*

X

Hongos alucinógenos son efectivos en el tratamiento del cáncer

Salud

Por: pijamasurf - 09/07/2010

Investigadores comprueban que el uso de la psilocibina es altamente benéfico en el tratamiento anímico de pacientes con cáncer.

El ingrediente psicoactivo de los hongos alucinógenos, la psilocibina, ha demostrado tener efectos significativos para mejorar el estado de ánimo, así reducir la ansiedad y depresión de los pacientes con cáncer terminal.

Una leve dosis de esta substancia alucinógena, cuyo uso fue promovido en los sesentas por gente como Timothy Leary y otros, puede mejorar el funcionamiento general, y en particular el estado anímico de los pacientes por hasta medio año, lo cual les permite disfrutar mucho más sus últimos días.

"Este estudio representa un importante antecedente en muchos sentidos. Es la primera vez que una investigación como esta aparece en una prestigiada publicación de psiquiatría en más de 40 años” afirma el Dr Stephen Ross, del Langone Medical Center de la Universidad de Nueva York.

via LA Times

Las cucarachas tienen poderosos antibióticos en el cerebro; debemos robarlos

Salud

Por: pijamasurf - 09/07/2010

El cerebro de una cucaracha está cargado de poderosos antibióticos que superan los que usamos en los hospitales; ahora sólo debemos aprender a robarlos de forma efectiva.

Las cucarchas se aprovechan de nuestra desaliñada hospitalidad, entremetiéndose en los escombros de nuestras casas y devorando las migajas que dejamos. Pero pronto podríamos ser nosotros los que nos beneficiemos de su encanto por la suciedad.

Los cerebros de estos batracios llevan unos poderosos antibióticos –suficientemente fuertes para masacrar bacterias que se han vuelto resistentes a los antibióticos de hospital que usamos.

El investigador Naveed Khan extrajó cerebros de cucarachas, así como tejido neuronal de saltamontes y descubrió que están saturados de por lo menos nueve moléculas que actúan como antibióticos. En exámenes de laboratorio los antibióticos de cucaracha fueron resistentes a cepas de Staphylococcus aureus (resistente a la meticilina) y de Escherichia coli, sin en primera instancia molestar a las células humanas.

Los científicos buscarán identificar qué moléculas interactúan en los antibióticos y sobre todo entender como las cucarachas incrementan sus defensas, para poder desarrollar aplicaciones en el tratamiento de fuertes infecciones.

Vía Discover Mag