*

X

Dividen sitio sagrado en la India entre hindús y musulmanes

Política

Por: pijamasurf - 09/30/2010

En una compleja decisión la corte decide dividir sitio sagrado de los musulmanes y los Nirmohi Akara; la Mezquita de Babur en Faizabad era disputada por ambas partes

En una compleja decisión que sin duda pondrá a prueba la estabilidad política y el pacifismo religioso de la India, la corte del estado de Uttar Pradesh, decretó que un lugar sagrado disputado entre musulmanes y una vertiente del hinduismo conocida como Nirmohi Akara, deberá ser dividida entre ambos grupos religiosos. Ante la decisión final de la corte sobre este lugar que algunos han llamado el “próximo Jerusalén” por el fervor con que ha sido disputado, las autoridades locales temen un brote de violencia religiosa similar a los sangrientos enfrentamientos que ocurrieron en la India en la década de los noventas.

En el decreto dos de los tres jueces que “finalizaron” con esta disputa que comenzó en 1950, y que mantiene una gran relevancia histórica y religiosa. Dos de los jueces también decretaron que el sitio fue el lugar de nacimiento de Lord Ram, dios hindú que encabeza el credo religioso del grupo Nirmohi Akara, lo que fue fundamental para decretar la repartición del lugar sagrado en tres porciones: dos de ellas para los hindús y una más para los musulmanes.

Como un antecedente importante en 1992 se registró la destrucción de una mezquita en este sitio, también considerado sacro dentro de la religión musulmana, lo que motivó una violencia masiva entre ambos bandos. Autoridades de Uttar Pradesh y de los estados aledaños han desplegados miles de policías alrededor del lugar previendo un brote de violencia similar al de hace 18 años.

via WSJ

Te podría interesar:

Ni siquiera yo pude impresionar a Bob Dylan: Barack Obama

Política

Por: pijamasurf - 09/30/2010

El maestro Dylan no se impresiona frente a los hombres más poderosos del mundo y Obama queda positivamente sorprendido de su actitud

A sus 69 años Bob Dylan, uno de los más talentosos e inspiradores compositores del folk rock, sigue sin impresionarse del poder que pueden ostentar algunos políticos y empresarios. Su actitud genuinamente disidente, que en su juventud fue motivada por una franca rebeldía ahora, a punto de cumplir siete décadas de vida, parece más bien una cuestión de natural congruencia. Y a diferencia de sus contemporáneos, este señor parece no haber cedido ante aquellos intereses que alguna vez combatió.

El maestro Dylan fue invitado en febrero pasado a tocar en la Casa Blanca, en una reunión que incluía a muchos de los hombres más poderosos del mundo, para celebrar a los líderes del antiguo movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos. Pero a diferencia del resto de músicos que han acudido a interpretar en la residencia presidencial, Dylan se mostró discreto, e incluso frío, frente a sus anfitriones. “No se quería tomar una foto conmigo; generalmente todo el talento que viene aquí se muere por tomarse una foto del recuerdo conmigo y con Michelle antes del show, pero el ni siquiera se presentó a pedirlo” afirmó Barck Obama en entrevista con la Rolling Stone.

Tras terminar su acto Dylan se limitó a bajar del escenario, saludar de mano al mandatario mientras hacía un sencillo gesto con la cabeza, y posteriormente retirarse, siendo esta la única interacción que tuvo con Obama. El Presidente de Estados Unidos quedó positivamente sorprendido con el comportamiento de Dylan: “Así es justamente como hubiera imaginado a Dylan. No quieres que este coqueteando y lisonjeándote. Quieres que sea un completo escéptico frente a todo este escenario de poder”.

Es importante recalcar que esta actitud de Dylan no debe ser leída como un gesto de rechazo a Obama, ya que de haber sido Mc Cain el presidente lo más probable es que ni siquiera hubiera aceptado la invitación. Más bien se trata de un desplante de congruencia con sus principios de desconfiar del sistema, ya sea político o financiero (que por cierto es el mismo). Un gesto ciertamente admirable en estos tiempos donde la congruencia es el mayor reto y la virtud más cotizada a la que podamos acceder los seres humanos. Bien por Dylan...

via Independent