*

X
Luego del atentado contra la representante demócrata en Arizona donde murieron 4 peronas surgen nuevas interrogantes en torno a la política de venta de armas en Estados Unidos

Aunque sabemos que la posibilidad de prohibir la venta y portación de armas es algo impensable dentro de la filosofía redneck, una de las vetas culturales más populares de Estados Unidos, lo cierto es que sucesos como el atentado contra la joven representante demócrata Gabrielle Gliffords, el reciente evento en el que cutro personas murieron y otras 14 resultaron heridas, renuevan cíclicamente la discusión sobre este tema.

Múltiples reflexiones e interrogantes emergen alrededor de este escenario. La primer pregunta que resulta francamente inevitable, sobretodo después de que se diera a conocer la imagen del agresor, es: ¿Tú le hubieras vendido balas a Jared Loughner? ¿No fue suficiente el desquiciado semblante de este asesino que ahora enfrenta la posibilidad de ser condenado a muerte no fue suficiente para que los comerciantes de armamento y balas le negasen el mortal producto (y esto lo preguntamos sin promover ningún tipo de discriminación hacia la apariencia de ninguna perona)? Al parecer el primer Wal Mart al que Loughner acudió para proveerse de municiones le negó la compra de balas, sin embargo no ocurrio lo mismo con el segundo.

Por otro lado, la discusión en torno a este múltiple asesinato ha recordado una ley que regulaba la portación y adquisición de armas en Estados Unidos, la Federal Assault Weapons Ban que expiró en 2004, y han surgido diversas especulaciones en cuanto a que si esta ley no hubiese caducado tal vez este trágico evento no hubiese sucedido. Pero más allá de debates y reflexiones esperemos que el caso de Loughner sea la gota que derrame el vaso en favor de una reforma sustancial en torno a las leyes que regulan la portación, compra, y venta de armas en este país a pesar de que con ello implique el perder los votos del sector redneck de la población estadounidense.

Tras el atentado contra la congresista de Arizona, Gabrielle Giffords, las amenezas de muerte contra Sarah Palin se han multiplicado

La figura de la siempre folclórica, y para muchos nefasta, Sarah Palin ha alcanzado un clímax de amenazas de muerte en su contra desde que se registró el reciente atentado contra la representante demócrata de California, Gabrielle Giffords. De acuerdo con ABC News, el creciente odio popular contra la ex gobernadora de Alaska ha motivado que su staff se reúna con asesores en seguridad privada para diseñar una estrategia que garantize la protección de Palin.

El enojo colectivo contra Palin se ha manifestado también en un espiral de violencia retórica que esta apareciendo en redes sociales, a través de Twitter, Facebook, e incluso videoamenazas subidas a YouTube. Palin ha sido acusada de promover la violencia en Estados Unidos, luego de que unos días antes de que un desequilibrado ciudadano atentara contra la vida de la congresista de Arizona, matando a 4 personas e hiriendo a más de una decena en el intento, la también ex candidata a la vicepresidencia difunidera una imagen dcon el rostro de Giffords en una diana de tiro afirmando que esta mujer representaba un peligro para el país.