*

X
El informe de Calderón fue opacado por el del bienparecido (y bien producido) gobernador del Edo. de México, Enrique Peña Nieto, que celebró su informe de gobierno con un tour mediático en el que evidenció su doble matrimonio con Televisa.

Día primero de septiembre año 2010, país México, fecha inscrita en la historia que posee indiscutiblemente un significado político. Para algunos era el día del presidente, para otros era día de asueto. Este año, hubo dos informes de gobierno: el de Felipe Calderón, que no fue informe de gobierno, sino un programa de televisión, filmado en el Palacio Nacional, con la asistencia de sus “cuates” y conocidos, y que el notición fue la próxima gran barata de concesiones para la televisión digital, que se llama el "apagón analógico” viva la TDT. El rictus de malote que puso Calderón durante todo el informe a la televisión, sólo cambió cuando hizo un reconocimiento exultante a las fuerzas armadas y a la policía federal.

Pero el otro informe, que sí fue un informe legal, o sea ante el Congreso local del Estado de México, fue el informe de Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México, que fue cacaracaedo por Televisa y vitoreado por las fuerzas políticas del estado, como si hubiera sido el informe que verdaderamente cuenta para los mexicanos. Ante una verdadera avalancha de spots que nos mostraba a un Peña Nieto, en mangas de camisa, la corbata floja y una luz al estilo Rembrandt, en una camioneta en tránsito a la casa de la gaviota(me imagino), pudimos los “televidentes” escuchar las palabras de un prometedor cumplidor, que dejó en suspenso su evidente próxima precandidatura a la presidencia de la república.

Pero no contento con esa cobertura abusiva y grosera en los medios, Peña Nieto fue de entrevista en entrevista asegurándonos que ha cumplido con todas sus promesa. Peña Nieto le declaró a Pepe Cárdenas, que “está celebrando el quinto informe de gobierno”. Legalmente no se celebran los informes, se rinde un informe, por una obligación del gobernante. Forma parte del derecho a la información y a la transparencia y a la rendición de cuentas. Así que decir que está celebrando el informe, fue una proyección inconsciente de que Peña Nieto está celebrando una fiesta, la fiesta anticipada de su coronamiento como candidato del PRI a la presidencia para el 2012.

En una crítica esquizoparanoide, precisó que las alianzas del PAN y el PRD, son antinaturales y peores que la delincuencia organizada(en una de esas tiene razón). Al fin de cuentas el nuevo grillo del PRI aprendió a retorcer el lenguaje hiperbólicamente sobre cualquier tema. De Paulette no quiso hablar, porque fue muy triste su muerte. En un arranque de atrevimiento, Pepe Cárdenas le preguntó si Televisa estaba atrás de su candidatura. Y el copete de gel, le contestó con una frase digna del bronce: “Sí porque la población tiene que estar informada y los de Televisa son sus amigos que han mantenido interés en su trabajo". (No, pus cómo no).

Se mordió la lengua cuando le afirmó a Pepe Cárdenas, que no participará en el proceso electoral próximo a llevarse a cabo en el EDOMEX. Sugirió que se deben de revisar los instrumentos del Estado mexicano. Antes que nada la eficacia. En tono indignado, desmintió que el regreso del PRI sea el regreso del autoritarismo y aseguró que el PRI se está acreditando con la ciudadanía (¿a penas?). En su incontinencia verbal Pepe Cárdenas manifestaba una especie de euforia por un triunfo anunciado. En agradecimiento a tanta deferencia le ofreció a Pepe Cárdenas que lo invitaría a seguir la fiesta de la celebración, con la celebración de su matrimonio con la Gaviota. Por último advirtió que no se “encarta ni se descarta” y ya en el colmo del orgasmo mediático, Pepe nos presentó a nuestro próximo presidente de la república, en septiembre de 2010, faltando casi dos años para las elecciones del 2012.

¡Claro, no podía faltar, al final de la entrevista una batería de spots del cumplidor gobernador del Estado de México, y el telenovelón de Quique y Gaviota! No hay duda, en esta, se la ganó a Calderón.

La bachicha

Se van los gringos de Irak, dejaron más de 100 mil muertos y ellos se llevaron 4 mil de los suyos. ¿Por fin, dónde estuvieron las armas de destrucción masiva? ¿Quién se va a quedar con el petróleo iraquí?

Te podría interesar:

'El Jefe Diego' sigue secuestrado y la billetiza para seguridad pública

Política

Por: pijamasurf - 09/10/2010

Diego sigue secuestrado, pero el presupuesto para seguridad pública, crece y crece. Mucho dinero para seguir con la “guerra” y pocos resultados para liberar a Diego.

Diego sigue secuestrado, pero el presupuesto para seguridad pública, crece y crece. Mucho dinero para seguir con la “guerra” y pocos resultados para liberar a Diego. Alguien pudiera decir que son problemas que pertenecen a diferentes esferas: lo público y lo privado. Pero el secuestro, y la desaparición forzosa, como delitos, son una cuestión de seguridad pública. La posición del gobierno y del Estado en este asunto ha sido la de “respetar” la negociación de la familia con los secuestradores. Si fuera cierto, hasta el momento, la negociación de la familia ha sido infructuosa, y por lo mismo, el riesgo de la ejecución de Diego, aumenta y por lo tanto, la responsabilidad, desde el punto de vista jurídico, es ineludible.

Si analizamos el presupuesto de egresos, la cantidad de dinero que va a autorizar el Congreso de la Unión a seguridad pública es inmensa. El presupuesto de egresos de la federación para el año 2011, será de 3 billones 378 mil 345 millones de pesos. Para las áreas de seguridad se destinarán:

Secretaría de la Defensa: 50 mil 39.5 millones de pesos; a la Secretaría de Marina: 18 mil 270.2 millones; a la Secretaría de Seguridad Pública: 35 mil 732.6 millones; a la Procuraduría General de la República: 12 MIL 70.1 millones y a Seguridad Nacional (what ever that mean) 15 mil 503.4 millones de pesos. Lo anterior quiere decir, que de los bolsillos de los mexicanos se está financiando una “guerra” contra le delincuencia, oscura y turbia, que está costando miles de vidas, con pocos resultados tangibles. Con esa montaña de dinero se pudiera hacer algo más de lo que se hace para liberar a Diego. No quiero decir que se utilicen recursos fiscales para pagar el rescate, sino que de los recursos con los que cuentan las instituciones responsables de la seguridad pública se garantice la vida de Diego.

Los supuestos “Misteriosos Desaparecedores” consideran que la familia ha abandonado a Diego, y parece que el Estado también.

La Bachicha

¡Viva México, cabrones!