01/19/2011

Un viajero se encuentra inmerso en un peculiar ritual hospitalario: la posibilidad de degustar, como invitado de honor, la piel extraída de la circuncisión de un niño de 5 años en Madagascar.

Andrew Zimmern, conductor de un programa sobre "alimentos bizarros" para el Travel Channel, nos cuenta cómo en un viaje a la enigmática isla del sur de África, Madagascar, pudo degustar el que podría ser considerado como el alimento más extravagante del mundo. Tras pasar un fin de semana en un remoto poblado al sur de la isla, en casa de una familia que celebraba ritualmente la circuncisión de su hijo de cinco años, Andrew se vio inmerso en el más radical dilema gastronómico de su vida.

Tradicionalmente se acostumbra en Madagascar, como parte del ritual familiar, que el abuelo paterno se alimente con la piel extraída tras la circuncisión de su nieto. Sin embargo, nuestro aventurero pudo comprobar que existe una opción para el abuelo: ceder el honor a otra persona que sea un huésped distinguido. "Así que mientras el padre del niño se encontraba en la calle, impedido de observar el proceso, yo me encontraba en cambio justo delante del abuelito con una señal gigante en luz neón roja que decía 'invitado de honor'".

Tras una dura semana en Madagascar, un lugar paradisiaco y a la vez hostil, en donde no ha existido un gobierno central desde hace muchos años y en donde el visitante es asediado con inseguridad y casi imposibilitado de comunicarse con el exterior, Andrew entró en uno de los mayores dilemas de su vida: ¿Practicaría el canibalismo? (y más allá de comer carne de humano, estaba el bonus de que era un trozo de piel recién extraída del pene de un niño de cinco años). El abuelo procedió a mirar a su alrededor, levantó el ritual pellejo y se lo ofreció a la abuela. En ese momento Andrew agradeció a los dioses, para él desconocidos, de la isla. El dilema había sido resuelto.

 

[Huffington Post]