*

X

Sociedad Discordiana postula al obispo Stephen para reemplazar al Papa Benedicto XVI

AlterCultura

Por: Hail Eris - 09/26/2010

La poderosa Sociedad Discordiana, una célula rebelde de los Iluminati, busca deponer al Papa actual y erigir a un hombre que está favor del matrimonio entre sacerdotes:“Vivir con el misterio de la mente femenina es el mejor entrenamiento para relacionarse con los grandes misterios de la Mente Divina”...

La Sociedad Discordiana ha nominado al obispo Stephen de manera categórica para suplantar, de manera inmediata, al Papa Benedicto XVI, quien consideran ha perdido toda legitmidad para dirigir la Iglesia y ser el avatar del Cristo Cósmico en la Tierra.

En un comunicado publicado por el sitio Illuminati News, el elusivo dirigente de los Discordianos, Don Omar Khayyam Ravenhurst, señaló que es tiempo de tomar la decisión de la escisión ya que lo que está en juego no sólo es la reputación de la Iglesia y la salud mental de miles de niños en el mundo, también la enorme fortuna del Vaticano, con todos sus jugetes secretos, algunos de origen extraterrestre, a la luz de recientes acusaciones de lavado de dinero que ponen en peligro la autonomía del Banco del Vaticano.

Los Discordianos son parte de una secta fruto de un reciente sigma en la Iglesia, pronunciando ser la religión verdadera, adorando a la diosa del Caos y la Discordia, Eris, cuyo nombre está escrito en una manzana de oro que antes era una manzana orgánica. La religión fue fundada por revelación divina, canalizada por Malaclypse el Joven y Don Omar. Malacylpse El Joven escribió el Opio Magno de los Discordianos, Principia Discordia, en contacto telepático con un chimpancé de la estrella Sirio mientras jugaba a los bolos hace ya 50 años. Parte fundamental de las enseñanzas de Malacyplse, Don Omar y el Chimpancé pueden resumirse en “no creas en nada”. Por lo cual algunos miembros de esta religión, que ha penetrado las altas esferas de los Iluminati, viven en la confusión absoluta, lo cual es equivalente a la santidad absoluta. La religión discordiana es poco dogmática, aunque sus miembros tienen prohibido comer salchichas calientes con pan.

La promulgación del Obispo Stephen como nuevo Papa, con el respaldo del Consejo de los Nueve, los Caballeros de Agartha y la Orden de la Santa Chaska, obedece a que en un universo paralelo el obispo Stephen cumplió el papado más exitoso del cual se tiene información, como ha sido constatado en los experimentos de intercomunicación cuántica con el multiverso del físico Robert Alter Wilson. Según este físico que continuara el trabajo de Ervin Shrödinger, Stephen, que también construyera un famoso laberinto en una isla en el Mar Mediterráneo, logró salvar a la Iglesia de su ignominia al excitar una nueva era donde el Papa de lugar a la llegada de la Mama y su reino o Mamada.

En su obra cumbre, Integritas, Consonantia, Claritas el Papa Stephen escribe “La aprehensión de lo Real sólo puede ser comparada con una radiación o iluminación porque es una revelación de una parte de la coherencia del Divino Acto de creación”.

El Papa Stephen revolucionó la Iglesia Católica en su reinado de cinco años, la feminista francesa Jeanne Paulette Sartre escribió “Este hombre por sí solo ha convertido a la más reaccionaria institución del planeta en la más progresiva”.

El Papa Stephen, aunque muchos lo consideraban un santo en vida, recordaba siempre que él también era un pecador. Fue bajo su dirección que se empezó no sólo a permitir sino a alentar a los sacerdotes católicos a casarse. “Vivir con el misterio de la mente femenina es el mejor entrenamiento para relacionarse con los grandes misterios de la Mente Divina”.

El Papa Stephen se casó con una niña iletrada de Galway en su natal Irlanada, a quien le dedicó su Encíclica. El Papa James Stephen veía el universo como la obra de un gran artista que se hacía comprensible en términos de integritas, consonantia, claritas, según había enunciado Tomas de Aquino. Si el hombre no percibe esta integridad, armonía, y radiación en el mundo es porque no está poniendo atención. Por esto Stephen estaba a favor de prestar atención a los detalles, por que ahí está el misterio.

"Algunas veces me siento como un novelista que pretende ser un Papa, para ver cómo es. Y a veces hasta pienso que la Iglesia es una novela muy vieja que he revisado y modernizado. Y, mi reverendo hermano en Cristo, a veces pienso que no estoy sólo en esto de escribir novelas; creo que cada hombre, mujer y niño en el planeta está escribiendo una novela en su cabeza todo el día, todos los días editando, reescribiendo, limando las cosas, mejorando una página aquí y otra allá. La única diferencia es que cuando yo escribo una novela se convierte en una Encíclica, y por lo tanto es una realidad para millones de creyentes”, dijo Stephen en comunicación con Wilson.

No es casualidad que según los Discordianos, “un Papa es cada hombre, mujer y niño en esta Tierra”, que no está bajo la autoridad de las autoridades y “solo un Papa puede canonizar a un santo… así que te puedes canonizar -a ti o a cualquier cosa- santo”. Un Papa puede realizar todos los actos y funciones que se consideran inapropiados para un Papa.

