*

X

Solve et coagula: el universo alguna vez fue solo líquido

Ciencia

Por: Pedro Luizao - 11/26/2010

El Génesis de nuestro universo se caracterizó por un estado completamente líquido, una especie de caldo a partir del cual fueron emergiendo las cosas como hoy las conocemos

De acuerdo con el último experimento gestado en las entrañas del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), durante la etapa infantil de nuestro universo existió una marcada hegemonía por parte de uno de los cuatro elementos: el agua. La totalidad de la materia manifestada en ese entonces correspondía a un estado líquido, caldoso, del que aparentemente se fueron configurando el resto de las manifestaciones hasta llegar al universo hoy presenciable. El más poderoso acelerador de partículas, ubicado en Suiza, fue la herramienta que aprovecharon científicos de la Universidad de Birmingham para dilucidar este descubrimiento gracias a la fusión de dos núcleos atómicos de plomo, utilizando las más altas frecuencias energéticas que la ciencia haya podido generar jamás, creando así partículas sub-atómicas particularmente densas que alcanzaron temperaturas superiores a diez mil millones de grados.

Hace un par de semanas Pijama Surf reportó el anuncio, por parte de los científicos que operan actualmente el LHC, que se había descubierto un nuevo estado de la materia denominado quark-gluon plasma. Esta plasmática y complejamente sencilla manifestación correspondía al estado líquido que hoy suponen caracterizó los principios del universo:

"Se cree que esta nueva especie de líquido que se originó a partir de estas inconcebibles temperaturas corresponde a la confirmación de un nuevo estado de la materia denominado quark-gluon plasma. Esta nueva forma de materia emerge desde un calor tal que probablemente sea el combustible utilizado por los dioses para hornear sus lasañas de cristal o algo por el estilo. Los quarks son minúsculas cargas positivas que crean a los protones y supuestamente están unidos por gluons. Por esta razón, este increíble descubrimiento podría conducirnos a definir una de las fuerzas que están detrás de la unión del todo, como ese mítico aether enlazador de micromundos que a fin de cuentas conduce a una figura holográmica del universo (o mejor dicho los universos), modelo bajo el cual todos somos uno".

La materia "normal" simplemente no puede existir bajo temperaturas como las logradas en este experimento del LHC. Pero como parte de un proceso de franca transmutación, la materia expuesta a estas condiciones se derrite en este extraño estado caldoso. Los investigadores aún investigan exactamente qué es lo que ocurre cuando este quark-gluon plasma emerge, pero hasta ahora los resultados apuntan a que el plasma mantiene un comportamiento de estado líquido sin evaporarse hacia un estado gaseoso. Investigaciones anteriores sugerían que las bolas de fuego sub-atómicas actuaban como líquidos ya desde temperaturas menores pero aún no se descartaba la posibilidad de que eventualmente asumieran un comportamiento propio del estado gaseoso cuando la temperatura aumentara y permitiera a este plasma emerger. El Dr. David Evans, de la Universidad de Birmingham, quien encabeza al equipo de astrofísicos que están detrás de este nuevo experimento, afirma que este descubrimiento podría permitirnos visualizar la apariencia del universo justo en el primer microsegundo de su existencia: "A pesar de que aún es algo temprano ya estamos aprendiendo más acerca de la primera etapa de nuestro universo. Estos primeros resultados sugieren que el universo se comportaba como un líquido súper caliente justo después del Big Bang".

No deja de parecerme curioso el grado de impacto que esta noticia ha desdoblado en el mundo de la astrofísica y de la ciencia en general. Recordemos también que existen alusiones milenarias a este estado líquido primigenio del génesis universal. Tal vez a ello se refiera William Blake, dentro del marco de su mapa místico, cuando nos hablaba de Albion, un estado, una entidad infinita e híperconsciente en el que todas las cosas y todos los seres estaban armónica y divinamente fundidos. O el papel del mercurio dentro de la tradición alquímica, uno de los tres Elementos Fundamentales, con base en los cuales está constituido el universo y que corresponde al agua, a la energía femenina, mismo concepto que en sánscrito se denomina Prana, esto es, la energía vital. Por otro lado tenemos la mención del akasha en la tradición hinduista, cuyo equivalente en la filosofía griega es el aether, aquello que permite la unión de todo lo existente en el universo y cuyo concepto tal vez fuera un antecesor directo de esta plasma primigenio que apenas hace unos días el Gran Colisionador de Hadrones reveló a la ciencia tradicional.

Y a fin de cuentas, luego de reflexionar un poco en estos "nuevos" descubrimientos y de considerar las inevitables analogías a las que nos remiten dichas reflexiones, parece que es difícil no remitirse al concepto más básico de la sabiduría alquímica que nos dice: Solve et Coagula...

Te podría interesar:

Crean tornados artificiales en Japón para probar resistencia de casas

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/26/2010

En Japón utilizan todos los recursos tecnológicos para hacer frente a los desastres naturales; un simulador de tornados es empleado para probar la resistencia estructural de los hogares

Históricamente Japón ha sido uno de los destinos predilectos de tronados y tifones debido a su expuesta geografía.Pero también e suna nación que ha gozado, como pocas otras, de las mieles de la tecnología aplicada a la vida civil, esto debido al veto que se le impuso tras la Segunda Guerra Mundial para incursionar en el desarrollo de armamento. Hoy estos dos factores se fusionan, la vulnerabilidad ante los desastres naturales y la tecnología, ya que cuatro organizaciones japonesas han desarrollado un simulador de tornados.

La iniciativa auspiciada por el National Institute for Land and Infrastructure Management (NILIM), el Building Research Institute, la Universidad de Tokio el Instituto de Investigación para la Prevención de Desastres, ha logrado construir el primer simulador de tornados que alcanza velocidades equivalentes a la de una tormenta de alta intensidad. El objetivo es entender como se comportan las estructuras construidas por el hombre frente a las fuerzas que convergen en este fenómeno natural. "Lo estamos haciendo por que hay muchos reportes de daños estructurales serios en años recientes comparado a tiempos anteriores" dice Hitomitsu Kikitsu del NILIM.

El simulador de tornados tiene 1.5 metros de diámetro y esta montado en una base de 2.3 metros de altura por 5 de ancho. Puede generar una velocidad máxima de entre 15 y 20 metros por segundo, lo cual basta para reproducir artificialmente una tromenta de tipo F3. De acuerdo con la escala Fujita, que se utiliza en Japón para medir este tipo de fenómenos, una tormenta F3 es suficientemente poderosa para arrancar árboles desde la raíz, volar coches, tirar paredes, y destruir estructuras con cimientos de acero.

 

via New Scientist