*

X
Entre el pánico y el circo: el aciago panorama actual de México con resonancias mundiales son parte de esta crónica política

Queridos amigos lectores de Pijamas Surf, los acontecimientos en nuestro triste país y en el mundo, nos abruman, nos asustan, nos deprimen y nos preocupan.

No podemos dejar pasar la nota que publicó oportunamente Pijamas Surf, revelando la noticia de que Goldmans Sachs, apuesta a la energía nuclear y venderá uranio. El banco podría, incluso, distribuir este elemento clave para la energía nuclear, después de que el año pasado compró el Constelletion Energy Group, el cual le entregó una cantidad, aun no revelada de uranio. Este banco fue uno de los más beneficiados con el rescate financiero de Bush y Obama. Hay quien asegura que el negocio incluiría suministro de combustible para la fabricación de armas nucleares. Es un fenómeno inédito, que adiciona un factor más de pánico a la atribulada población del planeta. El gobierno planetario empresarial, que deja atrás a los estados nacionales y que pone en jaque a la humanidad.

En México nos entretenemos con los desaguisados del Cardenal Sandoval, el Jefe Ebrad y la Suprema Corte. En una estancia en la ciudad de Guadalajara, me quedé atónito de comprobar que existen mentalidades conservadoras que apoyan a las barbaridades del cardenal. La discusión en la perla tapatía se centra, no en la acusación sin fundamento de que Ebrad maiceó a los ministros de la Suprema Corta para considerar constitucionales las reformas aprobadas por la Asamblea Legislativa del D.F., para legalizar matrimonios entre parejas del mismo sexo y la adopción de menores por éstas parejas , lo que constituye una calumnia difamatoria de la “innegable honestidad de los togados”, sino en la convicción de que la adopción de infantes por parejas del mismo sexo es un acto antinatural. Nadie niega el derecho del cardenal de criticar, oponerse y estar en desacuerdo con los matrimonios gay´s y con la adopción de menores, pero otra cosa es retar a las instituciones legalmente constituidas.

El senador Manlio Fabio Beltrones, se hace como el tío Lolo, al declarar que se debe legislar para que el presidente no nombre en el gabinete a “sus cuates”, que no pasan control de calidad. Yo pregunto: ¿Qué López Portillo no era cuate de Luis Echeverría? El problema no estriba en que el presidente nombre a sus cuates en su equipo de trabajo. El problema se presenta cuando los “cuates” que nombra, no están capacitados, son ineficientes y corruptos.

El asesinato de 79 emigrantes centro y sudamericanos, en Tamaulipas, es un crimen que nos pone la piel de gallina, y que refleja el grado de descomposición de México y de los mexicanos. Los niveles de crueldad para obtener dinero, ya rebasaron todos los límites.

¿Qué le está pasando a México?

La crisis particular del sistema capitalista mexicano ha tomado un derrotero muy peligroso. Los valores, morales, sociales, éticos, culturales y políticos se encuentran enfermos, distorsionados. Matar, matar para ganar dinero (¿fácil?) denigra al ser humano, lo animaliza. Indigna, ofende que se aproveche de personas inocentes, absolutamente vulnerables por su condición de extranjeros migrantes, para extorsionarlos mediante secuestro, a ellos y a sus familias que se encuentran lejos, para después ejecutarlos a sangre fría, por su pobreza, indigna a una nación entera, debatiéndose en la peor crisis que yo tenga memoria.

La guerra contra el narcotráfico del gobierno calderonista, desató a todos los demonios del infierno. Muy rápido, esta estúpida guerra está transitando a una guerra generalizada. Por lo pronto, los privilegiados, sacaron 51 mil millones de dólares del país. ¿Qué sigue?

Te podría interesar:

¿Fiestas patrias o fiestas fatuas? La absurda cantidad de dinero que se gasta en el Bicentenario

Política

Por: pijamasurf - 08/26/2010

En medio del pánico, el gobierno mexicano recurre al circo como anestesia; ¿qué se podría hacer con el dinero que se está gastando en la celebración?

La tradición política de utilizar las grandes fiestas nacionalistas para distraer al pueblo de los verdaderos problemas que les apremian tiene una nueva épica en el Bicentenario mexicano. Aunque reafirmar un poco los valores nacionales y festejar un aniversario tan monumental es algo natural y hasta sano, gastar 2,971,600,000 pesos y enfocar toda la industria cultural monotemáticamente a esta celebración es sumamente infértil y cuestionable.

El sitio Aguafiestas.mx, hace un buen trabajo de recopilar lo que significaría esa cantidad invertida de otra forma, para atacar los enorme problemas que tiene México:

Multiplicar 9 veces el presupuesto asignado al Fondo Nacional de Desastres Naturales.

Financiar toda la estrategia para la reconstrucción social de Ciudad Juarez.

Saldar 6 veces el recorte que sufrió el INEA este año.

Saldar 4 veces el recorte presupuestal propuesto para el CONACyT.

Sanear 6 veces la cuenca de Chapala.

La pregunta obvia es qué es más importante, la pompa nacionalista, traer a Lady Gaga, emborracharnos en la fastuosidad, celebrar héroes confusos de uno de los países más desiguales del mundo o invertir el dinero en intentar solucionar los problemas 'reales' que tiene el país.

No sólo es el gobierno, es todo el aparato del estado, los medios e incluso la religión (El Episcopado dice que es pecado no festejar el Bicentenario). Televisa echa andar su serie de programas de los' héroes' de la independencia hoy; Iniciativa México es la pantalla de la acción y organización filantrópica, que repara con la mano derecha la sociedad que con la mano izquierda sigue destruyendo.

Además, la fiesta del Bicenteneario contribuye a generar la misma cultura que nos tiene leyendo apenas 2.9 libros al año. Shakira y Lady Gaga son las musas, Alek Syntek nuestro poeta cantor con el himno del Bicentenario. Los fondos del cine estatal se van a hacer todos películas con temas patriotas, dejando a un lado las propuestas creativas de los jóvenes.

No dejen de visitar Aguafiestas para festejar con conciencia de que estamos aventando la casa por la ventana.