*

X
El presidente de México, Felipe Calderón busca crear una policía única bajo sus órdenes, y continuar así su delirante combate contra los "malosos" despachando desde su "corral".

En una inolvidable película del gran Tín Tán, este representó el papel del legendario Zorro de las altas Californias, que combatía a los malos que explotaban a los indios mexicanos, con un antifaz y un látigo. En la gloriosa película de Tín Tán, éste combatía a los malosos a base de mambos y cha cha chás.

La metáfora que empleó Felipe Calderón, para quejarse de que “el corral ¿estará? en manos de las zorras”, si no se aprueba la “policía única”, es una estrategia tramposa para presionar al Congreso de la Unión, y a los gobiernos de los estados, para aprobar lo que sería su iniciativa de ley para crear la Policía Nacional, bajo sus órdenes. Una policía única que resultaría carísima, que sustituyera a las miserables policías municipales y que controlara en un solo mando a las policías estatales. O sea, que el presidente de la república, no sólo va a tener el mando de las fuerzas armadas, sino que además, tendría el mando de todas las policías. Eso significa más presupuesto y absoluta toma de las decisiones centralizadas sobre la seguridad pública, al estilo Diaz Ordaz.

Desde el punto de vista del derecho constitucional, es el rompimiento del pacto federal. Ni los estados y municipios, al perder el imperio de sus decisiones soberanas en materia de seguridad, serán nunca jamás libres y autónomos como lo establece la Carta Magna.

Tratando de descubrir el sentido oculto e inconfesado de la metáfora de Calderón, no me queda otra que suponer que el corral es la residencia oficial de los Pinos y que el zorro mayor se llama Felipe.

Gobierno de EU puede colocar secretamente rastreador GPS en tu vehículo

Política

Por: pijamasurf - 08/25/2010

Se aprueba ley en Estados Unidos que permite al gobierno instalar en secreto un GPS en tu automóvil para rastrearte

Recientemente se ha aprobado una ley en Estados Unidos, que será valida dentro de nueve entidades y que favorece a la vigilancia gubernamental por sobre el derecho a la privacidad de los ciudadanos. Ahora las fuerzas policíacas del gobierno estadounidense cuentan con la facultad legal para infiltrar, secretamente, tu automóvil y colocarle un rastreador satelital, GPS, para que en sepan en donde te encuentras en todo momento.

La Corte de Apelaciones de Estados Unidos, que ejerce jurisdicción en California y otros ocho estados del oeste, autorizó esta medida a las que las autoridades pueden recurrir sin la necesidad de una orden de cateo. Esta polémica y, sin duda, cuestionable ley se desató a partir de un caso en 2007, en el que miembros de la agencia antinarcóticos de este país, la DEA, instalo un GPS en el auto de un sujeto que presumiblemente crecía marihuana en su hogar de Oregón. Pero cuando Juan Pineda-Moreno se percató de ello denunció ante un juez la acción. Finalmente los “reguladores de la ley” fallaron a favor de la DEA afirmando que la medida era completamente legal.

Pero tal vez lo peor de esta intrusiva ley, es que bizarramente los únicos que quedan excluidos de ellas son las personas adineradas. Resulta que la ley no es aplicable sólo en caso de que los automóviles se encuentren dentro de una residencia “protegida”. Lo cual quiere decir que aquellas residencias que cuenten con equipo de vigilancia como cercas eléctricas, sistema de circuito cerrado, y otros recursos, estarán exentos de que la policía se infiltre fugitivamente en la noche a violar su privacidad. Sobra decir que una buena parte de la población estadounidense no tiene los recursos para equipar con este tipo de dispositivos sus hogares.

via Time