*

X

‘Swim’, de Caribou, encabeza la lista de los 100 mejores discos del año de Rough Trade

Arte

Por: Roman Waterloop - 11/15/2010

Rough Trade, la prestigiosa tienda de discos londinense, publica su lista de lo mejor de la música del 2010.

Estos son los cien mejores discos del año, dentro de un amplio universo musical -esa fábrica de dulce etéreos-, para Rough Trade, la disquera independiente de Londres. El primer lugar este año es Daniel Victor Snaith, aka Caribou, nacido en Londres, Ontario, y residente de Londres (UK), con su album "Swim", su tercera producción bajo Caribou, antes Manitoba. Daniel Victor Snaith, doctor en matemáticas, tuvo que cambiar de nombre por las nimiedades del copyright y se decidió por Caribou después un viaje de LSD (la miel maple plateada) en la arboresencia de Canadá.

"Swim" es seguramente el disco más cerca del pop y del house, aunque psicodélico, de Snaith, con más vocales y más tracks bailables, miel para hipsters y no hipsters, tomando un poco de  distancia de las exploraciones lúdicas de ambient, rock y noise de "Start Breaking My Heart" y el insuperable "Up in Flames", probablemente más finas pero más abstractas y menos épicas y extasiantes que "Swim".  El track "Odessa", por ejemplo, puede ser escuchado por los jugadores de FIFA 2011 en el soundrack de este videojuego como por los clubbers del trendy barrio londinense de Shoreditch. Con vetas submarinas de cosmic disco en "Odessa" o tech-house  hipnótico en "Sun" amalgamadas con el linaje azul del IDM -aguas turquesas, transparentes, experimentales- y los corales de electro, "Swim"  no deja de embelesar a las suaves testas de los añejos fans de Manitoba-Caribou  y seduce a nuevas masas con sus baladas electrointeligentes, estilo Hot Chip o Junior Boys.  Snaith es un maestro en incorporar distintos géneros en un arroyo cristalino dentro de una laptop:, espirales electrizantes, unicornios sintetizados, bosques urbanos de caramelo... (Aquí pueden descargar un torrent de "Swim").

Entre los elegidos en el top 100 de Rough Trade, destacamos la presencia de  Small Craft on a Milk Sea de Brian Eno, Four Tet con  There is Love in You, Black Noise de Pantha du Prince, Maniac Meat de Tobacco,  Cosmogramma de Flying Lotus. Es imposible abarcar todo el espectro, y entre los ausentes a esta lista tenemos que incluir a The Way Out, de The Books, un ensayo espiritual de funk y glitch de una banda que sabe samplear como nadie en el mundo.

El Top Ten de Rough Trade:

1. Caribou - Swim
2.
Gil Scott-Heron - I'm New Here
3.
These New Puritans - Hidden
4.
Caitlin Rose - Own Side Now
5.
Phosphorescent - Here's To Taking It Easy
6.
Darkstar - North
7.
Charlotte Gainsbourg - IRM
8.
Gold Panda - Lucky Shiner
9.
Wild Nothing - Gemini
10.
Tame Impala - Innerspeaker

Top 100 de Rough Trade

Te podría interesar:
La búsqueda de un unicornio perdido en Central Park hace reflexionar a los neoyorkinos sobre su relación con este animal mágico y con sus propios extravíos.

La señal de un unicornio desaparecido en Nueva York pegada a la salida del metro y en calles transitadas por apurados hombres de negocios ha servido para que la gente tome un momento del frenesí urbano y se detenga a reír -algunos a burlarse- a ensoñar, a imaginar.  La pintora Camomile Hixon puso estos afiches con una línea telefónica y al día siguiente había recibido 350 llamadas de ciudadanos entrando al juego de reportar las apariciones de este elusivo y mágico animal. La artsta inició un sitio web www.missingunicorn.com y una hotline, en el sitio las personas que han visto al unicornio pueden postear las fotos de sus encuentros y en la línea telefónica dejar mensajes de lo que piensan de los unicornios o de la impresión que tuvieron al encontrar a este unicrnio en particular (una amigable hembra extravíada en Central Park).

El proyecto ha resultado ser una exploración de la imaginación de la psique de los ciudadanos, regresando un poco a la infancia y haciendo el ejercicio de buscar algo que han perdido, del cual el unicornio es el símbolo. Las fotos y los mensajes, así como el concepto de la artista serán expuestos en un museo de Nueva York.

Vía LA Times