*

X

‘Swim’, de Caribou, encabeza la lista de los 100 mejores discos del año de Rough Trade

Arte

Por: Roman Waterloop - 11/15/2010

Rough Trade, la prestigiosa tienda de discos londinense, publica su lista de lo mejor de la música del 2010.

Estos son los cien mejores discos del año, dentro de un amplio universo musical -esa fábrica de dulce etéreos-, para Rough Trade, la disquera independiente de Londres. El primer lugar este año es Daniel Victor Snaith, aka Caribou, nacido en Londres, Ontario, y residente de Londres (UK), con su album "Swim", su tercera producción bajo Caribou, antes Manitoba. Daniel Victor Snaith, doctor en matemáticas, tuvo que cambiar de nombre por las nimiedades del copyright y se decidió por Caribou después un viaje de LSD (la miel maple plateada) en la arboresencia de Canadá.

"Swim" es seguramente el disco más cerca del pop y del house, aunque psicodélico, de Snaith, con más vocales y más tracks bailables, miel para hipsters y no hipsters, tomando un poco de  distancia de las exploraciones lúdicas de ambient, rock y noise de "Start Breaking My Heart" y el insuperable "Up in Flames", probablemente más finas pero más abstractas y menos épicas y extasiantes que "Swim".  El track "Odessa", por ejemplo, puede ser escuchado por los jugadores de FIFA 2011 en el soundrack de este videojuego como por los clubbers del trendy barrio londinense de Shoreditch. Con vetas submarinas de cosmic disco en "Odessa" o tech-house  hipnótico en "Sun" amalgamadas con el linaje azul del IDM -aguas turquesas, transparentes, experimentales- y los corales de electro, "Swim"  no deja de embelesar a las suaves testas de los añejos fans de Manitoba-Caribou  y seduce a nuevas masas con sus baladas electrointeligentes, estilo Hot Chip o Junior Boys.  Snaith es un maestro en incorporar distintos géneros en un arroyo cristalino dentro de una laptop:, espirales electrizantes, unicornios sintetizados, bosques urbanos de caramelo... (Aquí pueden descargar un torrent de "Swim").

Entre los elegidos en el top 100 de Rough Trade, destacamos la presencia de  Small Craft on a Milk Sea de Brian Eno, Four Tet con  There is Love in You, Black Noise de Pantha du Prince, Maniac Meat de Tobacco,  Cosmogramma de Flying Lotus. Es imposible abarcar todo el espectro, y entre los ausentes a esta lista tenemos que incluir a The Way Out, de The Books, un ensayo espiritual de funk y glitch de una banda que sabe samplear como nadie en el mundo.

El Top Ten de Rough Trade:

1. Caribou - Swim
2.
Gil Scott-Heron - I'm New Here
3.
These New Puritans - Hidden
4.
Caitlin Rose - Own Side Now
5.
Phosphorescent - Here's To Taking It Easy
6.
Darkstar - North
7.
Charlotte Gainsbourg - IRM
8.
Gold Panda - Lucky Shiner
9.
Wild Nothing - Gemini
10.
Tame Impala - Innerspeaker

Top 100 de Rough Trade

Te podría interesar:

Descubren en Francia 271 obras desconocidas de Picasso

Arte

Por: pijamasurf - 11/15/2010

Descubren en Francia una colección de 271 obras de Picasso, la mayoría desconocidas, en manos de un electricista retirado a quien supuestamente el artista se las regaló

Un archivo de cientos de obras de Picasso fue descubierto en Francia al interior de la casa de un electricista retirado. La colección de 271 pinturas, dibujos, y litografías, muchas de las cuales no eran conocidas para el mundo del arte, pertenecen al periodo más creativo del artista justo a principios del siglo XX. Entre las obras se han ubicado nueve collages cubistas, una pintura de su famoso periodo azul, y algunos bocetos de los retratos más conocidos que el artista dibujo de su primera esposa, la bailarina rusa Olga Khokhlova.

Pero la historia de como fue descubierta esta enorme colección de obras no es menos extraordinaria que las piezas en sí. El pasado 9 de septiembre Pierre Le Guennec, de setenta años, se trasladó de su casa ubicada al sur de Francia, en la Costa Azul, hasta las oficinas de la Administración Picasso en Paris. Una vez ahí fue recibido por el más joven de los hijos del pintor, Claude, y quien es el encargado de administrar su herencia artística. Ante él, Pierre presentó una serie de 175 obras que aparentemente eran de Picasso. En un principio el heredero del artista pensó, por obvias razones, que no se trataba de originales, sin embargo luego de unos minutos pudo constatar que las obras incluían un sistema numérico secreto que sólo era conocido por el autor y por algunas personas muy cercanas a él.

Finalmente se confirmó que todas las piezas efectivamente eran obra de uno de los más talentosos pintores del siglo XX y que databan de un periodo entre 1900 y 1932, justo cuando Picasso dejó Barcelona y llegó a Francia. Hasta ahora el valor de la colección se ha calculado aproximádamente en $80 millones de dólares pero no se descarta que pueda secnder significativamente el cálculo.