Como seguramente queda claro para cualquiera que lea el caso desde el caos sacro, la coronación de Stephen como Petri Apóstoli Potestatem Accipiens es una cuestion de justicia poética, que no debería de ser obstaculizada por cosas tan absurdas como la realidad.

Con información de El Gato de Shrödinger: El universo de a lado

11:11: ¿Qué hay detrás de este código sincrónico de activación planetaria?

AlterCultura

Por: pijamasurf - 09/26/2010

Numerología y simbología del número 11 y del portal 11:11: cifra de la conciencia en el espejo de la naturaleza.

El número once y su par, 11:11, engloban un código sincromístico, relacionado para muchas personas con la comunicación de una inteligencia cósmica que busca abrir un portal en la conciencia y en la genética humana. Si bien la mayoría de los "fans" del 11:11 —miles de personas que buscan la aparición de este número con una confirmación de su camino espiritual— están embebidos en la cultura new age, la cual ha sido tremendamente manipulada por agencias de inteligencia, desinformación y las más bizarras entidades formando un cóctel de creencias de autosuperación y misticismo de bolsillo, la cifra tiene una resonancia y una simbología profunda que hace reparar en este código, más allá de cultos y creencias, como un atisbo de la naturaleza matemática que subyace  —como código de programación— el mundo en el que vivimos.

El 11/11 a las 11 de la mañana se dio el cese al fuego en la Segunda Guerra Mundial. Este día se conoce como el Día de la Remembranza (en Gran Bretaña la gente se pone un pin con una amapola), curiosamente, el minuto exacto del recuerdo de la gente caída en la Guerra es a las 11:11 AM.  Un evento que podría parecer casual si no se tiene en cuenta la insistencia que tiene la numerología masónica en aparecer en eventos de escala global, como si fuera puesta ahí por una élite que juega a la Cábala con el destino del planeta. Por ejemplo, el 33 en el rescate de los mineros chilenos, un múltiplo de 11.

El 11 de septiembre del  2001 se desplomaron las dos Torres Gemelas y el primer avión en hacer impacto fue el vuelo 11 de American Airlines. Después del 11 de septiembre quedan 111 días para que termine el año. Septiembre es el día 254 del año: 2 + 5 + 4 = 11. Si sumas las letras de septiembre más el número 11 tienes 11 carácteres. 9/11 -  9 + 1 + 1 = 11. Las torres son físicamente un once erigido en el cielo, similar a las torres que guardan el templo masónico: Joachim y Boaz. Las coincidencias son muchas más y pueden verse aquí. El ataque terrorista de Madrid también ocurrió un día once y murieron 191 personas, una cifra de muertes cuyos guarismos suman 11.

Los últimos tres presidentes de Estados Unidos tienen 11 letras en su nombre: Barack Obama, George  W. Bush y Bill Clinton.

El ciclo solar es de 11.1 años.

Un estudio de la NASA sugiere que toda la masa en el agujero negro en el  centro de nuestra  galaxia gira en 11 minutos.

Posiblemente el más significativo de los 11:11 es el del 21 de diciembre del 2012, le fecha apuntalada para sellar un cambio en la conciencia planetaria, tiene su punto focal a las 11:11 (tiempo universal), momento en el que ocurre el solsticio de invierno. Sumando 12/21/2012 obtenemos 11. Muchas personas ven en el 11:11 justamente una programación en torno a esta fecha y la activación genética de espirales luminosas en nuestro código. El 11:11 como una teleología histórica llevándonos hacia el cabo fractal de la ascención planetaria. Otras más ven en esto la mano taimada de las fuerzas oscuras que lavan el cerebro de las masas, el 11:11 como rito de predicción programativa. Parte de la parafernalia de desinformación mística que envuelve al new age y que truculentamente hace ver en la realidad su propio fanatismo.

Una de las personas en popularizar el 11:11 fue el mentalista israelí Uri Geller, quien formó parte del programa de visión remota Stargate de la CIA y quien en algún momento sostuvo canalizar un espíritu con forma de halcón de la estrella Sirius. Geller ha declarado que desde pequeño veía el 11:11 en todas partes como una especie de mensaje cósmico. Para Geller el 11:11 es un detonador del despertar de la conciencia precodificado.

Según las escrituras hebreas, el 11 de septiembre de 1999 fue el aniversario 6 mil de la creación de Adán.

El 1111 multiplicado por 1111 nos da la escala fractal 1234321.

El 11 es el número de la magia, según escribe Aleister Crowley en su libro sobre Cábala, 777.

En la Cábala el 11 es Kaf, la corona, y simboliza la autorrealización a partir de la fe y la voluntad. Significa literalmente la palma de la mano. Según Gnostic Teachings.org: "Kaf simboliza el poder latente del Espíriu Santo (Binah) en la glándula pineal, que se manifiesta en todo su esplendor en los órganos sexuales del iniciado. El fuego de Binah debe de crear el Elohim, el cielo y la tierra dentro del ser humano".

¿Pueden existir tantas coincidencias sin que sean el resultado de una programación subyacente o la comunicación de una inteligencia que no necesita ser extraterrestre, que posiblemente está dentro de nosotros, dentro de todas las cosas, compuesta también de números que la reflejan? El misterio del 11 y del 11:11 queda entrelazado con el misterio de la galaxia en relación con el Sol y con la Tierra y con los habitantes de este planeta en su proceso de evolución.