*

X
El derecho de propiedad privada se ha extendido a la luna a través de la agencia de bienes raíces Lunar Republic International

Autonombrada la “mejor agencia de bienes raíces lunares”, y con oficinas en la quinta avenida de Nueva York, Lunar Republic International se dedica a mapear y asignar derechos de propiedad privada sobre el terreno de la Luna. Esta organización es reconocida a nivel mundial por especialistas de derecho y legislación en el espacio.

Una buena parte del capital reunido por esta agrupación proviene de diversas empresas y organizaciones que ya han puesto, desde hace tiempo, sus ojos en la luna como una opción accesible para concretar una eventual expansión espacial. Y para mitigar las críticas y juicios en contra de esta imposición de la propiedad privada en la Luna, siguiendo el modelo que postula a la filantropía como “matizante” de prácticas cuestionables, Lunar Republic International utiliza parte del dinero que recibe para pagar becas universitarias y otros canales de ornamentación social.

Así que ahora lo sabes, si estas pensando en invertir algo de dinero en comprar propiedad podrías bajar tu inversión estratégicamente y adquirir un terrenito en alguno de los fraccionamientos lunares que han recibido nombres burdamente poéticos como “Mar de la Tranquilidad”, la zona premiere de la Luna a un costo de $37.50 dólares el acre, o el “Lago de los Sueños” a $34.24 dólares.

Te podría interesar:

Censura Reino Unido publicidad de helado que muestra a una monja embarazada

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/11/2010

Como un gesto diplomático ante la reciente visita del Papa Benedicto XVI el gobierno clausuró una campaña publicitaria del helado Antonio Federici que muestra la imagen de una monja embarazada

Como una medida explícitamente diplomática para recibir en tierras inglesas el máximo líder de la iglesia católica, el Papa Benedicto XVI, quien visitara este país hace un par de días, la comisión que regula los estándares publicitarios en el Reino Unido decidió clausurar una campaña que mostraba a una monja embarazada degustando un helado italiano.

La visita del Pontífice fue a esta nación principalmente protestante generó diversas manifestaciones y reclamos por parte de la población. Y tal vez, para matizar un poco los ánimos, fue que el gobierno británico optó por censurar esta campaña de la marca italiana de helados Antonio Federici. Pero a pesar de los esfuerzos diplomáticos, no se pudieron evitar masivas protestas y abiertas acusaciones en contra de la iglesia católica ante la visita de Benedicto XVI.