*

X
Ley en Alemania busca proteger la privacidad “digitalmente pública” de los aspirantes a una vacante laboral

Siguiendo la filosofía de “si me quieres contratar mira mi CV y no mi Facebook”, Alemania esta a punto de aprobar una ley que prohíbe a empresas y empleadores consultar el perfil de Facebook de los aspirantes a vacantes que se ofrecen. Aunque resulta un poco paradójica este protección de la privacidad de una persona, que voluntariamente ha hecho pública parte de su vida a través de la red social, lo cierto es que también evita una posible discriminación o ciertos prejuicios en contra de estas personas.

El motivo de esta ley es que en diversos países se ha registrado una práctica en la que las empresas consultan los perfiles en Facebook u otras redes sociales de los candidatos que aspiran a obtener el empleo que están ofreciendo. Una encuesta realizada por CarrierBuilder en 2009, reveló que en Reino Unido el 43% de las compañías consultaba, como información complementaria al CV y a la entrevista, la vida de los aspirantes en Facebook.

Ante estas cifras, aunado a advertencias como la lanzada por Erik Schmidt, el CEO de Google, la semana pasada, han creado un ambiente de incomodidad por parte de muchos usuarios que ya piensan dos veces el revelar información personal en sus cuentas personales de las redes sociales. Sin embargo, ahora con el surgimiento de leyes como la que esta a punto de aprobarse en Alemania, la tranquilidad tal vez regresará a los voyeuristas digitales pues ya no tendrán que temer que su vida “personal” sea consultada por sus futuros empleadores.

La agresiva ONG ecológica Greenpeace critica a la malvada red social por invertir en un datacenter que no usa energía renovable.

Aunque su popularidad sigue creciendo enormemente en el mundo, parece que Facebook se dedica ha realizar medidas poco populares como decir que la privacidad es cosa del pasado o invertir en un datacenter de 180 millones de dólares en Portland, Oregon, que funciona en un 83% a base de energías no renovables (gas y carbono). Greenpeace ha salido al quite criticando a la empresa de la cual se esperaría una medida de mayor conciencia ya que es un líder de opinión y supuestamente está formada por gente joven que se preocupa por el planeta ("coal is not cool").

Greenpeace ha empezado una campaña contra Facebook, dentro de la misma red social para reunir a 500 mil personas en contra del nuevo datacenter y la política energética de esta oscura red social. Los modos de Greenpeace son poco refinados y es de esperarse que intenta alguna estratagema política escandalosa para generar atención en este sentido. Piden que Facebook se comprometa a no usar energías no renovables.

Más en Greenpeace